El pozo de los deseos reprimidos

"Game of Thrones 5"

No hay plazo que no se cumpla y, como usted sabe, este domingo se va a estrenar la quinta temporada de la serie Game of Thrones por HBO.

Le suplico que busque lo que dije ayer con Marisa Iglesias en MILENIO Televisión y lo que voy a exponer esta tarde en mi videoblog Surtido rico en milenio.com.

Game of Thrones es un acontecimiento y, como pocas veces, le voy a dedicar todas las plataformas que pueda para convencerlo de que la tiene que ver.

Aunque, honestamente, no creo que haga mucha falta. Este título es uno de los más populares no solo en México sino en todo el mundo.

¿Qué le puedo decir de Game of Thrones en esta columna que no le vaya a decir en ningún otro lado? ¿Qué le puedo decir a las personas que o jamás la han visto o que apenas están revisando sus primera temporadas?

Les tengo que decir la verdad: en estos tiempos en que estamos rodeados de asombrosas obras maestras en tantísimos canales de tantísimas plataformas, Game of Thrones es, como se lo dije desde un principio, la serie de series.

¿Qué significa esto? Que no es un espectáculo, es la combinación de todos los espectáculos que tenemos hoy y que hemos tenido en toda la historia de la humanidad.

Desde el circo y la magia hasta el sexo y la violencia. Desde los dioses y las princesas hasta los políticos y los empresarios. Desde las brujas y las hadas hasta los científicos y los atletas.

Game of Thrones es para la televisión lo que La Biblia para la literatura. Ahí está todo, para que entendamos, para que gocemos, para que aprendamos.

Y cuando le digo todo, es todo. ¿Qué quiere? ¿Niños, homosexuales o personas discapacitadas? ¿Dragones, monstruos o zombis?

¿Qué quiere? ¡Pídalo! Game of Thrones se lo va a dar como no se lo puede dar ninguna otra serie en la historia del mundo.

Pero pídalo en serio. Lo reto a que busque algo en esta pieza capital y que no lo encuentre. Ahí va a estar.

George R. R. Martin, el escritor de esta maravilla, es un genio que merece el más grande de los homenajes.

Consiguió lo que nunca nadie había conseguido. Convirtió a la televisión, que ya era un arte, en un arte todavía superior, en el gran arte cristalizador del siglo XXI. 

Estoy convencido de que así como hoy estudiamos a Shakespeare y a Cervantes, dentro de 500 años habrá alguien estudiando Game of Thrones.

¿Cuál es la historia? Todas. La historia de Game of Thrones son todas las historias de la literatura universal.

Ahí están desde Edipo y La Ilíada hasta Ulises y El señor de los anillos pasando por Las mil y una noches, Ladivina comedia, Hamlet, La Celestina y Don Quijote.

Bueno, hasta Gilgamesh, El Majabhárata, El Mío Cid y ya más para acá, Los miserables, Madame Bovary, Drácula, El extranjero y Pedro Páramo están presentes en esta obra.

¿Cuál es la clave? Que usted abra esa estructura y se vaya quedando con historias y personajes específicos. Se va a sorprender del monumento literario que es Game of Thrones.

Y esto es nada más desde la perspectiva literaria. ¿Qué me dice de la cinematográfica, de la plástica o de la musical?

Los señores de HBO están muy contentos con este éxito, pero estoy seguro de que ni ellos mismos se han dado cuenta del tamaño de pieza que el destino les obsequió.

Game of Thrones va a ser su pasaporte a la historia, pero no a la historia de la televisión como les pasó con lo que hicieron en los años 90.

No, aquí estamos hablando de la historia del arte universal.

¿Qué va a pasar en esta quinta temporada? ¿Quiere que le diga la verdad? No importa lo que pase. Hay que estar ahí, porque nos va a dejar algo bueno.

Si usted quiere leer esos episodios desde una lectura política, hágalo. Pero si solo se quiere divertir, también. Todo se vale con Game of Thrones, incluso, que quede incompleta.

Porque eso significaría algo, porque eso nos mandaría un mensaje.

A mí lo que me pone muy mal es que, mientras tenemos esto en pantalla, haya tantos productores mediocres en la televisión de nuestro país insistiendo en que el público es tonto y que solo quiere consumir basura.

¿Usted cree que si eso fuera cierto Game of Thrones tendría el éxito que tiene tanto en las plataformas de HBO como en la más barata piratería?

¿Usted cree que habría tantas personas, tan humildes, entendiéndola, admirándola y consumiéndola con placer?

No hay peor ciego que el que no quiere ver. El público es inteligente, merece lo mejor y Game of Thrones es eso, lo mejor de lo mejor.

¡Gracias, HBO, por esta serie! ¡Gracias, George R. R. Martin, por ser nuestro nuevo Homero, nuestro nuevo Shakespeare, nuestro nuevo Cervantes!

Luche por ver Game of Thrones este domingo por HBO. Consulte con mucho cuidado los horarios en su guía electrónica de programación por aquello de las variaciones entre ciudad y ciudad. ¡Le va a encantar!

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV