El pozo de los deseos reprimidos

Va a ser un infierno

La próxima semana va a ser un infierno y no lo digo nada más por las elecciones. No, vamos a tener un auténtico atascadero de televisión.

Como va a ser comienzo de mes, la gran mayoría de los canales de los cables y de las antenas directas al hogar van a lanzar sus mejores producciones.

Pero como va a coincidir con la llegada a México de mucho de lo que las televisoras estadunidenses han estado estrenando en las últimas semanas por cuestiones estratégicas de su mercado nacional, la cantidad de títulos va a ser escandalosa.

A esto súmele que empresas como Netflix van a tirar la casa por la ventana con muchísimas novedades y que los canales nacionales también van a presentar otras cosas.

No, y ni hablemos de lo que va a pasar en materia de televisión deportiva.

Entre los resultados de la final del futbol mexicano y todas las copas que vienen, nos vamos a poder convulsionar luchando por elegir entre tantas opciones.

Se lo juro, esto va a ser el infierno y solo unos cuantos televidentes muy abusados se van a poder quedar con las series, los programas y los eventos que realmente van a valer la pena.

De todo lo que viene, hay una emisión que me preocupa de manera particular, porque no viene por ninguna de las grandes plataformas transnacionales ni por algún riquísimo canal de televisión de paga capaz de invertir millones de dólares en publicidad.

Al contrario, es un admirable esfuerzo de la televisión pública mexicana producido con muy pocos recursos, pero con todo el talento del universo.

Me refiero a la miniserie Réquiem por Leona Vicario, que Canal Once va a estrenar el próximo miércoles a las 20:00 horas.

Imposible que Canal Once compita contra Netflix o HBO. Imposible que le robe los ratings a Televisa o a Azteca.

¡Caray, aquí es imposible hasta que la prensa especializada en espectáculos se digne a dedicarle una micronota!

Y esto es muy injusto porque, para empezar, este trabajo, a diferencia de cualquier otro, usted y yo lo pagamos con nuestros impuestos.

¿A usted no le interesa saber adónde va a parar el dinero que mes a mes le entrega al gobierno? ¿A usted no le interesa saber en qué se lo gastan nuestras autoridades?

Réquiem por Leona Vicario es lo más hermoso que se le pudo haber ocurrido a Canal Once para invertir nuestro dinero, porque es una producción profundamente hermosa, inteligente y creativa.

¿Sabe usted quién es la responsable de este proyecto? Patricia Arriaga, la autora de joyas como XY, Bizbirije y El diván de Valentina.

Yo ya tuve oportunidad de ver este material y le juro que es precioso, emocionante y divertido, algo que no le puedo dejar de recomendar.

Y no, no es la típica serie biográfica de toda la vida donde los personajes históricos acaban, o convertidos en estampitas como las que estudian los niños de primaria, o como pretextos grotescos para convertir sus aventuras en fantasías eróticas sin ton ni son.

Esto, por increíble que parezca, es diferente. Es una propuesta donde el público no solo va a tener todo lo bueno, todo lo malo, todo lo profundo y todo lo superficial de su protagonista. Va a participar.

¿Cómo? Juzgándola como parte de una dinámica sensacional que es la que le da sustento a este concepto.

Réquiem por Leona Vicario consta de cuatro capítulos de media hora a través de los cuales vamos a ver a un montón de personajes, que en verdad existieron, atacando o defendiendo a esta señora.

¿Y por qué la atacan? ¿Por qué la defienden? Porque el punto de partida de esta miniserie es la muerte de esta mujer fundamental en la historia de nuestra Independencia.

Y como acaba de morir, al gobierno se le ocurre organizar una especie de asamblea pública para decidir si la van a enterrar con honores de estado si la van a nombrar la dulcísima madre de la patria o si van a permitir que la pongan en una tumba equis como a cualquier hija de vecina.

¿Por qué habría que ver esta miniserie si hace mucho que dejamos atrás los temas de la Independencia y las nuevas tendencias de la televisión van por otro lado?

Hay que verla, porque esta exquisitez, tal vez sin proponérselo, es la propuesta que más viene al caso con lo que nuestro país está viviendo en la actualidad.

Ahí se denuncian nuestra incapacidad para ponernos de acuerdo para cualquier cosa, nuestra polarización, nuestros odios y hasta nuestro racismo. ¡Es una gloria!

Y lo más increíble es que tiene tintes de humor y que está protagonizada por muchos de nuestros mejores actores del cine y el teatro.

Por lo que más quiera en la vida, apúntelo en su agenda y luche con todas sus fuerzas por estar ahí.

Sería una lástima que con todo lo que va a pasar en tantísimos canales usted y su familia se vayan a perder de algo tan bueno y, lo más importante, tan nuestro.

Es Réquiem por Leona Vicario, miércoles 3 de junio, 20:00, Canal Once. ¡Ahí nos vemos!  

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV