El pozo de los deseos reprimidos

Interrumpimos esta columna

Me da mucha pena tener que dejar de escribir de las coberturas especiales de los Juegos Olímpicos de Invierno y de un montón de temas que han tenido que esperar en estos días precisamente por la importancia periodística de Sochi 2014.

Pero hoy le debo hablar de dos grandes asuntos. No me podría llamar crítico de televisión si no abriera un espacio para esto. Por favor, tome nota.

El estreno

Mañana viernes 14 de febrero va a ser uno de los días más importantes en la televisión de este año.

¿Por qué? Porque Netflix va a estrenar la segunda temporada de House of Cards y usted sabe lo que esto significa.

¿Qué? Un acontecimiento vital para todo aquel que ame la televisión, la oportunidad de ver la continuación de una de las mejores series del mundo, un evento que seguramente obligará a millones de parejas a celebrar el Día del Amor de una manera un poco más mediática.

House of Cards es el título más emblemático de Netflix, la serie que posicionó a esta marca como algo más que un simple servicio de distribución de contenidos en línea.

Esta obra maestra le puso la etiqueta de casa productora a Netflix y no nada más se la puso, la colocó al nivel de HBO (True Detective), BBC (Orphan Black), AMC (Breaking Bad) y Showtime (Dexter).

Lo que a estas empresas les llevó años, Netflix lo consiguió en un día con una sola serie.

Aquí es donde radica la clave del éxito tanto de esta emisión como de esta compañía:

Netflix no se maneja como se maneja la televisión, convierte la experiencia televisiva en algo 100 por ciento personal, íntimo e irrepetible, como un traje hecho a la medida, como un café de los que están de moda.

¿Qué significa esto? Que Netflix no nos obliga a ver sus series cierto día a cierta hora, nos pone la temporada completa para que podamos ver la cantidad de capítulos que queramos, cuando queramos, donde queramos y hasta en el idioma que queramos. ¡Es una bendición de Dios!

En el remoto caso de que usted jamás haya visto House of Cards, ¿de qué trata? De los temas favoritos de los mexicanos: poder, venganza, sexo y política.

Hay algo muy grande atrás de House of Cards que yo no le puedo dejar de decir: si usted le cambia el nombre a los personajes, a pesar de que la acción se desarrolla en Estados Unidos, usted juraría que se trata de tal o cual político mexicano.

¡Hasta la reforma educativa forma parte de esta historia! ¡Es impresionante!

Luego voy a profundizar en ella. Hoy, le suplico que la apunte en su agenda y que mañana luche a muerte por verla, por gozarla, por vivirla. Le va a fascinar de principio a fin. Se lo juro.

El evento

Pasado mañana, sábado 15 de febrero, también va a ser uno de los días más importantes para la televisión de este año.

¿Por qué? Porque HBO va a hacer lo que nunca nadie ha hecho: va a sacar la televisión de la televisión, nos va a dar la oportunidad de vivir en carne propia la experiencia Game of Thrones.

¿Cómo? A través de Game of Thrones, The Exhibit. ¿Qué es esto? Una exposición digna de cualquiera de los más importantes museos del mundo.

Sí, usted va a poder conocer, en persona, el arte, la belleza y la inteligencia de una centena de objetos de este maravilloso concepto.

Y, aquí, cuando decimos objetos, no solo estamos hablando de ropa, ¡no!, estamos hablando de una barbaridad de materiales de culto porque, como usted sabe, este proyecto es una creación total.

Aquí se inventaron desde muebles y máquinas que retan nuestra imaginación hasta idiomas completos y religiones.

Por si usted jamás ha visto Game of Thrones, ¿qué es? La primera superproducción del género fantástico que se hace en la historia de la televisión premium.

Es una saga apasionante, pero es mucho más: es un ejercicio de emociones, de la búsqueda de la justicia, de la lucha por el poder, una metáfora de la humanidad desde todas sus perspectivas.

Es una obra cumbre indiscutible que confirma que el público que ama el género fantástico merece tanto respeto o más que los que aman cualquier otro y que sí se puede triunfar haciendo buena televisión.

Game of Thrones es una de las series más populares de todos los tiempos, el título más descargado de la internet, y el hecho de que HBO traiga esta exposición a México representa un inmenso reconocimiento para nuestro país, para nuestra industria y para usted como consumidor de contenidos.

Si no fuéramos importantes, no la traería. Si no fuéramos inteligentes, conocedores, si no supiéramos apreciar la calidad, no nos la acercaría.

Game of Thrones, The Exhibit no va a cualquier lado. Decenas de ciudades de los cinco continentes se la pelean y si viene a México es por algo, porque nos la merecemos.

Pida informes ya en el Facebook GameofThronesLAT. La cita es solo del 15 al 19 de febrero en el Foro Masaryk de la Ciudad de México. ¡Allá nos vemos!  

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV