Fusilerías

Ya les tomaron la medida

Ya les tomaron la medida. Después de que el secretario de Gobernación habló de que el tiempo se había agotado, de que el desastre de Nochixtlán dejó ocho muertos y de que fueron aprehendidos algunos líderes de la CNTE, hubo algunos visos de que los disidentes se replegaban y el gobierno se la creyó. Hasta se dio el lujo de difundir por los medios que ellos conocen, fuera de lo público, que había una solución en puerta.

El primer revés fue que esa distensión en puerta se nubló con la participación de los maestros de la sección 9, de la Ciudad de México, en las movilizaciones y los paros. ¿Que son pocos los integrantes de la CNTE en la capital? No importa, porque sus protestas impactan como lo hace cualquier puñado de inconformes que toma la decisión de cerrar una calle o una avenida.

La eventual modificación del modelo educativo cedida por Gobernación en una respuesta oficial a la CNTE no fue suficiente para la disidencia, menos aún cuando la estrategia era inmiscuir al sindicato que dirige Juan Díaz de la Torre y colgarse de los cambios como si fuera un logro de él, pese a que cualquier reforma a la reforma, benéfica o regresiva, será responsabilidad de la lucha de los inconformes.

Las mesas de negociación no avanzan, a juzgar por las reacciones de los negociadores. La parte oficial dice que son un éxito, la CNTE solo ve fracaso, mantiene el veto al secretario de Educación y ya perfila un modelo propio, ajeno a toda concertación. Si alguien pensó que la instalación de las mesas y la promesa de integrar todas las voces en los cambios frenarían las protestas, se equivocó.

Apenas ayer, mientras los profesores disidentes dialogaban en Bucareli, la enésima marcha volvió a trastornar las calles de la capital. ¿Acaso es mucho aspirar a que mientras se negocia, el gobierno le saque a los maestros el compromiso de suspender sus manifestaciones? Parece que sí es una aspiración ingenua, pero si no se le plantea a la CNTE, ella nunca lo hará motu proprio. Lo suyo, lo suyo, es la protesta.

Y lo del gobierno parece ser más la grilla interna. Ya se están repartiendo el PRI los presidenciables, Luis Videgaray llevando la mano en la presidencia del CEN, y Miguel Osorio ocupado en borrar del mapa a Aurelio Nuño.

En tanto, la CNTE ya les tomó la medida.

www.twitter.com/acvilleda