El pozo de los deseos reprimidos

Vuelven los mejores

Vamos a ser honestos, ¿cuáles son los mejores programas de televisión del mundo?

Piénselo porque, tristemente, usted y yo solo tenemos acceso legal a unos cuantos de ellos como Top Gear, del canal BBC Entertainment.

Sí, Top Gear, ese título que hizo que miles de mexicanos se rasgaran las vestiduras hace algunos años porque sus conductores se atrevieron a criticar un auto de fabricación nacional, es una obra maestra de la televisión global.

Y no nada más lo digo yo, lo dicen los más grandes expertos de todo el planeta.

Mire, para acabar pronto, en México no tenemos ni un solo programa que le llegue a los talones a Top Gear y no me refiero nada más a producciones especializadas, me refiero a todo.

¿Y qué es ese todo? Información, entretenimiento, investigación, crítica, producción, trabajo en estudio, trabajo en locaciones, poder de convocatoria, impacto en la fuente, audiencias, resultados.

Si usted no lo ha visto, búsquelo inmediatamente. Si ya lo conoce, coincidirá conmigo en que es una maravilla nada más por la manera como sus conductores nos llevan del humor al horror, del drama a la comedia y de lo aspiracional al análisis.

Y no le he dicho nada. Top Gear es un show de carros. Así de fácil, así de complicado. ¡Pero qué show!

Sus conductores nos informan de lo último que está pasando en la industria automotriz al mismo tiempo que lo van desmenuzando en un estudio gigante retacado de espectadores.

Mientras hacen eso, van presentando dinámicas en las que conducen coches de todo tipo en situaciones tan alucinantes que aquello adquiere un sentido todavía más espectacular.

Por si esto no fuera suficiente, de repente reciben la visita de algunas de las más grandes personalidades del cine, el deporte y la música de los cinco continentes.

Y esos invitados, por supuesto, o manejan carros también en condiciones especiales o participan en entrevistas o concursos que combinan la adrenalina con lo hilarante.

Por Top Gear desfilan los autos más caros, pero también los más baratos. Los mejores, pero también los peores.

No es una propuesta con contenidos patrocinados por debajo del agua, no es un infomercial. Es partir de los motores como un pretexto para elevar a los televidentes a niveles muy altos.

Es imposible que usted se aburra viendo esto, aunque odie los coches. ¡Se lo juro!

No me quiero ni imaginar la cantidad de tiempo, dinero y gente que se necesitan para sacar al aire uno solo de sus capítulos.

¿Cuál es la nota? ¿Por qué le estoy escribiendo esto? Porque hoy a las 21:00, por BBC Entertainment, se estrena la nueva temporada de esta emisión y es un verdadero privilegio que la vayamos a poder ver.

No le voy a vender trama de lo que va a pasar en el episodio de hoy pero será, como siempre, sorprendente, increíble, inolvidable.

De veras, si usted ama la televisión, en lugar de perder el tiempo jugando a despreciar ciertos programas de ciertos canales, abra su mente y vea lo que en verdad vale la pena, vea la mejor televisión del mundo, vea Top Gear.

No, pero espérese, porque esto se pone más atractivo, ya que inmediatamente después, a las 22 horas, por ese mismo canal, BBC nos va a presentar su nueva producción de motores: Mud, Sweat and Gears.

Si usted pensaba que lo había visto todo en materia de televisión y automóviles era porque no le había tocado observar este concepto.

Es un programa de televisión conducido por dos de los mejores periodistas especializados en coches del mercado británico.

¿En qué consiste? En verlos tomar carros comunes y corrientes (lo cual ya es toda una aventura) para transformarlos en algo muy loco tanto en fondo como en forma.

¿Entonces es como el típico espectáculo de transformaciones automotrices de toda la vida?

No, porque aquí hay un componente de competencia que marca la diferencia y algo todavía más emocionante: la destrucción.

¿Se acuerda usted de esas películas clásicas de Hollywood donde los carros explotan y las piezas vuelan por todas partes entre chispas, fuego y humo?

Bueno, pues los conductores de Mud, Sweat and Gears hacen eso pero en el mundo real, provocando cualquier cantidad de reacciones entre el público.

¿Sabe usted lo que es haber visto la transformación de algo sin chiste en una pieza de colección para luego perderla irremediablemente?

¿Sabe usted lo que es ver esto, por un asunto de rivalidad? Es emocionantísimo, adictivo pero, además, está muy bien hecho, muy bien conducido.

No se parece a nada que esté en este momento en algún otro canal y le va a dar la oportunidad de enterarse y de divertirse con cosas que ni se imagina.

Luche por hacer algo distinto esta noche, por crecer, y sintonice de 21:00 a 23:00 el canal BBC Entertainment para que disfrute de la nueva temporada de Top Gear y del estreno de Mud, Sweat and Gears. Le van a gustar. De veras que sí.

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV