Fusilerías

'El renacido: déjà vu!'

La tribu sioux era desconfiada de la presencia de extraños, pero las noticias de algunos descubrimientos en su territorio, lo que ahora es la frontera entre las Dakotas, llegaron a oídos de la comunidad científica, por lo que Edward Drinker Cope (1840-1897) organizó una expedición y se aventuró con un joven guía local, en 1892, a explorarlo.

En su libro Fossil Legends of the First Americans (Princeton University Press, 2005), Adrienne Mayor reconstruye esa travesía con base en los diarios de Cope, quien conoció entonces que los indios sabían de un lugar lleno de huesos de "monstruos diabólicos" y "serpientes gigantes" fulminados por relámpagos, por lo que nadie osaba tocar esos restos por temor a correr la misma suerte.

Grande fue la sorpresa del paleontólogo cuando llegó al sitio y encontró un cráneo completo de un dinosaurio pico de pato. Pero había más, mucho más: en total, 21 diferentes especies. Entre sus hallazgos iban costillas, una vértebra parcial y partes de una quijada y del cráneo de lo que 20 años después Henry Fairfield identificó como el primer tiranosaurio rex.

Frente a tales amenazas, la existencia de esas bestias inmensas y los relámpagos asesinos, osos y lobos pasaban a otra categoría de precaución para los antiguos habitantes de esa tierra que hoy sirve de escenario narrativo a Alejandro González Iñárritu en su filme El renacido (2015), basado en la novela homónima de Michael Punke y protagonizada por Leonardo DiCaprio, quien interpreta a Hugh Glass, guía de cazadores blancos que disputan con indios las pieles de animales allá por 1820.

Nominada a 12 premios de la Academia, The Revenant es el sexto largometraje del mexicano. Ya alejado del discurso narrativo inicial que lo lanzó a la fama (Amores perros, 21 gramos), basado en los libros cinematográficos de su paisano Guillermo Arriaga, hoy González Iñárritu acude a historias lineales que recrea con superproducciones millonarias que no dejan espacio a omisiones por fallas presupuestarias.

Filmada en parajes de Canadá y Argentina, la cinta exhibe la travesía de un grupo de cazadores que es atacado por las tribus de lo que hoy es la frontera entre las Dakotas, por lo que debe huir con una pequeña porción de sus pieles y sin el trampero guía, Leonardo DiCaprio, quien es atacado por un oso pardo (grizzly) que ve amenazada la seguridad de sus crías.

A diferencia de Jean-Jacques Annaud con su filme El oso (L'ours, Francia, 1988), que echó mano de un gigantesco kodiak llamado Bart the Bear, y de Randal Kleiser con su adaptación de la novela de Jack London Colmillo Blanco (EU, 1991), en la que Bart repite protagónico, esta vez fue el "doble" Glenn Ellis quien se vistió con un traje azul y, con apoyo de la tecnología, figuró en el papel de grizzly tundiendo a DiCaprio antes de acabar muerto por un tiro de escopeta y varias puñaladas del moribundo guía. "Lo más cerca que estuvieron los osos del set fue en el zoológico de Calgary", bromeó el actor en una entrevista con la revista Time.

Al trabajo fotográfico de Emmanuel Lubezky, que lo perfila para un tercer Oscar, solo un experto le pondría objeciones, pero la trama es la que abusa de recursos que el espectador ya conoce en otras producciones. El salto al vacío sobre los pinos nevados (The grey, Joe Carnahan, 2012, EU), con Liam Neeson perseguido por una manada de lobos, y los escapes de los protagonistas de Avatar (James Cameron, 2009, EU) y Apocalypto (Mel Gibson, 2007, EU) lanzándose desde lo alto de cascadas.

Sin embargo, es la travesía de un hombre caído en desgracia, evocando en todo momento a su familia sacrificada, la que recuerda al espectador en todo momento a Russell Crowe en su papel de luchador romano en Gladiador (Ridley Scott, EU-GB, 2000), con lo que a media película es algo más que aventurado adivinar la conclusión. En cuanto a trama, pues, si usted es un aficionado al cine, no dejará de lamentar: déjà vu!

Ahora que si nos atenemos a la máxima de que ya todas las hitorias han sido contadas, y el reto es cómo presentarlas, acaso El renacido valga las múltiples nominaciones al premio mayor de la cinematografía.

www.twitter.com/acvilleda