Voz Ciudadana

Mi voto no se vende, porque la democracia no está en venta

En estas elecciones debemos ser un sociedad con voz de gigante que pida cambios de justicia social y democracia, que exija una clase política digna, que aspire a un cargo público para dignificarlo, no para ser cómplice del despilfarro y la corrupción

Está en nosotros la fuerza para construir un futuro mejor, porque los grandes cambios de este país han sido impulsados por personas valientes, que se han enfrentado a la corrupción, a la tiranía y la opresión, quienes soñaron por un país moderno y democrático en la que no hubiera diferencias entre hombres y mujeres.

En la que todas las y los niños tuvieran una escuela pública a la que ir. 

Donde la oscuridad y la ignorancia fueran sustituidas para siempre por la justicia social y el progreso.

Este tipo de personas líderes y valientes, deberán manifestarse a través de su voto este 7 de junio.

Hay que elegir y exigir a las y los diputados que sean electos, para que trabajen por un Congreso serio, un Congreso responsable, un Congreso que realmente trabaje para su pueblo. 

Necesitamos representes populares que den la cara, y trabajen para que la Voz Ciudadana sea escuchada, porque la actual situación de empobrecimiento no se explica tan solo por la acción u omisión de unas cuantas personas, es un asunto integral y estructural.

Hoy tenemos una minoría que engrosa sus cuentas, quienes se hacen ricos y millonarios, mientras la mayoría de la población ve cómo el salario mínimo no alcanza, para lo mínimo, eso es la corrupción; porque robar a las instituciones, es robar a la gente.

Porque la corrupción es un mal que permite que las y los más ricos en México concentren el 64% de los ingresos de este país, teniendo una clase política muy rica y una ciudadanía muy pobre. ¡Eso es corrupción!

El salario mínimo no garantiza la vida digna, y por eso tenemos que exigir que las personas que busquen nuestro voto, trabajen y luchen por el 60% de la población que vive en pobreza, quienes tienen que hacer malabares para llegar a fin de mes.

Y los cambios los vamos a realizar a través de los procesos democráticos, porque la democracia es la posibilidad de cambiar lo que no funciona y lo que han hecho mal los gobiernos y los representantes populares.

La Voz Ciudadana cree en la protesta con propuesta, porque de nosotros dependerá lo que le va a ocurrir a una generación entera, a nuestros hijos e hijas, a nuestros mayores, a nuestros hermanos y hermanas, a nuestros jóvenes, a nuestro país.

Las y los hidalguenses queremos un país mejor, y soñamos sí, pero soñamos seriamente con un país donde los que se han visto obligados a irse, puedan regresar para trabajar aquí en su tierra.

Un país donde los que quieren sacar proyectos adelante puedan hacerlo sin tener que depender de los bancos o el apoyo gubernamental.

Un país donde acceder a una vivienda no se convierta en un calvario de por vida.

Un país donde no se paguen sueldos de miseria.

Un país donde existan políticas que sean efectivas para combatir la exclusión, la pobreza y la discriminación.

Hoy decimos a las y los corruptos, a quienes por sus acciones u omisiones han tenido al pueblo en la pobreza y la ignorancia, que la libertad, la igualdad y la democracia triunfarán.

Queremos un cambio que garantice las pensiones de nuestros adultos mayores, que se han partido la espalda trabajando.

Queremos apostar por las y los jóvenes, por la soberanía tecnológica, por la soberanía alimentaria y energética.

Queremos un cambio en el mercado laboral para producir y competir mejor, en lugar de abaratar el despido y bajar los salarios.

Queremos un cambio que ponga en orden las cuentas, saber en qué y cómo se gastan el dinero los gobiernos.

Queremos un país donde nadie se quede fuera, donde cualquiera pueda cubrirse de la lluvia.

Donde no haya una sola familia sin techo donde pasar la noche.

Nunca más un país sin dignidad para su gente.

Por eso es necesario desplegar un plan de rescate ciudadano que ponga todo su empeño en curar el cáncer social de la corrupción.

Hay que destinar como un tema de urgencia nacional, recursos a aquellos sectores más vulnerables y excluidos.

Que después de este proceso electoral quede un precedente para que la Cámara de Diputados, sea realmente la Voz Ciudadana, que sea realmente del pueblo, nunca más un congreso que solo defienda los intereses de una minoría.

Ante el desencanto la  ilusión, porque debemos creer y construir una ciudadanía activa y participativa que defienda y luche por una vivienda digna, por empleos dignos y bien remunerados, que luche para que el bolsillo del pueblo trabajador tenga más dinero.

Pero sobre todo, nunca debemos permitir que nadie compre un solo voto, que nadie compre nuestra dignidad ni nuestro futuro, no permitamos que compren ni vendan nuestras sonrisas, nuestro derecho a sonreír no se vende, el derecho a tener escuelas y hospitales no se vende, la democracia, que lo oigan bien, no se vende.

 “Si discriminan, que renuncien”

“Por una sociedad libre de discriminación y violencia”.

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano