El pozo de los deseos reprimidos

De celulares, lesbianas y cosas "peores"

Hoy le quiero recomendar tres programas que valen oro. Por favor, tome nota, porque como no son de narcos ni de asesinos, es muy probable que nadie se los vaya a mencionar.

Stupid Man, Smart Phone

Todo el mundo está empeñado en enfrentar a la televisión con internet cuando, juntos, son lo máximo tal y como queda demostrado en esta producción del canal BBC Entertainment.

¿De qué trata? De ver qué tan buena es internet, de ver si los millennial son más listos o más tontos que los hombres y las mujeres de antes.

Imagínese que BBC convoca a algunos de los más populares influencers del Reino Unido y les pone un reto de varios días en la selva, el desierto o la nieve sin más herramienta que sus teléfonos celulares con batería y una buena conexión a internet.

Estos chavos, entre los que hay veganos, alérgicos al gluten y gente con toda clase de peculiaridades, tienen que sobrevivir a las cosas más exóticas que usted se pueda imaginar mientras las cámaras los graban de principio a fin en una especie de reality show corregido y aumentado.

Le juro que lo que sucede ahí es increíble porque internet y las redes sociales realmente le salvan la vida a estos personajes con la información más especializada y los trucos más sensacionales que usted se pueda imaginar.

Desde cómo detectar cuáles bayas son venenosas y cuáles no, hasta cómo encender fuego con tampones pasando por lo que usted quiera, guste y mande.

Si usted tiene un celular, amará Stupid Man, Smart Phone tanto o más que yo, se va a divertir como energúmeno y terminará adorando todo lo que tenga que ver con las redes sociales.

Busque este título hoy a las 22:00 en BBC Entertainment. Le va a encantar. Se lo garantizo.

Mi estilo, tu estilo

Discovery Home & Health acaba de estrenar la versión latinoamericana de este magnífico formato internacional y no sabe usted qué experiencia tan más recomendable.

¿Por qué? Porque aquí hay algo que yo jamás había visto en una producción de este tipo hecha en nuestra región del continente: diversidad sexual.

¿Cuándo había visto usted en un show de cambios de imagen que se expusiera el caso, por ejemplo, de una pareja de lesbianas?

¿Cuándo había visto usted esto y que nadie, ni las conductora ni los críticos, se detuvieran en el tema de la orientación sexual de los participantes como algo escandaloso, como algo que necesariamente se tuviera que discutir?

Estoy adorando Mi estilo, tu estilo Latinoamérica porque es el primer ejercicio, en su tipo, donde percibo madurez, inclusión, respeto.

Por si esto no fuera suficiente, lo que pasa ahí sí es interesante, sí es entretenido, actual y está bien hecho.

En el remoto caso de que usted no sepa de lo que le estoy escribiendo, ¿qué es Mi estilo, tu estilo Latinoamérica?

Un programa donde gente del público, de todo tipo, cambia su imagen, desde la ropa hasta el maquillaje y el peinado, poniéndose en manos de grandes especialistas.

Conduce Daniela Magún del grupo Kabah y, honestamente, lo hace muy bien. Es cálida, hermosa, simpática y se relaciona excelente con los participantes.

Hágame y hágase un favor. Sintonice esta joya como parte de los miércoles de belleza ese día a las 22:00 en Discovery Home & Health. Se sorprenderá. De veras que sí.

P.O.V.

Nuestra pobre televisión pública siempre está en desventaja frente a la privada y al resto de las plataformas porque entre que no tiene dinero para hacerse promoción y entre que la prensa especializada no la voltea a ver, usted y yo nos podemos poner a llorar de aquí a fin de año.

Y es bastante injusto porque muchas de estas señales tienen verdaderas maravillas como parte de su programación y porque ahora, con el reacomodo de frecuencias en la televisión abierta digital, están a la par de Las Estrellas, Azteca 13 e Imagen Televisión.

La cosa es que usted se anime a utilizar su control remoto. La cosa es que usted se atreva a descubrir esta otra clase contenidos sin ponerle etiquetas a favor o en contra.

¿Sí sabía usted, por ejemplo, que ahora tenemos más Canal 22? Sí, el canal cultural de México ya no es solo uno. ¡Son dos!

Usted los puede sintonizar en el 22.1 y en el 22.2. ¡Cada uno tiene su propia programación! ¡Cada uno es magnífico!

Y entre las muchísimas cosas que yo le podría destacar hay un lanzamiento que me vuelve loco de felicidad: P.O.V. (punto de vista).

Es un programa de crítica de cine conducido por Fernanda Solórzano y Leonardo García Tsao que se transmite lo viernes a las 20:30.

¿Y? ¿Por qué esto me vuelve loco de felicidad? Porque Fernanda y Leonardo son maravillosos y porque el concepto, en lugar de irse por los estrenos de la semana, se va por cuestiones temáticas perfectamente bien desarrolladas.

Al final, uno se enamora todavía más del cine, aprende, se queda con algo y de eso se trata la televisión pública. ¿A poco no?

alvaro.cueva@milenio.com