El pozo de los deseos reprimidos

Nuevas temporadas, nuevos hombres

El problema de la televisión no son los programas malos, son los buenos.

Hay tantas cosas tan maravillosas para ver en tantos horarios, en tantos canales, de tantos tipos, que es imposible ver todo lo que uno quisiera.

A esto, súmele por favor, el hecho de que, más allá de los canales abiertos y de las señales de los cables y las antenas directas al hogar que tenemos en México, ahí están, gracias a la evolución de la tecnología, los estrenos de Estados Unidos, Asia y Europa.

Aunque uno le eche ganas, no hay manera de ver todo ese material, no hay manera de reportárselo, de recomendárselo.

Por eso le digo: ¿qué caso tiene que perdamos el tiempo con los mismos cuatro o cinco programas malos de toda la vida, cuando tenemos decenas de magníficas producciones esperando por un poco de nuestra atención?

Más allá de lo que se va a estrenar en las próximas semanas en nuestros canales de televisión de paga, que es excelente, en los últimos días hemos tenido, ahí, unos lanzamientos espectaculares.

HBO comenzó a transmitir Ray Donovan. Universal Channel, Bates Motel. Y FX, The Bridge.

Casualmente, en todos estos casos, estamos hablando de una segunda temporada y, como no queriendo la cosa, se trata de títulos que se comunican.

¿Qué le quiero decir con esto? Que son programas que comparten objetivos e inquietudes.

Tanto Ray Donovan, Bates Motel y The Bridge, son series de sangre, conceptos llenos de cadáveres, de asesinos y de policías.

Pero lo más impresionante no es esto, sino que se trata de producciones masculinas.

Los tres protagonistas de estos tres lanzamientos son hombres, pero no cualquier clase de hombre, son hombres atormentados, hombres con un pasado que los condena, hombres que sufren.

Esto, en un contexto como la historia de las series policiacas, es una revelación.

Antes, los protagonistas de las series policiacas eran poco menos que superhéroes, tipos rudos, fuertes, galanes y astutos que invariablemente iban a triunfar y que iban a ser adorados por las audiencias más numerosas de los cinco continentes.

Los hombres que están encabezando las series policiacas de ahora, más que héroes, son antihéroes.

A lo mejor, de repente, son rudos, pero también son débiles. ¿Y qué tal andan de fuerza? ¡Pues mal! No siempre son los musculosos del cuento.

¿Galanes? Para nada. A menos que usted tenga algún tipo de preferencia personal por alguna clase de caballero, los protagonistas de estos tres títulos no son precisamente los más guapos.

Y el que no se viste de mujer, es un hombre maduro o un padre de familia.

Compare esto con los legendarios esquemas del pasado como los de los protagonistas de Magnum y MacGyver, por mencionarle solo dos de los muchísimos títulos de la televisión policiaca. ¡Nada que ver!

¿Por qué está pasando esto? ¿Será porque el rol de los hombres, en este 2014, no se parece en nada al que tenían antes?

¿Será porque el mercado de esta clase de lanzamientos es un tipo de público masculino que también está sufriendo?

Hace 15 años, cualquiera de estas series hubiera sido inimaginable.

Hoy las tres van por una segunda temporada y usted sabe que, por regla general, las temporadas dos siempre son las más sabrosas.

¿Por qué? Porque como el público ya conoce a los personajes, en una segunda temporada es cuando los grandes creadores profundizan, cuando pasan más cosas, más emocionantes.

¿Qué es Ray Donovan? Una serie de Showtime, que se transmite por el canal HBO, sobre un tipo que se dedica a salvarle el pellejo a gente particularmente poderosa que todo el tiempo se está metiendo en broncas, que van de los más sádicos asesinatos a escándalos sexuales.

A todo esto que le acabo de contar, súmele un montón de conflictos personales y familiares, y el resultado es enorme. Ray Donovan es de lo mejor que usted puede encontrar al aire.

¿Qué es Bates Motel? Como usted sabe, la precuela de Psicosis, el clásico de la literatura que dio origen a la película del mismo nombre que Alfred Hitchcock dirigió en los años 60.

La nota es que Bates Motel vuelve más fuerte que nunca y que pinta para volverse excelente. De veras que sí.

¿Qué es The Bridge? La famosa serie sobre un policía de Ciudad Juárez y una detective de Texas, que comparten las más enigmáticas investigaciones a ambos lados de la frontera.

Por supuesto, el personaje más importante, interpretado por Demián Bichir, tiene atrás cualquier cantidad de broncas y resentimientos y eso convierte a esta nueva temporada en un espectáculo muy poderoso, atractivo y recomendable.   

Luche por ver Ray Donovan, Bates Motel y The Bridge, le van a gustar.

Pero luche todavía más por entender este peculiar fenómeno de las series masculinas en las diferentes ventanas de la televisión de hoy.

¿Qué será lo que nos están tratando de decir? ¡Qué!  

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV