El pozo de los deseos reprimidos

Lo que México necesita

Todo el mundo habla de México. Que si México esto, que si México el otro. Pero nadie, o casi nadie, mueve un dedo para que esto mejore.

Por eso yo me siento muy orgulloso de lo que el canal WOBI va a presentar esta noche en punto de las 21:00.

¿Qué? El emprendedor México. ¿Qué es esto? La primera temporada de un extraordinario reality show de 13 capítulos sobre nuestros emprendedores.

Por fin, en nuestras pantallas, en lugar de ver gente que se queja, vamos a ver gente que propone.

Por fin, en nuestra industria, vamos a tener una emisión que va a corregir la imagen que tenemos de nosotros mismos.

El emprendedor México va a demostrar que este país es grande, que está lleno de talento.

Esta espléndida producción propia de este importantísimo canal de los cables y de las antenas directas al hogar va a contar historias de éxito, historias que nos van a inspirar.

Ojo, es un reality show. Ojo, es competencia. Pero así, como reality show, como ejercicio de competencia, vamos a ir más allá de a donde normalmente vamos cuando miramos muchos de nuestros patéticos programas.

Y es de verdad, tan de verdad que hace tiempo WOBI sacó la convocatoria, muchísimas personas se apuntaron y el resultado lo va a dejar con la boca abierta.

Yo ya pude ver el arranque de esto y es sensacional, de lo mejor del año.

¿Pero sabe qué es lo más bonito de El emprendedor México? Que no es el típico programa de televisión que, para funcionar, se tiene que grabar en la Ciudad de México o con una muestra representativa de hombres y mujeres de muchas naciones.

No, este concepto se hizo en Jalisco, con el sabor de Jalisco, con gente de Jalisco.

¿Y? ¿Qué tiene esto de bonito? ¡Mucho! Fíjese cómo los grandes mensajes de WOBI comienzan desde este punto, fíjese cómo un grupo de personas de un solo estado le pueden decir cosas importantes a todo el país.

Lo local, cuando está bien hecho, es universal y El emprendedor México está tan bien hecho que puede ser entendido, gozado y replicado no solo por espectadores de todo el país. ¡Se puede ir y funcionar en el extranjero!

Por lo que más quiera, luche con todas sus fuerzas por ver el inicio de esto. Yo sé que le va a gustar pero, además, le va a servir. Se lo garantizo.

Busque inmediatamente la señal de WOBI en su cable o en su antena. Está con los canales inteligentes. Está exactamente donde debe de estar.

¿A poco no?

La sorpresa

Por supuesto que poco a poco le voy a ir reportando todos y cada uno de los lanzamientos que Azteca 13 ha estado haciendo en su parrilla de programación desde el fin de semana pasado.

Pero tampoco le puedo estar escribiendo de una sola televisora todos los días, pero tampoco le quiero dedicar medio párrafo a cada uno de sus ajustes y a cada uno de sus nuevos títulos.

Por eso le suplico que me tenga paciencia, porque esto va a tardar.

Mientras tanto le quiero comentar que el canal FX acaba de estrenar una serie fantástica.

¿Para quién es? Para ese gran público adulto que goza con contenidos políticos y que ama cierto tipo de ficciones como Homeland y House of Cards.

¿Cómo se llama?

Tyrant. ¿Y de qué trata? De algo tan original que se podría convertir en un cañonazo.

Esta es la historia de un exitoso señor de Estados Unidos que lo tiene todo: esposas, hijos, salud, dinero, una brillante carrera, gran reconocimiento.

Pero nunca es suficiente y este distinguido personaje se le ocurre ir a su tierra natal, después de más de 20 años, asistir a una boda y es rencontrarse con la cultura que lo formó.

El pequeño detalle es que su país de origen es una nación musulmana y que el señor es hijo de un dictador que mantiene oprimidas a millones de personas y hermano de un hombre todavía peor en lo referente a sadismo y perversión.

No y ni se asuste, porque no le estoy vendiendo trama. El caso es que cuando este hombre se reencuentra con los suyos se da algo mucho más fuerte que un choque cultural.

¿Qué? Se despierta su verdadero yo y pasan tantas cosas tan emocionantes que usted no va a dar crédito cuando las vea con sus propios ojos.

Lo que parecía ser la típica serie gringa de familias bonitas se transforma en una pesadilla política, social y hasta sexual.

¿Sangre? ¡Toda! ¿Tortura? ¡Por supuesto! Cualquier cosa que usted haya visto en conceptos que involucren presidentes y primeras damas como The West Wing o la mismísima 24 es nada en comparación con esta bomba mediática.

Por supuesto que el reparto y la realización son importantes, pero esta joya vale tanto desde la perspectiva editorial que sería una falta de respeto detenerse, en este momento, en cualquier otro aspecto.

Hágame un favor y hágase un favor, localice este título de inmediato y analícelo. Creo que vale mucho la pena. Aunque Fox le dio réplica a su lanzamiento, pasa los miércoles a las 22:00 por FX y tiene repeticiones. 

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV