El pozo de los deseos reprimidos

¡Adiós, Carrie Fisher! ¡Hola, Sherlock!

Estoy devastado por la muerte de Carrie Fisher y es que a pesar de que hizo muchas cosas, ella, en mi corazón, siempre será la princesa Leia de Star Wars.

Tal vez esta noticia signifique muy poco para las nuevas generaciones, acostumbradas a que cualquier persona puede vivir para siempre gracias a la tecnología y a los efectos especiales.

Pero para un hombre de mi edad es una tragedia.

La princesa Leia no era un dibujo animado, una marioneta, un puppet, un muñeco de plastilina, un robot o una máscara. Era una mujer de carne y hueso.

Y a diferencia de otros grandes personajes de la cultura pop como Doctor Who, James Bond y la Mujer Maravilla que, con el paso de los años, fueron interpretados por diferentes actores, la princesa Leia siempre fue Carrie Fisher.

Nunca nadie pensó que podría morir.

Sí está muy grueso esto le estoy diciendo porque nos habla de la perfecta fusión entre ciertos actores y ciertos personajes, en la importancia de figuras como la de la princesa Leia, y en un momento muy específico de la historia del entretenimiento internacional.

Antes de esa época hubiera sido inimaginable que una persona hubiera tenido la propiedad de una interpretación.

Hoy, al contrario, entre más actores pasen por un personajes, mejor. A los altos mandos de la industria del espectáculo no les interesa la gente.

Ellos lo que quieren son marcas y si no me cree voltee a ver a Batman, el Guasón, Mary Poppins, Ben Hur, los X-Men y sucursales anexas.

Star Wars nació justo cuando tenía que nacer y la muerte de Carrie Fisher es un golpe muy duro para el alma de nosotros, la primera generación que gozó con ese fenómeno porque aniquila uno de nuestros símbolos más hermosos, porque nos confronta con nuestro propio fin.

Si ella, que parecía eterna, ya no va a estar aquí. ¿Qué podemos esperar los demás?

¿Con quién vamos a soñar en una galaxia muy, muy lejana? ¿A quién vamos a seguir y a admirar en las próximas películas de Star Wars?

¿Qué va a pasar ahí después de las escenas que dejó filmadas para el resto de la saga?

¿Habrá reencuentro con Luke? ¿Tendrán algún sentido todos los secretos que se iban a revelar en los episodios VIII y IX sin ella o en el rostro de alguna otra actriz?

Pase lo que pase, esto es muy triste. Una parte de millones de hombres y mujeres que crecimos con La guerra de las galaxias muere con Carrie Fisher. Descanse en paz. ¿O usted qué opina?

Muy importante

Mire, las cosas están de lo más complicadas en la fuente del entretenimiento.

Quienes nos dedicamos a esto no terminamos de reportar una cosa cuando ya está sucediendo otra.

Es imposible planear o, como es lógico a estas alturas del año, resumir.

Por eso le voy a pedir un favor particularmente especial: apunte desde ahora una recomendación de oro que le voy a hacer y que de seguro no va a encontrar en muchos lados.

Este domingo 1 de enero a las 22:00 se va a estrenar la cuarta temporada de Sherlock por el canal BBC Entertainment.

Ojo, todavía faltan varios días, va a ser domingo y, peor tantito, va a ser 1 de enero. A cualquiera se le podría olvidar.

Por eso es fundamental que lo anote en las alarmas de su celular o que lo deje programado en su sistema de cable o de antena directa al hogar.

Sherlock es una de las mejores series de televisión de todo el mundo. ¡Y la vamos a ver el mismo día que se estrena en Reino Unido!

Sería un gravísimo error que usted se perdiera esta joya que no ha generado nada nuevo desde el especial de Navidad del año pasado. Y esto no ha sido porque sus creadores no hubieran querido o no hubieran podido darnos más.

Ha sido porque, como usted sabe, el impacto de este concepto ha sido tan grande que Benedict Cumberbatch y Martin Freeman, sus protagonistas, se convirtieron en dos de las figuras más cotizadas del cine internacional.

Era materialmente imposible compaginar sus agendas para permitirles continuar con este joven clásico de BBC, pero por fin se pudo y el resultado promete ser un acontecimiento mundial.

A todo lo que estábamos acostumbrados a ver en este proyecto se le va a sumar un paquete de nuevas circunstancias, como la paternidad, que va a alterar la vida de sus personajes más importantes.

Y el resultado va a ser más emocionante, más intrigante, más divertido. No se lo puede perder.

En el remoto caso de que usted jamás haya visto Sherlock, está a tiempo de ponerse al día buscando sus primeras temporadas, que son muy breves, ya sea en las repeticiones que se están transmitiendo por BBC Entertainment o en plataformas como Netflix.

¿Ya lo anotó? Domingo 1 de enero de 2017, 22:00 horas, Sherlock (4), canal BBC Entertainment.

Disculpe, por favor, la premura y el tono pero, a como están las cosas, si me espero a recomendarle esto dos o tres días antes de su estreno, quién sabe si lo alcance a hacer. ¿A poco no? 

alvaro.cueva@milenio.com