El pozo de los deseos reprimidos

Momento de gloria

A pesar de lo que muchas personas dicen, la televisión está pasando por un momento de gloria.

Tan solo en el caso de las series infantiles, juveniles y familiares, en este instante se están haciendo maravillas tan buenas o más que clásicos como La niñera y Sabrina la bruja adolescente.

¿Sabe usted quién se está convirtiendo en el líder de este mercado? Disney.

Vaya usted al canal que quiera de esta compañía, siempre, invariablemente, se va a encontrar con algo bueno.

Hoy me quiero detener en Kirby Buckets, una serie que se estrenó el sábado pasado, a las 15:30, en DisneyXD, que considero la noticia más importante de la fuente de televisión de la temporada.

¿Por qué, si estamos hablando de un título que solo unas cuentas personas pueden sintonizar? ¿Por qué sí se presentó en un horario tan malo?

Me da mucha pena tener que decírselo así, pero ahora, salvo pequeñas excepciones, lo mejor de la televisión mundial es nota en los cables, las antenas directas al hogar y los sistemas de distribución en línea.

Aunque usted suponga que esto es limitado o elitista es mucho muy amplio y es sintonizado por personas de una gran variedad de estratos socioeconómicos.

Y no, el horario de los sábados a las 15:30 no es nada malo, es el horario exacto en que el segmento de mercado al que va dirigido este material está más que dispuesto a disfrutarlo.

A esto, por favor, súmele una larga lista de repeticiones estratégicas.

El horario estelar, el famoso primetime, ya no es el que le dijeron que era cuando comenzó la guerra de las televisoras.

Hoy, muchos programas matutinos, de mediodía o de fin de semana tienen más éxito que los títulos que se transmiten los miércoles a las 22:00 por el canal más famoso de las grandes cadenas nacionales.

El caso es que Kirby Buckets es un titulazo fundamental para los niños, los chavos y las familias que aman la televisión.

¿De qué trata? Para contestar esta pregunta lo tengo que poner en contexto.

¿Cómo son los chavos que están entre quinto de primaria y segundo de secundaria? ¿Cómo viven? ¿Cómo se relacionan con el mundo? ¿Qué les gusta? ¿A qué juegan?

Estamos ante una generación de chavos y chavas que vive presionadísima por la escuela, las redes sociales, internet, la popularidad, los conflictos familiares y los cambios hormonales, por mencionar solo unos cuantos elementos.

Son chicos que casi ya no ven televisión en la televisión, que tienen toda la influencia de los videojuegos y que, por lo mismo, poseen una imaginación desbordada.

Estos muchachos ya no ven la realidad como usted y yo la veíamos en los años 90, 80 o 70. Ven todo como a través de una pantalla donde están las cosas, pero también la información, pero también las emociones.

Por lo mismo, su sentido del humor es retorcido. Jamás deja de ser infantil o juvenil, pero va y viene en cuestión de segundos.

Le juro que es muy interesante lo que está pasando con los chavos de México y el mundo en la actualidad.

A mí no se me hace malo. Al contrario, se me hace sensacional, un privilegio histórico y tecnológico, un esquema particularmente delicioso para gozar de la vida tanto en el nivel virtual como en el de las interacciones de verdad.

Bueno, pues Kirby Buckets trata de eso, de las aventuras de unos chicos que se mueven bajo esta lógica de pensamiento.

Hay uno, el que le da sentido al proyecto que, como muchos niños en la actualidad, ha visto tantas caricaturas en tantas plataformas que no solo es experto y fanático de animaciones muy selectas.

Se ha convertido en creador de animaciones, dibujante, caricaturista, pero, ojo, no como los señores que hacían las series animadas de antes, no, combinando técnicas gracias a la magia de su arte y de la tecnología.

Bueno, este chico ve la realidad en dos versiones, la auténtica y la que él recrea con dibujos animados.

No sabe usted qué cosa tan más divertida, pero al mismo tiempo, real. Así son los preadolescentes y adolescentes de hoy.

Y lo más increíble de Kirby Buckets es que prácticamente todos sus personajes son como son los estudiantes, los papás y los hermanos de esta generación prodigiosa.

No sabe usted qué combinación tan más rica de realidad y fantasía, de actores de carne y hueso con caricaturas de alto nivel.

Por si todo esto que le acabo de decir fuera poco, estamos hablando de una serie cómica, perfectamente bien escrita y puesta en pantalla, de un deleite de la comunicación.

Hágame un favor y hágaselo a usted mismo: búsquela.

No se parece a nada que usted haya visto antes, le va a encantar y se va a quedar con la misma sensación que yo, con la sensación de que está viendo el nacimiento de un nuevo clásico de la televisión mundial.

A pesar de lo que muchas personas dicen, la televisión está pasando por un momento de gloria. Kirby Buckets lo demuestra. ¿A poco no?

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV