El pozo de los deseos reprimidos

Netflix, la Tv y los mexicanos

Quiero darles las gracias a los señores de Netflix porque acaban de hacer un estudio fabuloso sobre la televisión y los hábitos de consumo de los espectadores de México y del resto del mundo.

¿Y? ¿Por qué les tendría que dar las gracias por esto?

Porque llevo años hablándole de la importancia de la televisión como elemento cultural, como herramienta que educa, que forma.

Y mientras que aquí nadie me quiere creer y hasta se burlan, allá, en el primer mundo, donde están cambiando la historia de la comunicación, no solo son conscientes de esto, sino que profundizan.

¿Sabe usted el daño social que significa que un título como Laura esté programado justo cuando nuestros niños son más vulnerables?

¿Sabe usted la pérdida que representa que nuestras grandes televisoras ya no tengan nada para nuestros pequeños por las tardes y que ni siquiera se tomen la molestia de pasar caricaturas?

No es un tema de gustos personales, es una cuestión de honor de la más básica sensibilidad. Es algo que nos debería tener muy preocupados.

Afortunadamente cada vez son más las familias que, ante este desastre, hacen a un lado a las grandes cadenas de televisión para refugiarse en Netflix.

Tuve acceso en exclusiva a las conclusiones de ese estudio que se llama Investigación sobre las costumbres familiares al ver televisión.

Y viene mucho al caso porque falta poco para el Día del Padre y porque es impresionante lo que revela sobre la relación padres-hijos-televisión.

¿Sabía usted que se produce una conexión bastante fuerte entre padres e hijos a partir de los contenidos que los papás veían cuando eran niños?

¿Sabía usted que 85 por ciento de los padres de familia de todo el mundo ya les mostraron o les van a mostrar a sus hijos las caricaturas con las que crecieron?

Todo esto está en el estudio de Netflix. Ya no estamos hablando de televisión, estamos hablando de un legado, de una herencia cultural.

¿Y por qué hacen esto los papás? De acuerdo a estos documentos, porque la televisión les sirve a los padres de familia para inculcarles lecciones de vida a sus niños.

Ojo, no estamos hablando de libros, no estamos hablando de religión. Estamos hablando de televisión, de caricaturas.

Según se lee en el estudio de Netflix, los padres de todo el planeta se toman muy en serio su rol de mantener con vida las referencias culturales de su infancia y organizan verdaderas maratones para mostrárselas a sus hijos y explicárselas.

¡Eso es devoción, no tonterías! Además de que crea en los papás una sensación como de ser niño de nuevo.

Esto favorece la integración familiar, permite que padres e hijos se comuniquen, que compartan ideas, emociones. Es positivo.

¿Pero quiere que le dé un dato verdaderamente sintomático?

A pesar de los gigantescos archivos de las televisoras, 66 por ciento de los padres estudiados recurre a servicios de televisión por internet como Netflix para llevar a cabo esta nueva tradición familiar.

Por supuesto, el estudio dice muchas cosas muy bellas de otros miembros de la familia como las mamás y muestra contrastes muy llamativos entre país y país.

Aquí es donde yo le quisiera compartir algunos datos específicos del mercado mexicano:

“El 99 por ciento de los papás de este país ya le mostró o le planea mostrar a sus hijos las caricaturas con las que crecieron”. ¡99!

“El 77 por ciento reveló que ve caricaturas cuando mira series y películas por internet con sus hijos.

“El 76 por ciento no se conforma nada más con ver estos contenidos, aprovecha la pantalla para enseñarle lecciones de vida a sus niños o para organizar debates.

“Las caricaturas están entre las cosas que los papás más esperan poderle dejar a sus hijos a manera de legado.

“Las caricaturas que los papás más comparten con sus hijos en este país son La pantera rosa, Tom y Jerry, Lospitufos y Scooby Doo”.

Cuando hablamos de programas, El Chavo se convierte en nuestro más importante referente cultural. Lo mismo pasa con Back to the Future, pero en cine.

“El 67 por ciento de los padres prolonga la diversión de la tele contando chistes o imitando a los personajes cuando acaba la transmisión.

“En su juventud, los papás mexicanos tendían a integrar otra clase de conceptos como los superhéroes y la ciencia ficción.

Por tanto, otros títulos que los padres de este país comparten con particular frecuencia con sus niños son Spiderman, Superman, The Avengers y Star Trek.

¿Ahora sí ya le quedó clara la importancia de la televisión como elemento cultural, como herramienta que educa y que forma? 

Por supuesto, Netflix se encargará de compartir más información sobre esto en los próximos días. Es interesantísimo, revelador.

¡Gracias, Netflix, por pensar en esto! ¡Gracias por ir más allá!

Y a usted que, como yo, comparte la tele de su infancia con sus hijos, ¡felicidades! ¡Feliz Día del Padre!

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV