El pozo de los deseos reprimidos

Crítica al inicio de "Hasta el fin del mundo"

Malo, el arranque de Hasta el fin del mundo te amaré, la nueva producción estelar de Televisa, estuvo muy, pero muy malo.

Parece que estos señores no entienden. Los nuevos hábitos y costumbres de los televidentes mexicanos son unos y ellos, en lugar de atenderlos, los contradicen, les quieren imponer su voluntad.

Claro, como no tienen competencia, pongan lo que pongan a esa hora en El Canal de las Estrellas va a ser un cañonazo.

¿O qué, usted conoce algún otro melodrama nacional de estreno que se transmita a escala televisión abierta mexicana en ese horario?

¡Por supuesto que no! ¡No existe! Hasta el fin del mundo te amaré va por la libre. ¡Se le está regalando la audiencia!

Y sus responsables, en lugar de echarle ganas, como los de Lo que la vida me robó, están instalados en el cinismo.

Es tan obvio que a esta televisora ya no le preocupa el tema de la competencia que en este lanzamiento (a diferencia de los que tenían antes de que Azteca y de que Cadenatres les dejaran de hacer sombra), en lugar de sacar el capítulo uno sin comerciales para que el público no le cambiara, lo sacaron con todos los anuncios del universo.

¡Total! ¡Da lo mismo! ¡Si la audiencia le cambia, siempre va a regresar! ¡No tiene nada más que ver, a esa hora, de ese tipo, en esta clase de televisión!

Le voy a dar mis razones por las que pienso que Hasta el fin del mundo comenzó... mal y usted me dará las suyas a través de las redes sociales.

1.Esa telenovela no era para ese horario. La franja de las 21:30 a las 22:30 de XEW-Tv ya no es para historias “nuevas”, es para clásicos como los remakes de Bodas de odio y Amor en custodia.

2.El título es monstruoso, tanto que estos señores le tuvieron que pegar lo de te amaré para que no se oyera tan mal. ¿Por qué? ¿Porque había que promover una canción de Pedro Fernández? ¿Tan importante es don Pedro?

3.La pareja protagónica de este título es aberrante. Pedro Fernández es un señor de casi 50 años interpretando a un chavito que vive con su mamá. Marjorie de Souza no está posicionada como estrella positiva en este país. ¡Y cero química! ¡Se nota que ambos actores no se gustan!

4.El detalle de que Pedro Fernández y Marjorie de Souza tengan los roles más importantes en esta producción le manda un mensaje negativo al pueblo y al talento de México. ¡No se vale!

5.Televisa se la pasa presumiendo su concepto “Galanes”. Pedro Fernández no forma parte de ésta. ¿Entonces para qué lo tiene? ¿Qué es lo que los “Galanes” que forman parte de esa marca tienen que entender cuando les ponen a don Pedro en esa posición?

6.Marjorie de Souza no es un lanzamiento estelar como Gabriela Spanic en La usurpadora (1997). A pesar de su currículum internacional, viene con etiqueta de villana y ni se preocupa por perfeccionar su acento. ¿Por qué está ocupando ese lugar en este país que está lleno de inmensas actrices? ¡Por qué!

7.-Hasta el fin del mundo... parece una telenovela de Miami. Para eso, mejor nos ponemos a ver los canales de Miami, no la señal más poderosa de la televisión nacional.

8.-La historia que le da sentido a este proyecto es un capricho mercadológico que invita a la desinformación. ¿Habrá alguien que crea que puede existir un romance entre una millonaria chocolatera y un humilde chofer que en sus ratos libres compite en las carreras de autos? ¡No aplica ni como caricatura! ¡Ni como fantasía!

9.Los choferes pobres mexicanos no son así. Las millonarias chocolateras, tampoco. Las carreras de autos tampoco son así. Y las catas de chocolate, muchísimo menos. ¿Qué pensarán los trabajadores de todas estas industrias de esto? ¡Cero investigación! ¡Cero!

10.En términos de comercialización todo está tan mal en este melodrama que a uno, en lugar de darle ganas de salir a comprar chocolate Abuelita, quiere dejar de tomarlo. ¡Se ve sucio! ¡Poco apetitoso! ¡Feo!

11.En mercadotecnia no se puede dar el paso dos si no se ha dado el uno. ¿De qué le sirve al cliente que se le diga al público que se pueden hacer martinis de chocolate si todavía no se le dice, con entusiasmo y calidad, cómo utilizar el chocolate de mesa?

12.Es mucho muy desagradable ver a algunos personajes de Hasta el fin del mundo... hablando a la fuerza como ñeros para inyectarle sabor populachero a algo que no lo tiene.

13.Yo puedo creer que en la adaptación de una telenovela clásica se utilicen herramientas de la primera televisión o, incluso, de la radionovela, como poner a los personajes a hablar solos, porque debe haber un respeto hacia lo clásico, pero esos recursos, en una historia que es presentada por primera vez a escala nacional, se ven mal.

Y aquí le paro no por falta de argumentos, por falta de espacio. Esto comenzó mal. A ver cómo se pone con el paso de los meses. ¿O usted qué opina? ¿Le encantó?

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV