Fusilerías

Uber: la omisión del GDF

La mayor incongruencia de algunos grupos que izan la bandera progresista suele aparecer en la justificación de la violencia, válida solo cuando se trata de la causa, impensable siempre si viene de la autoridad, porque entonces se convierte en represión. Cuidando acaso ese flanco de sus antiguos aliados, el jefe del GDF, Miguel Ángel Mancera, parece confundido con algunos bandos en pugna, y el lío del amafiado rechazo a Uber vuelve a explotarle.

Hay que recordar que él mismo y sus colaboradores ahondaron las diferencias, pues mientras el secretario del ramo decía por las mañanas que la nueva plataforma de taxis era ilegal, por la noche la autoridad central capitalina debía recular, situación que de tan repetida hizo trompicar al vecino Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, quien, confundido con tan insostenible guión, acabó repitiendo el traspié.

El martes pasado, sin embargo, la trama volvió a complicarse con la agresión a 10 choferes de Uber afuera del Aeropuerto Internacional. Habiendo solo un bando como potencial autor del ataque, es increíble que hoy nadie sepa quiénes son los responsables. Claro, uno debe entender que todo mundo anda en la grilla en el GDF, después de que su propio titular dio el banderazo de salida al futurismo con su destape en El asalto a la razón de Carlos Marín y el posterior removedero de su gabinete. Así que es imposible que alguien ponga atención a estas agresiones, delicado mensaje a quien se atreva a cruzarse en el camino de sindicatos y mafias.

De pronto la moderna ciudad vuelve a la época de la CTM y los grupos de golpeadores que comandaba aquel célebre Wallace de la Mancha, de las golpizas a obreros disidentes de la hulera Tornel y de la armadora Ford. Los días en que reventar recuentos era cosa diaria. Hoy los taxistas organizados se alían a los piratas, contra quienes jamás hicieron tal jornada de rechazo como con Uber y Cabify, y adoptan esquemas que peligrosamente se acercan a campañas de odio, cuyos desenlaces vimos ayer mismo en Israel, donde un hombre acuchilló a seis personas en una marcha gay. El GDF no puede dar espacio a otro episodio de violencia, como el aeroportuario, y su procuraduría debe capturar pronto a los agresores del martes. Total, les quedan dos años de grilla por delante.

 

www.twitter.com/acvilleda