El pozo de los deseos reprimidos

Lecciones de odio

El proceso de la televisión es muy complejo. Muchas veces, por dos o tres tonterías, magníficas producciones no llegan adonde tienen que llegar.

Este es el caso de Sitiados, una serie de televisión premium que los señores de Fox produjeron en América Latina para su paquete Fox+.

Sitiados es maravillosa, inmensa, una verdadera obligación no solo para los que amamos la televisión, para todos los que vivimos en esta región del continente.

¿Pero qué pasa? Casi nadie la está comentando.

¿Por qué? Porque en estos tiempos de tanta competencia no basta con hacer buena televisión, hay que saber vendérsela al público.

¿Quién diablos va a voltear a ver una serie que se llame Sitiados?

¿Qué le dice eso al gran público que se mata por ver emisiones con nombres como Game of Thrones, Wolf Hall o House of Cards? ¡Nada!

Sí, yo sé que viene un acontecimiento histórico pero, con la pena, de este lado del mundo, a escala macro, ni sabíamos que había pasado.

Sitiados no es una palabra que nos hable ni de historia, ni de superproducción, ni de acción, ni de nada.

Es un título que carece de efectos dramáticos. Es un error.

Igual, si una empresa tan rica como Fox se va a gastar una fortuna en levantar un proyecto de esa magnitud, lo menos que tiene que hacer es encontrar un pretexto para lanzarlo, una oportunidad de ventas.

¿Para qué? Para que no parezca el capricho de un puñado de productores y para que las audiencias se sientan obligadas a mirarlo.

¿Por qué Fox hizo Sitiados ahora y no antes? ¿Estamos conmemorando el aniversario de esos acontecimientos, tienen que ver con algo que está sucediendo ahora?

Si estamos recordando la Conquista a 500 años de distancia, obviamente vamos a matar por ver emisiones que tengan que ver con la Conquista.

¿Por qué tendríamos que ver Sitiados en este momento? Fox no nos ha dado razones y esto que suena tan simple es fundamental, más si usted se va a tomar la molestia de pagar extra para contratar el paquete Fox+.

¿Ahora entiende cuando le digo que el proceso de la televisión es muy complejo?

Sitiados es una joya, una obra maestra, la serie que yo pondría en las universidades para dar clases de televisión. Es un orgullo y una vergüenza.

¿Por qué un orgullo? Porque esta preciosidad salió de América Latina, porque está hecha en nuestro idioma y porque cuando llegue a otras regiones como Estados Unidos, Asia y Europa, arrasará con los premios y los ratings. De mí se acordará.

¿Por qué una vergüenza? Porque esa ficción tan divina la debimos haber hecho primero nosotros, los mexicanos, que nos las damos de muy talentosos.

Sitiados es una página de la historia de la conquista de Chile por parte de los españoles, una página particularmente atractiva porque en lugar de humillar a los indios, los deja muy en alto, les hace un reconocimiento.

Qué pena que a nivel televisión se haya contado primero la conquista de Chile que la conquista de México. ¡Qué pena!

Sí, ya sé lo que muchas personas deben estar pensando: ¿a mí, como mexicano, qué me importa lo que haya pasado en Chile?

Cuando vea Sitiados lo entenderá.

Es algo que le tiene que importar y mucho, porque tiene que ver con lo que pasó acá, porque tiene que ver con la que sigue pasando acá y , porque así, y solo así, usted y yo tendremos completo el retrato de lo que somos como país y como región.

Y en el remoto caso de que a usted no le importe la historia, mejor. Sitiados le va a parece, la cosa más emocionante y adictiva de la temporada.

Es una serie sobre personajes que quieren escapar, sobre la soberbia, el poder y la corrupción.

Yo la llamo “Lecciones de odio”, porque mirándola me quedan claras las razones de todo este odio que nos domina en la actualidad.

Estructuralmente es prodigiosa porque sus autores tuvieron a bien entregarle el peso de la narración a una anciana indígena que dice unas cosas como para apuntarlas de tan ciertas y tan sabias.

Como producción es enorme, porque Fox invirtió una fortuna en todo. ¡En todo!

¿Me creería si le dijera que Sitiados está mejor producida que otras series históricas como The White Queen e Isabel?

Pero lo mejor es el reparto que incluye a gente de toda Latinoamérica que está haciendo un trabajo sublime.

Nuestra Marimar Vega está gloriosa. El chileno Benjamín Vicuña (Prófugos), una vez más, nos demuestra un potencial digno de Londres o de Hollywood.

¿Y qué me dice del colombiano Andrés Parra (Pablo Escobar, el patrón del mal)? Yo corro en este momento a ponerle un monumento.

¡Esos son actores! ¡Esos son personajes! ¡Esas son series!

Por lo que más quiera en la vida, luche por ver Sitiados en Fox+.

Mañana martes, a las 20:00, hay una maratón en el canal Fox1 con los primeros tres episodios de esta obra cumbre.

Véalos, grábelos, hágale como quiera, pero no se los vaya a perder. ¡Por favor, no!

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV