El pozo de los deseos reprimidos

Los cambios en Tv Azteca

Cuando un empresario de medios le dice públicamente a su gente: "Nos vamos a chingar a los de enfrente" es porque algo muy importante va a pasar.

Eso fue lo que Benjamín Salinas, CEO de Tv Azteca, le dijo a cientos de personas, de todos los niveles, de todas las áreas, que se congregaron ayer en un evento que se organizó en la televisora del Ajusco.

Tuve el privilegio de estar ahí y le voy a decir la verdad. Yo esperaba el típico discurso, como de político en campaña, de toda la vida.

Usted sabe: "Amigos, los quiero mucho, somos los mejores. Sí, sí, sí. Aplausos para todos. Comamos".

Y pues no, el joven Benjamín tomó el micrófono y lo primero que hizo fue poner en su lugar a sus empleados y colaboradores. Fue muy rudo.

Imagínese las caras de todos esos ejecutivos, actores y conductores cuando este señor, en lugar de dales por su lado, les dijo:

"Estamos mal. Es obvio que tenemos una cultura dañina. No hay que fingir. Debemos llamar las cosas por su nombre. No tenemos la cultura laboral que deberíamos tener.

"Y lo más grave de todo es que esta cultura nos quitó la voz. Nos quitó la capacidad de ser creativos, de innovar. ¿Sí o no?

"Hemos perdido la capacidad de la crítica y la autocrítica.

"El diagnóstico es duro. Estamos amordazados por el desprecio entre nosotros mismos. Vivimos con rivalidades inútiles y un profundo individualismo."

¿Sabe usted el valor que se necesita para decirle esto, en su cara, a toda esa gente?

¿Pero quiere que le diga qué es lo más impresionante de este discurso?

Que aplica para la gran mayoría de las televisoras públicas y privadas de todo México. No nada más para Tv Azteca.

La diferencia es que ahí alguien tuvo los pantalones de reconocerlo, de afrontar el costo político de estas palabras y de tomar medidas.

Fíjese bien lo que recalcó Benjamín Salinas inmediatamente después de dejar en shock a su audiencia:

"Esto ya no cabe en Tv Azteca. Se acabó. La reinvención comienza aquí. Quiero recuperar la voz de Tv Azteca y la voz de Tv Azteca son ustedes, soy yo, somos todos nosotros.

"Necesitamos recuperar la voz creativa, la voz libre de prejuicios y de miedos. Quiero que cada uno de ustedes recupere esa voz. Quiero escucharlos, escuchar sus propuestas, sus ideas.

Me voy a encargar de tener las puertas abiertas y que las mejores aportaciones sean reconocidas y premiadas. Vamos a empezar una gran reinvención en esta empresa y esa reinvención empieza en cada uno de nosotros."

Le juro que me sentí como en los mejores momentos de la historia de la televisión mexicana.

Como cuando Ricardo Salinas comenzó en este negocio, como cuando el también joven Emilio Azcárraga Jean tomó las riendas de Televisa a la muerte de su padre y reunió a su gente en un foro abierto para pedirle su apoyo y confianza.

Me encantó la sinceridad del discurso de Benjamín Salinas, pero me encantó más que anunciara cambios de fondo en la televisora del Ajusco.

No más fábricas raras y rivales en el organigrama de Tv Azteca. Los canales 13 y 7 recuperarán su identidad bajo el mando de nuevos jefes.

El director de la que ahora se llamará Estudio 13 será Mauricio Majul y el Estudio 7, Rodrigo Fernández.

Todo el mundo podrá presentar proyectos, propuestas de coproducción y hasta producciones independientes en lo que será el año con mayor inversión de toda la historia de esta empresa.

Habrá más y mejores contenidos y mucha, pero mucha competencia.

Perdón, pero esto, que suena tan obvio, ya no existía. Tv Azteca no le hacía el menor daño ni a Televisa ni a nadie.

Ahora, sí. Y esto a mí me emociona muchísimo, porque competencia es conveniencia y porque como tuve el honor de haber vivido la guerra de las televisoras de los años 90, pocas cosas me pueden hacer más feliz que volver a ver eso.

A que el noticiario de un canal le gane las notas al del otro, a que la telenovela de una señal sea más original y más atrevida que la de la otra, a que los periodistas de deportes y de espectáculos se maten por marcar la agenda, por conseguir la mejor entrevista, por noquear al enemigo.

Creo que estamos ante el principio de algo que obviamente no se va a dar de un día para otro, pero que si es de verdad, podría ser mucho muy importante, la respuesta que miles de personas estaban esperando no solo en Tv Azteca, sino en toda la industria de la televisión mexicana.

Mucha gente no cree, ha escuchado promesas que jamás se han convertido en realidad ahí y en otros canales desde hace muchos años.

Yo quiero creer. El hecho de que este discurso lo haya dado alguien nuevo, joven y que al mismo tiempo es dueño, me llena de esperanza.

Habrá que seguir de cerca a Estudio 13 y a Estudio 7. Observar sus movimientos, sus lanzamientos.

Habrá que ver qué pasa. Yo, por lo pronto, insisto, me siento como en los mejores momentos de la historia de la televisión mexicana. ¿Usted no? 

@AlvaroCueva