El pozo de los deseos reprimidos

Televisa, la UFC y los veterinarios

El sábado fue la gran final de The Ultimate Fighter Latinoamérica 2 y yo todavía estoy temblando de la emoción.

¡Qué gran desenlace! ¡Qué manera de corregir! No por nada estamos hablando de uno de los mejores reality shows de México.

Como usted sabe, The Ultimate Fighter Latinoamérica 2 es una coproducción entre Televisa y la UFC en la que peleadores de diferentes rincones de América Latina, que apenas están iniciando su carrera, reciben la oportunidad de entrenar, convivir y combatir para convertirse en las nuevas estrellas de la máxima casa promotora de artes marciales mixtas en el mundo: la UFC.

En la categoría de peso ligero, el ganador fue Enrique Barzola, de Perú, y, en la de peso welter, nuestro paisano Erick Montaño.

¿A qué me refiero cuando le comento que éste fue un gran desenlace?

A que las peleas estuvieron sensacionales y muy bien incrustadas en la transmisión en directo de una gran noche de la UFC que miles de personas vivieron en Monterrey.

¿Por dónde se pudieron ver? Por el canal de la UFC, aunque el reality siempre tuvo difusión prioritaria en la señal abierta de Canal 5.

¿Qué le trato de decir con la expresión "¡Qué manera de corregir!"?

Que a pesar del indiscutible alto nivel de este concepto, el desenlace de su temporada uno fue una desgracia. Aquí mismo se lo critiqué.

Los responsables de esto pusieron a unos chavos a presentar los combates, a los que a lo mejor les gusta mucho la UFC y el deporte, pero que no eran especialistas, y el resultado fue una catástrofe como de mal programa de revista.

En esta ocasión, todo fue diferente. Las peleas estuvieron perfectamente bien presentadas, narradas y comentadas por talentos como Troy Santiago, Víctor Dávila y Mario Delgado.

La producción estuvo a la altura de las mejores de la UFC a escala mundial.

Y el resultado fue un show que no solo le hizo justicia a la segunda temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica, sino que permitió que el público, tanto de esa emisión como de los combates de la UFC, se fusionara exactamente en el mismo tono y con el mismo nivel de calidad.

Ahí es donde a todos nos quedó claro que The Ultimate Fighter Latinoamérica 2 sí era un reality show de verdad, un proyecto que sí le cambió la vida a quienes participaron y que sí les obsequió grandes momentos de entretenimiento a quienes lo miraron.

¡Bravo! ¡Bravísimo! Vamos por The Ultimate Fighter Latinoamérica 3.

¡Animales!

Hoy a las 20:00 horas, por el canal Animal Planet, se estrena Bondi Vet, uno de los mejores programas sobre animales de todo el mundo.

En español le pusieron el aburridísimo título de Dr. Brow: veterinario australiano, pero a pesar de esto le juro que le va a encantar.

De hecho, a mí ya me urgía que llegara a nuestro país.

¿Qué es? ¿Cuál es su gracia? ¿Por qué lo debemos ver?

Estamos hablando de un ejercicio de televisión real sobre las aventuras de un médico veterinario que trabaja en uno de los lugares más pintorescos de ese maravilloso país.

Es Sídney pero, al mismo tiempo es Bondi, un suburbio alucinante. Y su clínica veterinaria es la más famosa de la ciudad.

Este programa, además de tener locaciones donde se combinan las playas, las residencias y el surf, tenemos una combinación bastante peculiar de animales.

Este señor no solo atiende perros y gatos, ¡no!, atiende desde vacas y borregos hasta las aves más exóticas que usted se pueda imaginar.

Y cada animal lleva un humano detrás, y cada humano es una historia.

¿Cuál es la nota? Que Bondi Vet combina lo mejor de los animales, con lo mejor la ciencia aplicada a su rescate y cuidado, con lo mejor de la sensualidad.

Porque, ¡qué cree!, el protagonista de este concepto, el Doctor Chris Brown, es algo así como un símbolo sexual que tiene cautivadas a las audiencias de los cinco continentes.

Resultado: cuando uno mira este reality show se enternece por la belleza de los animales, aprende sobre los cuidados que debe tener con los animales de compañía, se sensibiliza, se ríe, se emociona y se recrea la pupila.

Vea nada más el capítulo de esta noche que combina perros, canguros y pingüinos, policías, accidentes automovilísticos y adopciones, familias tristes, salas de emergencia y playas retacadas de cuerpos hermosos, y le doy mi palabra de que Bondi Vet se va a convertir en uno de sus programas favoritos.

Además, es una producción australiana. No es común que los mexicanos tengamos acceso a los títulos de ese país.

Y qué triste porque Australia hace cosas mucho muy buenas, con un modelo bastante parecido al de la televisión inglesa, pero con otra clase de frescura.

Se trata de emisiones ciento por ciento compatibles con el público mexicano.

Por favor luche por ver hoy el estreno de Dr. Brow: veterinario australiano. La cita es a las 20:00 horas por Animal Planet. Le va a encantar. De veras que sí.

@AlvaroCueva