El pozo de los deseos reprimidos

Prohibido perderse "Orphan Black"

Si usted sabe de televisión, entonces seguramente también estaba esperando, como yo, el estreno de Orphan Black.

¿Por qué? Porque es una de las mejores series de todo el mundo, un éxito indiscutible de audiencia, de crítica y de ventas, un fenómeno impresionante. Los fanáticos van y vienen. La adoran. La adoramos.

Cuando se estrenó en Estados Unidos, la gente no podía dejar de hablar de esta historia, de esta producción, de estas actuaciones.

Orphan Black es tan, tan, pero tan buena, que la gran incógnita para México y América Latina era adivinar por dónde nos iba a llegar, si por algún canal premium como HBO o Moviecity Premieres, o por algún canal de alto impacto como Warner o como Fox.

Pero no, nos va a llegar por BBC Entertainment (y posteriormente por BBC HD) y esto la convierte en un manjar todavía más suculento, porque se trata de una producción precisamente de la BBC.

Mire, se lo voy a decir tal cual para que no perdamos el tiempo: prohibido perderse Orphan Black.

Cancele sus citas, desconéctese del trabajo, deje de ver cualquier otra cosa. Hágale como quiera pero por nada del mundo deje de sintonizar este lanzamiento mañana a las 22:00 horas.

Se lo estoy avisando con un día de anticipación para que tome sus precauciones, para que luego no se queje de que no pudo ver esta obra maestra desde el capítulo uno.

Usted merece la mejor televisión del planeta y este título va precisamente en ese sentido: el mejor.

¿Por qué tanto escándalo? ¿Cómo es posible que yo me atreva a recomendarle esta emisión cuando le acabo de recomendar muchas otras que están sensacionales como Banshee, Black Sails, Looking, True Detective y Girls?

Porque el gran problema de la televisión de hoy no es que haya muchas cosas malas, es que hay demasiadas cosas buenas, buenísimas, y porque se necesita tener como cuatro monitores y todo el tiempo del universo para poder disfrutar de tantas joyas.

Por lo mismo hay que saber elegir. Yo le garantizo que si usted elige Orphan Black estará eligiendo una serie nueva que no lo decepcionará, que lo entretendrá al máximo y que, si usted quiere, también lo pondrá a pensar.

¿De qué trata Orphan Black? De algo que tiene que ver con usted, conmigo, con todos. De nuestra identidad.

¿A usted nunca le ha pasado que se mira al espejo y no se reconoce? ¿Usted nunca se ha preguntado: quién soy, de dónde vengo, en qué me he convertido, qué va a pasar conmigo, cuál va a ser el final de todo esto?

De eso trata este proyecto, de una chica como hay muchas que, de repente, pierde su identidad, pero no la pierde, la multiplica, y a medida que se va enterando de cosas sobre ella misma y sobre otras mujeres, va creciendo, pero al mismo tiempo va mutando.

Sí, yo sé que esta descripción no es muy clara, pero es que no le quiero vender trama, quiero que usted se quede sin aliento nada más con la primera secuencia de esta serie.

Y que luego, como yo cuando la vi por primera vez, vaya de sorpresa en sorpresa, de revelación en revelación, que se involucre, que eche a volar su imaginación, que no pueda creer lo que está pasando.

Orphan Black es una historia llena de enigmas como Lost, de policías e investigaciones como Blacklist, de sorpresas de última hora como Life on Mars y de ingeniería genética como Dark Angel.

Su protagonista podría ser como la de Alias, como la de Dollhouse o como la de Ringer.

Pero la verdad es que Orphan Black no se parece a nada, tiene su propia personalidad. Es el comienzo de algo nuevo y bueno. No por nada arrasó en la Comic-Con del año pasado.

Y es que su público va desde los chicos más clavados con el tema de la ciencia ficción hasta los adultos más reflexivos que ven en ella elementos de algunos de los mejores clásicos de la televisión inglesa como Losvengadores y La gente del mañana.

Si a usted, como a mí, le interesan los valores de producción, le comento que Orphan Black es una serie exquisita, con unas actuaciones delirantes (Tatiana Maslany, su protagonista, estuvo nominada al Golden Globe como mejor actriz), con una estética urbana fabulosa y una música que a mí ya me urge ir a comprar. Aquí hay éxito para rato.

¿Cuál es la nota? Que BBC Entertainment está imparable y que cada vez está apostando por un público más amplio y más joven.

Apenas veníamos de los 50 años de Dr. Who, de la tercera temporada de Sherlock y, ¡zaz!, ahora estamos en Orphan Black.

¿Qué otro canal puede presumir de estar ofreciendo una cascada de acontecimientos televisivos de semejante naturaleza para un público tan numeroso y, paradójicamente, tan poco atendido? ¿Qué otro canal?

Luche con uñas y dientes por ver mañana a las 22:00 el capítulo uno de Orphan Black por BBC Entertainment (y a partir del 5 de febrero, a las 19:00, por BBC HD). Le va a encantar. Se lo juro.   

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV