El pozo de los deseos reprimidos

Terror en PCTV

Todavía no nos reponíamos del escándalo del Werevertumorro, de Yuya y de otros videoblogueros mexicanos cuando ya estábamos viviendo otra historia de terror: PCTV.

Como usted sabe, desde el martes pasado, todos los canales de esa empresa desaparecieron de las cableras afiliadas a Televisa.

Lo que le estoy diciendo no es cualquier cosa, estamos hablando de grandes frecuencias como TVC, TVC Deportes, Pánico, Platino y Cine Mexicano, por mencionar solo las más importantes.

¿Sabe usted lo que esto significa para el público y los anunciantes? ¿Ya se puso usted a pensar en lo que esto representa a nivel industria, a nivel empleos?

Es un escándalo de proporciones mayúsculas, un tema que se presta para cualquier cantidad de especulaciones, desde censura, competencia y agentes preponderantes hasta monopolios, envidias y cosas peores.

Obviamente, como estamos en tiempos de rencor, como nadie puede decir nada por las implicaciones legales y como la palabra Televisa forma parte de este conflicto, medio México ya fue y vino inventándose cualquier cantidad de barbaridades.

Yo solo le quiero recordar que ninguna cablera tiene la obligación de incluir todos los canales disponibles en el mercado y que no es la primera vez que un grupo de compañías de televisión de paga saca una o varias señales importantes.

Ya había pasado con el corporativo Fox. Ya había pasado con el corporativo Discovery. ¡Y estamos hablando de Fox! ¡Y estamos hablando de Discovery!

¿Y en qué terminaron esas historias? En nada. Pasaron semanas, meses, y todo volvió a la normalidad.

¿Quién le dice a usted que el día de mañana las frecuencias de TVC no volverán a los sistemas de siempre o que no encontrarán su distribución en otros lugares, en otras marcas?

El mundo no se acaba para ninguna empresa de comunicación si se aleja de Televisa.

Ahí está el caso de los canales de MVS Televisión, que son muy buenos y que en este momento triunfan en Dish y en varias cableras de los estados.

Hoy, así como están, los canales de PCTV llegan a 3.5 millones de mexicanos. ¿A usted se le hace despreciable esa cifra? Entonces no hagamos escándalo donde no lo hay.

PCTV no ha muerto, sigue cumpliendo con sus tareas. A lo mejor usted no lo sabe, pero estamos ante una empresa que sigue siendo la envidia de las multitudes.

¿A qué se dedica PCTV? Primero, a la distribución de señales.

¿Qué quiere decir esto? Que gracias a que existe esta marca, muchas cableras que a lo mejor no tienen grandes capitales pueden tener acceso a las frecuencias más cotizadas del mundo como TNT y Cartoon Network.

Esto es precioso. ¡Y a que nadie lo reconoce!

¿Qué más hace PCTV? Organiza eventos, edita revistas y genera contenidos como los que usted seguramente ha visto en canales como TVC y TVC Deportes (TVC Networks).

Ojo, estamos hablando de noticiarios que de repente le meten sustos a los noticiarios de la televisión abierta y de programas deportivos particularmente críticos e incómodos.

Estamos hablando de calidad y de libertad de expresión. ¡Y todo eso se sigue haciendo!

¿Entonces qué fue lo que pasó? La combinación de varias cosas: el momento histórico, el apasionamiento de las redes sociales, la molestia de muchas personas que fueron despedidas de un día para otro y que están verdaderamente desesperadas, y el cambio de modelo de negocio.

Cuando nació PCTV, su existencia era fundamental para los sistemas de televisión de paga afiliados a Televisa. Hoy, no.

¿Por qué? Porque tenemos otras tecnologías, otras maneras de hacer dinero y más y mejores mecanismos para mover las señales hasta por internet.

PCTV representaba un gasto prescindible en tiempos de redefinición legal e industrial. Había que dejarlo ir. Se acabó la relación.

Evidentemente PCTV no se lo esperaba y reaccionó como cualquier empresa a la que le limitan las entradas de dinero: cancelación de proyectos, recortes de personal, reducción de presupuestos.

¿No fue esto exactamente lo que pasó en muchos lugares cuando Telmex les retiró su publicidad? Es lo mismo, pero en otro contexto: el de hoy, el del odio.

¿Quiere que le diga la verdad? Esto es lo mejor que le pudo haber pasado tanto a las filiales de Televisa como a PCTV, porque se va a traducir en una competencia mucho más intensa y productiva a mediano plazo.

Ahora sí la verdadera historia de la televisión de paga, de PCTV y de todos sus canales se va a comenzar a escribir.

Si los señores de canales como TVC, TVC Deportes, Pánico, Platino y Cine Mexicano se ponen las pilas, van a crecer como jamás se imaginaron y se van a convertir en algo mucho más fuerte, crítico e incómodo.

La cosa es que usted enfríe la cabeza y no se deje llevar ni por los rumores de las redes sociales ni por el genuino resentimiento de las víctimas de tantos recortes.

Todavía hay PCTV para rato. Vale la pena esperar. 

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV