El pozo de los deseos reprimidos

Mierda

“Mierda: excremento humano. Excremento de algunos animales. Grasa, suciedad o porquería que se pega a la ropa o a otra cosa. Cosa sin valor o mal hecha. Persona sin cualidades ni méritos”.

No lo digo yo, lo dice el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

¿Y por qué le presento esta definición? Para decirle, con todas sus letras, que Pasillo Tv, el nuevo programa vespertino de espectáculos del canal GalaTv, es eso, una mierda.

Se me cae la cara de la vergüenza como mexicano, como público de Televisa, como crítico y como periodista de espectáculos que algo tan bajo haya sido estrenado.

Pasillo Tv ensucia a mi país, a mi gente, a mis estrellas, a mi industria y a mi fuente. ¿Cómo fue que se autorizó esta aberración? ¿Cómo fue que este proyecto llegó al aire? ¿Cómo?

Es exactamente lo que no se debe hacer, lo que una empresa con el peso y el prestigio de Televisa no se merece, es un insulto.

Señores del consorcio de Emilio Azcárraga: ¿tan poco se quieren? ¿Tan baja tienen la autoestima? ¿Tan poco aprecian su marca?

Créame, me esperé como un soldado, más de una semana, a escribirle esto para ver si se componía, pero es que no tiene compostura.

Bueno, a su lado, Laura es Gravity. Hasta estoy comenzando a pensar que Sabadazo es mejor que BreakingBad. De ese tamaño de marranada es este concepto.

En el remoto caso de que usted no sepa de lo que le estoy escribiendo, ¿qué es Pasillo TV? ¿Quién lo conduce? ¿Por qué es tan malo?

Antecedente: Televisa se la pasa diciendo que es la más importante casa productora de contenidos de habla hispana. Se supone que ahí están las más grandes figuras del universo.

¿A usted no se le haría medianamente lógico que en un contexto así esa empresa no solo tuviera el mejor programa de periodismo de espectáculos del planeta, sino un canal entero para sus talentos, para sus títulos y para su legado?

Bueno, pues no lo tiene, y hablo en tiempo presente porque Pasillo TV, definitivamente, ni siquiera es un programa de periodismo de espectáculos.

Imagínese a Alex Kaffie, a Mario Manjarrez, a Laura Luz y a Lola Villagas leyendo, con las patas, puras notas malas y viejas, haciéndole publicidad a su empresa o a su canal, y fusilándose una que otra noticia equis de internet en una escenografía como de Espacio 98. ¿Se le antoja?

¿Cuál es el problema? Mire, el problema no es que si los colores, que si la ropa o que si el presupuesto. El problema es de fondo.

La fuente de espectáculos es tan importante como la de política, la de economía y la de seguridad nacional. Yo no sé en qué momento esto se llenó de payasos, víboras y charlatanes, pero así es.

Una nota de espectáculos puede mover a todo un país, puede tener implicaciones en todos los niveles y, a la hora del análisis, decir cosas de nosotros tan profundas o más que el mejor de los estudios estadísticos.

Lo que se hace en Pasillo Tv no es periodismo y sus conductores, aunque unos tienen más experiencia que otros, no son periodistas.

¿Usted se imagina a Alex Kaffie entrevistando a Barack Obama? ¿Usted se imagina a Laura Luz cubriendo las manifestaciones de la CNTE?

Entonces no son periodistas. Un periodista de verdad tiene el posicionamiento y está capacitado para hacer eso y más sin importar si viene de espectáculos, de deportes o del pronóstico del clima.

Ahí están las carreras de Jorge Berry, Paola Rojas, Mónica Garza y Katia D’Artigues, entre muchas otras personalidades, respaldando lo que le estoy diciendo.

¿Qué están haciendo esos cuatro personajes ahí quitándole la chamba a miles de muchachos que durante años se han partido el lomo estudiando o practicando el periodismo? ¡Qué!

Por lo mismo, Pasillo Tv no ha dado una sola nota, no ha generado una sola exclusiva, no ha conmocionado a nadie. ¡No es de verdad! ¿Le sigo?

Sí, le voy a seguir. ¿Quién es el líder de esta cochinada? Si usted mira Ventaneando, Todo para la mujer o No lo cuentes, inmediatamente detecta quiénes son sus líderes, porque su autoridad y su estilo están presentes en cada rincón de esas producciones.

¿Quién es el líder de Pasillo Tv? ¿Mario Manjarrez? ¿La desconocida Lola Villegas?

¡Nadie! Ahí no manda nadie, nadie toma las decisiones, nadie pelea las notas, nadie le truena los dedos a los reporteros, nadie nada.

¿Resultado? Una plasta asquerosa sin identidad, sin fuerza y sin ritmo con una que otra presencia especial como la de Laura G.

Además, ¿por qué leen? ¡Ni que estuvieran dando un reporte del conflicto en Michoacán como para cuidar cada coma! Eso es para tontos, para gente sin criterio, para conductores que no preparan su programa.

¡Ah, es eso! No, pues con razón usted y yo nos enteramos más en cinco minutos de Twitter que en una hora en Pasillo Tv.

Qué vergüenza. De veras. Ni lo vea. Pasillo Tv es una mierda. ¿A poco no?

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV