El pozo de los deseos reprimidos

Atención estudiantes universitarios:

No importa la carrera. No importa el semestre. No importa la universidad en la que estudien ni la ciudad en la que vivan.

Esto es para ustedes, se pueden llevar una lana y, lo más importante, podrían ser los responsables de un cambio nacional e internacional.

¿De qué les estoy hablando? De la tercera edición de Atrévete a ver, el concurso universitario de Teletón del cual yo tengo el honor de ser parte del Consejo Permanente.

Por lo mismo, les puedo garantizar que se trata de algo serio, positivo y de verdad.

¿Cuál es la idea? Generar propuestas que contribuyan a la defensa de los derechos humanos y a la inclusión de las personas con discapacidad en el México de hoy.

Propuestas creativas, accesibles, viables y que se puedan aplicar en todos lados

¿A ti no se te ocurre nada? ¡Por supuesto que sí! Eres joven, tienes talento y quieres triunfar. Y puedes participar solo o en equipo. ¿Así o más fácil?

Aprovecha estos días para preparar tu proyecto y corre a inscribirlo. La experiencia te va a encantar. Te lo prometo.

En las ediciones anteriores de Atrévete a ver se obtuvieron excelentes resultados y vimos desde los más hermosos videos sobre temas como el autismo hasta unos inventos fabulosos para ayudar las personas con discapacidad a apoyarse en algo tan aparentemente simple como llevarse los alimentos a la boca.

Atrévete a ver es una de las aportaciones más bellas de Fundación Teletón, porque le permite obtener proyección y reconocimiento a personas que normalmente no tienen acceso a esta clase de plataformas y porque confirma que los jóvenes mexicanos son brillantes, que se merecen lo mejor.

Por favor, envíen ya un correo electrónico a atreveteaver@teleton.org.mx o entren de inmediato a la página de internet de Teletón para que conozcan la convocatoria completa, la compartan con sus amigos y participen.

Tenemos que hacer historia. Tenemos que hacer que nuestras personas con discapacidad vivan mejor y que estén perfectamente integradas a la sociedad.

¿Por qué les estoy escribiendo esto? ¿Por qué hoy? Porque ayer, en el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) del Estado de México, fue la presentación de la tercera edición de Atrévete a ver, pero también de algo que no podemos dejar de celebrar: Teletón abierto.

¿Qué es? La idea más sensacional que se les pudo haber ocurrido a los señores de Fundación Teletón.

¿En qué consiste? En permitirle a cualquier persona, como ustedes o como yo, ir al CRIT que quiera, entrar a donde se le pegue la gana y preguntar lo que se le antoje.

Que si ustedes quieren preguntar de dinero. Háganlo sin miedo. Se los van a responder.

Que si quieren saber del trato que se le da a los niños. Igual. Ustedes pregunten. Tendrán una respuesta satisfactoria.

Que si se quieren enterar de cuestiones médicas, psicológicas o de temas tan escabrosos como explotación infantil, demandas y corrupción. ¡Bienvenidos! Teletón abierto es para ustedes.

Y tan lo es que, agárrense, a partir de hoy estos señores están poniendo a disposición del público sus estados financieros como no lo ha hecho nunca ninguna fundación en la historia de México.

Y no son números aventados nada más para despistar al enemigo. No, son cifras auditadas por empresas tan prestigiadas como Pricewaterhouse Coopers, S.C.

Ahí ustedes se van a dar cuenta de qué se hace con cada peso que donan. ¿No se les hace increíble? Es la transparencia en su máxima expresión.

Por favor, si ustedes alguna vez le han hecho algún donativo al Teletón, no sean tontos, corran a ver qué ha pasado con su dinero, en qué se ha invertido, quién se lo está gastando.

Y si no, igual, vayan y convénzase para que no les digan tonterías, para que les conste que ahí no hay mano negra, que se trata de una de las fundaciones más honestas y más amorosas de este país.

No tienen que hacer cita, no tienen que prevenir a nadie. Ustedes llegan y hablan con la gente de recepción. Inmediatamente se les va a atender y los van a meter hasta a la cocina si es necesario.

Se los digo por experiencia, ir a un Centro de Rehabilitación Infantil Teletón sí le cambia a uno la vida y todo esto de la transparencia sí es cierto.

¿Me creerían si les dijera que me he puesto a platicar hasta con los papás de muchos niños que son atendidos en esos lugares y que ninguno me ha ocultado nada, ni siquiera a la hora de los precios de las terapias?

Teletón abierto es un acontecimiento, una bendición, una estrategia tan clara que vamos a ver quién más se anima a permitir esta clase de visitas.

Vamos a ver quién más se atreve a compartir sus números con la gente.

Atención estudiantes universitarios: los espero en Atrévete a ver. Atención público en general: nos vemos en Teletón abierto.

¡Y bravo, Fundación Teletón! ¡Así se hace! ¡Así sí van a cambiar las cosas! ¿O ustedes qué opinan? 

http://twitter.com/AlvaroCueva

www.facebook.com/AlvaroCuevaTV