El pozo de los deseos reprimidos

Chespirito vive

Regresó El Chapulín Colorado, regresó a través de una serie de dibujos animados, regresó en exclusiva a través de VEO.

¿Qué es VEO? El sistema de distribución de contenidos en línea de Televisa. Dicho en otras palabras, la competencia de Neflix y Clarovideo, pero del consorcio de Emilio Azcárraga.

¿Y cómo está? Buenísima. Si don Roberto Gómez Bolaños viviera, sería el autor más feliz del universo.

Los responsables de esta joya, al mismo tiempo que supieron respetar la esencia de ese gran clásico de la televisión latinoamericana, lo combinaron con las mejores técnicas audiovisuales de las series animadas de hoy.

¿Resultado? Un espectáculo capaz de fascinar lo mismo a los adultos que tuvimos el privilegio de gozar de El Chapulín Colorado original que a los niños del siglo XXI que solo miran videos a través de canales como Cartoon Network o de plataformas como YouTube.

No hay nada más maravilloso que ver reír a los pequeños. Bueno, yo hice el experimento con El Chapulín Colorado animado y se lo puse, desde mi celular, a varios chiquitos, niños y niñas, de diferentes edades.

¡Hubiera visto sus caritas! Se rieron. En verdad se rieron. Roberto Gómez Bolaños está más vivo que nunca. Chespirito vive, ha resucitado gracias a la magia de la adaptación y de la tecnología.

En el remoto caso de que usted no sepa de lo que la estoy escribiendo, ¿qué es El Chapulín Colorado? ¿De qué trata? ¿Por qué tanto escándalo?

El Chapulín Colorado era un programa unitario cómico escrito, producido, dirigido y protagonizado por el gran Roberto Gómez Bolaños, que se transmitió en El Canal de las Estrellas en los años 70.

Contaba las historias de un antihéroe, la respuesta de Chespirito a los grandes superhéroes de DC y Marvel.

De hecho, si usted observa con cuidado, descubrirá que los créditos de entrada de este concepto son una parodia de la legendaria presentación de una de las más memorables versiones que se hayan hecho de Superman para la televisión.

Superman, la serie, comenzaba con frases como: más rápido que una bala y más fuerte que una locomotora.

El Chapulín Colorado, el programa, iniciaba con expresiones como más ágil que una tortuga y más fuerte que un ratón.

A la hora de las frases, igual, Superman decía: ¡A luchar por la justicia!. El Chapulín exclamaba: ¡Síganme los buenos!

El caso está en que en aquel mundo de los primeros superhéroes, no muy distinto al de hoy, don Roberto inventó esto e hizo las delicias de millones de personas no solo en México, en todo el planeta.

Y es que el humor de El Chapulín Colorado era increíblemente fresco, sano y como tenía un fuerte componente de caídas y piruetas, pasaba por todos los filtros culturales de la humanidad.

En algún momento, en un acto de admirable pudor y humildad, el señor Gómez Bolaños decidió, según se ha publicado en muchos lados, dejar de interpretar a este personaje, porque consideraba que ya no estaba en edad para tantas acrobacias y el programa se dejó de grabar, pero no de transmitir.

Obviamente, por más que uno quiera, los años pasan, hay valores de producción que envejecen y El Chapulín Colorado, a más de cuatro décadas de distancia, ya no se veía tan impresionante como al principio.

Por eso, qué bueno que a alguien muy inteligente de Televisa se le ocurrió rescatar esto y convertirlo en una serie de caricaturas como El Chavo animado.

Esto es lo que se está transmitiendo en VEO y aunque hasta el momento solo hay un capítulo de una temporada, se lo recomiendo ampliamente.

¿Cuál es la historia de ese capítulo? La resolución de un caso, muy divertido, del robo de un anillo de diamantes con intrigas, acción, romance, chiquitolina y toda la cosa.

Gran trabajo de diseño de personajes por medio de una estética preciosa, ciento por ciento competitiva, y un manejo de voces perfectamente bien logrado.

¿Cuál es la nota? Que VEO ahora sí le puede meter un susto a sus rivales, porque no es lo mismo competir contra House of Cards y The Walking Dead con capítulos viejos de La familia P. Luche a hacerlo con un estreno de esta magnitud.

En este negocio de la televisión, como en el de la política, a usted le podrá caer bien o mal Televisa, pero es una empresa que se merece todo nuestro respeto, su mercado, también, y VEO no es cualquier cosa.

Ahí tenemos grandes joyas del cine nacional que no están en ningún otro lado, telenovelas mexicanas nuevas y viejas que a muchas personas nos encantan, bastantes sorpresas y algunos títulos exclusivos de producción propia de los que poco a poco le iré escribiendo.

Hay promociones, movilidad, prestaciones para los suscriptores de izzi y de SKY, y el precio es bastante accesible.

Luche por ver El Chapulín Colorado animado, especialmente ahora que estamos en el mes del niño. Le va a encantar. De veras que sí.

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV