El pozo de los deseos reprimidos

Día de estrenos

Hoy es día de estrenos. Por favor tome nota de lo que viene a continuación porque le conviene.

"Scorpion"

Seguramente a usted, como a mí, le gusta The Big Bang Theory.

¿Qué me diría si yo le dijera que hoy, a las 21:00 horas, el canal AXN va a estrenar un título que es como TheBig Bang Theory, pero en serie policiaca, de acción y de aventuras?

Se llama Scorpion y le juro que le va a encantar porque tiene toda esa magia de los nerds, pero convertida en algo super-emocionante, en un espectáculo que jamás habíamos visto en televisión.

No le voy a vender trama, porque me interesa mucho que busque esta joya, pero estamos hablando de algo grande.

Son las odiseas de unos chavos que, en términos sociales, no son los más afortunados, pero que a la hora de los trancazos resuelven los más impactantes casos de la seguridad nacional de Estados Unidos.

Nada más en el episodio de hoy va a haber una secuencia con un avión que no le pide nada a las mejores secuencias de las películas que están en cartelera.

Y los personajes son fascinantes. Estoy convencido de que más de una persona se va a identificar con estos genios incomprendidos de la ciencia y la tecnología.

¿Cuál es la nota? Que, como bien se dice en esta serie, ahora los malos son más inteligentes que antes. Para atraparlos ya no solo se necesitan policías, se necesitan cerebros y los protagonistas de este concepto tienen cerebro para dar y regalar sin dejar de ser simpáticos y entrañables.  

Luche por ver Scorpion desde el minuto uno de su primer capítulo. Le garantizo que va a ver algo distinto, algo que le gustará tanto o más que The Big Bang Theory. Ser diferente es lo de hoy.

"CSI: Cyber"

Inmediatamente después de Scorpion, a las 22:00 horas, ahí mismo, en AXN, se va a estrenar la nueva franquicia de CSI Se llama CSI: CYBER y viene mucho al caso.

¿Con qué? Con lo que le comentaba hace rato: la evolución de la maldad.

Los delincuentes de hoy ya no son como los que se plantearon cuando nación CSI en el año 2000.

Ahora están en las redes sociales, metiéndose en nuestras computadoras, haciéndose pasar por nosotros, molestándonos, robándonos información y haciendo cosas mucho muy peores.

Los responsables de C.S.I. lo entendieron a la perfección y crearon esto que va a ser un cañonazo.

Y es que es más fácil que a usted lo secuestren o lo extorsionen por algo que puso en Facebook a que se encuentre con alguien que asalta bancos a punta de pistola o que asesine personas con un cuchillo.

Tal y como se dice en el capítulo uno de esta maravilla: los aparatos son los nuevos cadáveres.

Ahí es adonde hay que acudir cuando pasa algo. Así es como hay que tratarlos a la hora de hacer una investigación “forense”.

No sabe usted qué megaserie. Nada más el episodio de hoy lo va a dejar con la boca abierta, porque parte de cosas que a cualquiera la podrían pasar combinando correos electrónicos y monitores para bebés.

Para que entienda la magnitud de esto, ¿sabe usted quiénes son los protagonistas de esta historia?

Patricia Arquette de Medium, James Van Der Beek de Dawson’s Creek y Peter McNicol de Ally McBeal. ¿Así o más sensacional?

Por nada del mundo se vaya a perder hoy el estreno de CSI: CYBER. Yo sé lo que le digo.

"Fando y Lis"

Fíjese qué curioso. ¿De qué le he estado hablando el día de hoy? De algo con lo que convivimos todos los días y que a fuerza de ser tan cotidiano, no ha dejado de sorprender, de llamar la atención.

Me refiero a la violencia, a la tecnología, a la maldad, a las redes sociales.

Casualmente de esto y más trata Fando y Lis, una prodigiosa puesta en escena que se presenta los martes a las 20:30 en el Círculo Teatral, el centro cultural de Alberto Estrella, ubicado en Veracruz 107, en la Condesa, en la Ciudad de México.

Es muy probable que usted, como yo, ubique Fando y Lis, más que de la obra escrita por Fernando Arrabal, por la película de Alejandro Jodorowsky.

Bueno, pues haga de cuenta que Emmanuel Morales, el creador de este proyecto, la adaptó al siglo XXI aplicándola al fenómeno de las redes sociales y el resultado es sublime.

Fando y Lis ya no es teatro del absurdo. ¡Es nuestra vida cotidiana! Es el horror, el amor, el exceso, la pornografía, la dependencia y la esperanza.

Es impresionante porque a todo lo que le acabo de decir, hay que agregarle una puesta en escena en donde María del Carmen Félix y Enrique Alguibay, sus protagonistas, llevan sus cuerpos al extremo de la expresión escénica.

No puedo creer ni la vigencia ni el poder de este espectáculo. Fando y Lis es una obligación para todo aquel que quiera reflexionar sobre la relaciones humanas, la comunicación y las redes sociales.

Es una experiencia brutal que purifica y transforma. Corra a verla. El cupo es limitado, pero vale la pena. De veras que sí.

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV