El pozo de los deseos reprimidos

Una manera muy distinta de ver y hacer televisión

La nueva temporada de Bates Motel, la que se estrenó el lunes pasado en Universal Channel, es probablemente la mejor de todas. ¡Y mire que las anteriores eran increíbles!

¿Por qué? Porque ahora sí estamos viendo nacer al Norman Bates de Psicosis.

¡Qué cosa tan más impresionante de locura! ¡Qué manera tan más particular de entender a un asesino!

Además, actuaciones cada vez más sofisticadas, una producción mucho más cuidada y un sentido de la actualidad que no deja de ser preocupante.

¿Cómo es posible que un personaje que nació hace tantos años aplique con semejante perfección a la realidad de 2016?

¿Cómo es posible que una relación tan enferma, como la que este monstruo vive con su todavía más monstruosa madre, se vincule tanto con una cultura como la de este país, tan aparentemente diferente?

Si usted tiene ganas de ver algo bueno, luche por disfrutar de lo nuevo de Bates Motel en Universal Channel. Le va a encantar. De veras que sí.

ORGULLO NACIONAL

Aunque usted no lo crea la televisión mexicana está llena de pequeños grandes programas.

Sí, de producciones austeras, pero valiosas e inteligentes. El problema es que como no se transmiten en las grandes cadenas privadas nacionales, nadie las comenta, pero se merecen todo nuestro respeto.

La oveja eléctrica de Canal 22 es uno de esos programas. ¿Sabía usted que está transmitiendo su temporada número 10?

Diez temporadas en la televisión nacional es poco menos que un milagro y si consideramos que éste es un concepto de divulgación científica que ha sobrevivido a enemil cambios políticos y administrativos, caray, es como para ir y ponerles un monumento.

José Gordon, el director de esta joya, está haciendo algo muy bueno.

Desde entrevistas exclusivas a escala mundial con algunos de los más grandes genios de la ciencia de todo el planeta hasta más y mejores secciones como los Cantos cuánticos de Fernando Rivera Calderón. ¡Felicidades!

PAPÁ SE VOLVIÓ MUJER

Nadie como TLC para dominar el mercado de la televisión de paga con el más completo desfile de personajes de toda la industria.

Sus programadores acaban de sacar un reality show precioso, fabuloso, divertido, revelador y entrañable.

Se llama De Charlie a Carly y narra la vida de un padre de familia de Chicago que un buen día decide asumirse como lo que es: una mujer.

Lo interesante de este concepto no es su transformación, sino que está contado desde el punto de vista de su hijo adolescente.

¿Cómo viven los muchachos de hoy los temas de diversidad sexual? ¿Qué pasa cuando su papá les dice que va a dejar de ser hombre para aceptarse como mujer?

¿Qué les comentan sus amigos? ¿Qué pasa en la escuela? ¿Cómo afecta su futuro?

No le voy a dar las respuestas, porque quiero que sintonice esta maravilla.

Lo único que le voy a adelantar es que se trata de uno de los títulos más impactantes de todos los que hay al aire. ¡Sensacional!

RUMBO A RÍO

Ahí vienen los Juegos Olímpicos de Río 2016 y las pantallas no solo se está calentando en la internet, los cables y las antenas directas al hogar.

El canal Una Voz con Todos del Sistema de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), está transmitiendo México, tierra de campeones y usted lo tiene que buscar.

Se trata de un show donde Erika Grothe y Alejandro Reyes entrevistan a algunos de los atletas que competirán en Río.

¿Sabe usted lo que esto significa en términos emocionales para un país como el nuestro?

Son historias de éxito, bien contadas y sin intereses empresariales. Es una gran aportación.

¡Qué gusto que el SPR también esté metido en la creación de esta clase de contenidos, que apoye al deporte y que apueste por nuevos talentos!

Luche por acercarse a Una Voz con Todos. Además del canal, que es nacional gracias a la nueva televisión abierta digital terrestre, hay joyas en su página de internet. Acérquese a ellas.

¡INDESTRUCTIBLES!

Qué bueno es The Indestructibles, uno de los más recientes lanzamientos del canal BBC Entertainment.

Es aparentemente lo más bobo del mundo, un concepto capaz de fascinar a un nuevo mercado, más joven, más difícil de sorprender.

Pero la realidad es otra. The Indestructibles es un show educativo, un espectáculo que entre babosada y babosada le va dejando algo al público como nociones de física y matemáticas.

Este es un programa donde un grupo de amigos, entregados todos al relajo, deben realizar hazañas extremas, como las de los mejores atletas del mundo.

Pero sin poder ir a las grandes locaciones internacionales, con un presupuesto escandalosamente limitado, en las peores condiciones y con un límite de tiempo.

El resultado va de lo chistoso a lo emocionante y uno, siempre, al final, termina contagiándose de su buen humor y admirándolos.

The Indestructibles es una manera muy distinta de ver y hacer televisión. Se lo recomiendo.

alvaro.cueva@milenio.com