Fusilerías

La fuga: cinco puntos a considerar

La estancia de más de un año en prisión y la nueva fuga de Joaquín Guzmán Loera abrieron varios flancos y pusieron al descubierto una serie de debilidades y contradicciones del gobierno federal.

1. En junio pasado, las autoridades federales dieron a conocer que detectaron el uso de una credencial falsa del otrora IFE durante una visita a El Chapo en el penal del Altiplano. Sin embargo, no sabían quién es la mujer, si bien se investiga a la diputada local de Sinaloa Lucero Guadalupe Sánchez López, quien niega todo. Hasta hoy no hay una definición oficial al respecto.

2. Con Guzmán Loera en la cárcel y apaciguado Michoacán, con la captura de Servando Gómez La Tuta, las fuerzas federales y la PGR enfilaron sus baterías contra el cártel Jalisco Nueva Generación, del que, por voz de los propios funcionarios, no se conocía su poder de fuego hasta que derribó un helicóptero militar, en mayo pasado, con lo que el líder de esa banda, Nemesio Oseguera, se convirtió en el enemigo público número uno.

3. El contraataque federal cobró la vida de 42 presuntos miembros del cártel jalisciense, una escisión del cártel de Sinaloa de El Chapo, en un rancho de Tanhuato. Además, el hijo de Oseguera fue detenido después de que ya había evadido judicialmente la prisión. De nuevo ganó por inconsistencias que halló una juez, solo para ser recapturado de inmediato por secuestro. Hoy está bajo arraigo.

4. Con El Chapo libre, la trama se complica en Sinaloa y Jalisco, porque Guzmán Loera desplaza a El Mencho como prioridad en la cacería, que ya cuenta con la participación de DEA y FBI, pero está en la revisión de escenarios un eventual enfrentamiento entre ambos cárteles, con sus líderes en la calle, lo que pronostica más violencia en esas zonas de por sí complicadas.

5. Sorprende que la primera gran acción sea ofrecer una recompensa histórica por su monto. Nadie en su sano juicio, especulo, se atrevería a delatar a El Chapo, después de constatar, con su doble fuga, el poder y los recursos que ostenta, más el rastro de sangre que su reinado criminal ha dejado. Es un suicidio.

Por lo demás, la “insólita acción” del capo ya bajó al primer precandidato presidencial del PRI: Miguel Ángel Osorio Chong.


www.twitter.com/acvilleda