El pozo de los deseos reprimidos

¿Listo para vivir la experiencia "Helix"?

Antes, ver televisión era lo más sencillo del mundo. Usted llegaba a su casa a cierta hora, se acomodaba en un sillón y, pusiera lo que pusiera, siempre se iba a encontrar con algo interesante.

Hoy, no. ¿Por qué? No es porque la televisión se haya vuelto mala, es porque todo se ha complicado de una manera infernal.

Desde el contexto político, económico y legal de los medios de comunicación en México y el mundo hasta los hábitos y costumbres de los consumidores, pasando por las nuevas ventanas y las nuevas tecnologías.

En este momento, si usted quiere ver buena televisión, tiene que dejar de pensar en la televisión de antes. Tiene que pensar en la nueva televisión.

¿Cómo es eso? Imaginando que se trata de un restaurante.

Antes, si usted quería comer rico, llegaba a su restaurante favorito, se sentaba y, pidiera lo que pidiera, la comida iba a estar deliciosa.

Ahora, si usted quiere comer como rey tiene que reservar con mucho tiempo, avisar cuántas personas van a ir, a qué hora va a llegar y considerar un montón de elementos como las distancias y los estacionamientos.

No es porque los restaurantes se hayan vuelto sangrones. Es porque solo así le pueden garantizar los mejores alimentos, el mejor servicio y la mejor experiencia.

En este momento, si usted quiere ver buena televisión, tiene que “reservar”.

¿Qué significa esto? Que tiene que decidir con tiempo qué clase de programa quiere ver para que lo programe a través de su mecanismo favorito y lo pueda mirar como quiera.

Ya no es como en el pasado, cuando todas las cosas buenas estaban de lunes a viernes entre las 21:00 y las 23:00.

En estos tiempos hay programas maravillosos a las 13:30, a las 16:15, a las 23:45, en sábado, en domingo o en frecuencias insólitas de martes y jueves.

La única manera de disfrutar al 100 de toda la maravillosa experiencia de la nueva televisión es “reservando”, programando, grabando y compartiendo.

Por eso a mí me gusta avisarle con anticipación cuando se va a estrenar algo bueno, para que lo considere, para que lo “reserve”, para que lo goce.

¿Por qué le estoy escribiendo esto? Porque hoy es miércoles y desde ahora le quiero recomendar el lanzamiento de una serie francamente prodigiosa.

¿Cuándo va a ser esto? El próximo domingo a las 21:00 por el canal AXN.

¿Cómo se llama? Helix. ¿Por qué le digo que se trata del lanzamiento de una serie prodigiosa? Porque, a pesar de todas las maravillas que están en pantalla, ésta brilla de manera espectacular.

Más que la primera temporada de una serie es como una enorme película de ciencia ficción, de acción, de terror y suspenso.

¿De qué trata? De algo que está muy de moda: del fin del mundo y, por si esto no fuera suficiente como para jugar a las comparaciones, del fin del mundo a través de un virus.

¿Entonces, por qué se la recomiendo? Porque a pesar de que está en tendencia, no se parece a nada que exista en la pantalla ni de los cines ni de la televisión.

Tiene un estilo muy pulcro, inteligente, crítico, estudiado. Uno la comienza a ver y no solo se va sorprendiendo con la magnificencia de la producción, se va envolviendo en las situaciones, se va involucrando con los personajes.

Y justo cuando menos se lo imagina, ¡zaz!, ya es parte del juego y tiembla, y brinca, y se cuestiona y comienza un proceso fantástico en donde esta emisión va llevando las cosas más allá.

Hay un punto en que aquello deja de ser Helix para ser nuestra vida, nuestra gente, nuestro mundo, nuestras empresas, nuestros políticos, nuestras instituciones.

Lo reto a que vea nada más los primeros 15 minutos del capítulo uno y a que no se estremezca, a que no le den ganas de gritar, a que no se asuste.

Helix es como Alien, Prometeo, Reporte Europa, Apolo 18 e incluso como Gravity, una experiencia que parte de la ciencia ficción para llevarnos del suspenso a la angustia.

Si a usted le gustan esta clase de cintas, la va a amar tanto como yo.

¿Sabe quiénes son sus responsables? Los mismos que adaptaron la más reciente versión de Battlestar Galactica, una de las más grandes obras maestras de la televisión de todos los tiempos.

Y sí, Helix tiene mucho de Battlestar Galactica, tiene mucho para convertirse en un cañonazo de ventas y de audiencia.

Por favor, luche con todas sus fuerzas por sintonizar este lanzamiento.

Aquí, a diferencia de otros títulos, sí es importante que usted vea ese primer capítulo desde el minuto uno, porque todo tiene que ver con todo, porque todo está perfectamente bien estructurado.

Y si llega tarde, a lo mejor no se la va a pasar igual.

¿Ahora entiende cuando le digo que es fundamental que “reserve” como si se tratara del mejor de los restaurantes? Helix lo es, vale como el mejor de los platillos, como el mejor de los lugares.

Le recuerdo, la cita es este domingo a las 21:00 por AXN. ¡Ahí nos vemos!

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV