El pozo de los deseos reprimidos

¡Puras compañías de cuarta!

Atención fanáticos de la ciencia ficción: hoy a las 22:00, por Warner Channel, se estrena Almost human, una serie bastante polémica que tiene fascinadas y horrorizadas a muchas personas en todo el planeta.

¿Por qué fascinadas? Porque es muy entretenida. Es un título que recupera mucho del espíritu de las series de acción y aventuras de finales de los años 70, de principios de los 80, pero con los efectos especiales de 2013.

¿Por qué horrorizadas? Porque como es del mismo equipo creativo de Fringe, hay un amplio sector de televidentes que o no han superado el final de aquel proyecto o que esperaban ver lo mismo, y pues no. Con la pena, no va por ahí.

Almost human es una serie que narra las aventuras de un policía del futuro y de su peculiar compañero de patrulla: un robot que, a diferencia de la mayoría de las máquinas que se plantean en ese contexto, tiene sentimientos, es casi humano.

Échele un ojo, porque o la va a amar o la va a odiar.

Final

Hoy termina la primera temporada de una de las series más fascinantes de la temporada: Ripper Street.

Dígame si no fue una experiencia fascinante. Es todo lo que pasó después de Jack el Destripador, pero con la gente que buscaba a ese asesino y que jamás lo encontró.

Todavía no doy crédito de toda la carga emocional de esos personajes y de los casos que se han pasado resolviendo bajo esa producción de época tan exquisita.

Es como una serie de la actualidad, pero convertida en un espectáculo histórico, el pretexto ideal para discutir y proponer cosas desde otra perspectiva, más audaz, más intensa.

El caso es que, si mis cálculos no me fallan, hoy a las 21:00 por BBC Entertainment, se va a transmitir el final de esta maravilla y usted no se lo puede perder.

Si la estuvo viendo, gritará. Y si no, igual se la pasará increíble y pedirá más. Ojalá que pronto la tengamos en televisión abierta como Sherlock (Proyecto 40 HB). Ojalá.

Sorpresa

Definitivamente hoy es un jueves muy intenso. Ya le di opciones para las 22:00 y para las 21:00. ¿Pero qué pasa a las 20:00 además de mi sección con Marisa Iglesias en MILENIO Televisión? Mega Aeropuerto Dubái.

¿Qué es? Un programa especial del canal NatGeo sobre el aeropuerto de Dubái.

¿Y? ¿Cuál es la nota? Francamente no suena a algo que nos pudiera interesar a los mexicanos.

La nota se divide en dos partes. La primera, que no estamos hablando de cualquier aeropuerto como los de aquí. Estamos hablando del aeropuerto más grande del mundo y, créame, cuando le digo grande no estoy exagerando. ¡Es como una ciudad!

Y lo más sorprendente de este caso es que esa construcción, por su ubicación y características, en muy poco tiempo se va a convertir en el aeropuerto más concurrido del mundo. Se va a quedar con el ojo cuadrado.

La segunda parte de esta nota tiene que ver con el trabajo narrativo y de producción de NatGeo. Excelente trabajo. Lo tiene que ver.

Revelación

Hay otra opción para esta noche es francamente irresistible y se la voy a describir así:

Siento una gran fascinación y un profundo respeto por todo lo que tiene que ver con el Instituto Nacional de Bellas Artes. A esos señores sí les creo.

Desgraciadamente, por una cuestión de tiempos, movimientos y costos, batallo mucho para acercarme a sus espectáculos y a sus contenidos.

Por eso estoy contentísimo con lo que acaba de hacer el OPMA (Organismo Promotor de Medios Audiovisuales). Firmó un convenio con Bellas Artes y está pasando, en su canal, unos programas espléndidos.

Desde los conciertos del Palacio de Bellas Artes (incluyendo a mi amada Ute Lemper) hasta unos especiales sobre artistas, de todo tipo, como para ver y coleccionar.

Hoy a las 20:00, por ejemplo, el canal del OPMA pasa Tiempo de Bellas Artes, una nueva mirada: Xavier Villaurrutia. Por nada del mundo se lo vaya a perder.

Busque la página de internet del OPMA para que sintonice sus producciones y obtenga más información.

Problema

No soporto el doblaje que le están poniendo a muchos programas por los que pago y no es porque yo me las quiera dar de muy fino o porque esté contra la industria del doblaje.

¡Para nada! Si usted me conoce, sabe que soy un gran defensor de estas cuestiones.

Lo que pasa es que, además de que lo justo sería que todos los sistemas de televisión de paga les dieran la opción a sus suscriptores de escuchar sus contenidos en el idioma que quisieran, las cadenas internacionales están chafeando.

Están contratando a puras compañías dobladoras de cuarta de yo no sé qué país y el resultado es patético. Malos actores, malas direcciones, malas traducciones y hasta malos acentos.

¿Cuál es el programa doblado que usted más odia? Yo estoy entre ¡Llegó Honey Boo Boo! de TLC y Duck Dinasty de A&E, pero aquí el que manda es usted.

Espero su respuesta en:

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV