El pozo de los deseos reprimidos

Viaje a la depresión

No sé si a usted le pase lo mismo, pero en los últimos días, mirar la mayoría de nuestros bonitos noticiarios nacionales es algo así como un viaje a la depresión.

No hay manera de ver aquello y de no pensar en el suicidio. Todo está mal y si no, es demasiado obvio el anuncio, el infomercial.

Si a esto le agregamos que muchas de las estructuras de esas emisiones son como de 1964 y que un alto porcentaje de esos conductores son de franca flojera, créame, tenemos un problema.

Por eso me estoy dando a la tarea de buscar opciones diferentes, de elegir con mucho cuidado dónde y cómo enterarme de las cosas, y de divertirme solo con productos del más alto nivel.

Además, no sé si usted piense lo mismo. Yo ya no tengo 45 minutos completos para ver un mismo noticiario, mucho menos una hora, tres o más. Lo quiero todo rápido y bien.

El caso está en que hace varias semanas, luchando por huir de las noticias, llegué al canal truTV y me encontré con el estreno de una joya de la televisión internacional. Se llama MANswers.

Antecedente: ¿De casualidad usted conoce 1000 maneras de morir?

Es un programazo de los cables y las antenas directas al hogar que de repente se puede ver en algunas señales públicas de toda la nación.

De lo que se trata es de hacer divulgación científica a partir de casos reales y disparatados de personas que murieron por alguna estupidez, como caer de boca y perder el conocimiento sobre una cama de cemento fresco o por querer hacerse una auto-liposucción con una aspiradora.

Es más o menos como La ciencia de lo absurdo. Uno lo mira, no puede parar de reír y, como no queriendo la cosa, aprende.

1000 maneras de morir es uno de los mejores programas de toda la industria de la televisión mundial.

MANswers es más o menos lo mismo que 1000 maneras de morir, pero parte de algo todavía más enloquecedor: lo que, se supone, todo hombre siempre quiso saber, pero que jamás se atrevió a preguntar, porque era, o demasiado fuerte, o demasiado idiota.

¿Cómo qué? Como, por ejemplo, dónde está la playa topless más sexy del mundo, qué es lo primero que un chavo mira cuando tiene enfrente a una chava o si es posible resucitar a un ahogado sustituyendo la respiración de boca a boca por algo menos comprometedor en términos sociales como una inspiradora ráfaga de pedos.

¿Resultado? Una experiencia increíblemente morbosa, pero al mismo tiempo picante, sorprendente, hilarante y, ojo con lo que voy a decir, educativa.

Sí, yo sé que la palabra educativa no es la más seductora cuando uno habla de cierto tipo de televisión, pero aquí se convierte en algo fabuloso.

Si la Secretaría de Educación Pública aplicara las técnicas de MANswers a sus programas didácticos, le juro que tendríamos el país más culto del planeta.

Le voy a contar un caso nada más para que usted entienda el espíritu de esta obra de arte de truTV.

Pregunta: ¿Es cierto que los delincuentes pueden meter armas a las cárceles escondiéndoselas en el recto?

La respuesta es sí, pero a partir de ahí comienzan otras preguntas igual de extravagantes como: ¿Qué es lo más peligroso que un hombre ha metido a una cárcel a través del recto?

Y empieza la acción: historias de gente que ha metido pistolas de varias pulgadas y de tipos que han introducido granadas, cuchillos, navajas de afeitar y cosas peores.

Mientras nos vamos enterando de eso, vamos viendo sketches de unos cuantos segundos, fotos, animaciones, declaraciones de grandes criminólogos y nos vamos enterando de lo que jamás habíamos imaginado del ano, las cárceles y hasta de la historia de la impartición de justicia en el mundo.

Todo es de a de veras, desde el caso del hombre que se metió una pistola en el recto y murió cuando se echó una flatulencia y el arma, en consecuencia, se disparó, hasta las estrategias quirúrgicas a través de las cuales los médicos extraen todas estas curiosidades.

Y todo lo que le acabo de decir dura como tres minutos en pantalla, porque luego vienen otras preguntas, más anécdotas y más información.

Aquí, el ritmo lo es todo. ¿Para qué? Para que la gente no se vaya, para que jamás pare de carcajear, para que siempre se esté sorprendiendo.

Uno mira MANswers y siempre quiere más, más, más.

Lo único raro es esa extraña percepción de que hay preguntas tontas para hombres y preguntas listas para mujeres. ¡Pues no!

Fuera de eso estamos ante un show altamente recomendable y adictivo que, casualmente, se transmite hoy en capítulos de media hora desde las 19:30 hasta las 22:00.

Si usted, como yo, está desesperado ante el horror de noticias que se están generando y ante la ausencia de suficientes propuestas que traduzcan todo eso sin deprimirnos, sintonice ya, pero ya, MANswers por truTV.

Le va a servir de terapia, se va a reír y hasta aprenderá cosas que nunca se propuso. Se lo recomiendo.

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV