Voz Ciudadana

Te "stalkeo" porque te quiero: no a la violencia en el noviazgo


Hoy día estamos en medio de una era tecnológica, las redes sociales se han convertido prácticamente en el medio de interacción social, donde las y los jóvenes se comunican e informan (o desinforman), pero también es un medio en el cual violentan a sus parejas, a través de lo que bien pudiéramos llamar, un ciber-acoso, o acoso cibernético.

Ello se le conoce como stalkear, término que hace referencia a las personas que vigilan o espían a través de las redes sociales. Hay quienes en Facebook le dan like (me gusta) a todo lo que publica una persona, sea un tema importante o algo sin sentido, o también le dan retweet a todo; si bien es un tema que sucede a menudo con los artistas, esta acción está muy presente en las relaciones afectivas de pareja, y aunque parece una práctica común e inofensiva, puede ser un medio para causar graves conflictos, como puede ser el caso de alguien que utiliza una cuenta distinta a la propia o inventa una, con el objetivo de vigilar a la expareja, para estar pendiente de sus actividades, o para buscar la manera de causar algún daño.

“Stalkeando o qué hace”: desde Facebook hasta el WhatsApp

En Hidalgo el 70 % de las y los jóvenes de entre 12 a 29 años, saben utilizar el internet, y son las redes sociales su principal uso, por ello no es de sorprender que la violencia en el noviazgo (o cualquier relación afectiva), pueda ir en aumento, sobre todo por medio de estas.

 Por ejemplo, el Facebook puede ser una vía para que una persona Stalkee a su pareja mirando sus fotos o publicaciones y pueda saber qué hizo y con quién, e incluso llegar a reclamarles tratando así de alejar a sus amistades (virtuales).

También hay casos en que publican o envían fotos privadas (sin consentimiento de la persona fotografiada) con el objetivo de causar daño, situación que es un delito en algunos estados.

Lo más grave es cuando se piden las contraseñas como señal de amor, y en caso de una negativa viene el reclamo y el chantaje “seguramente escondes algo”, y el asunto es que estar en una relación de pareja, no significa perder nuestros espacios y privacidad.

Otra variante es mediante el WhatsApp, herramienta muy útil para enviar y recibir mensajes, pero también para stalkear, al estar pendiente del estado de la pareja, o saber la última conexión o enojarse porque las palomitas están azules y no contesta.

Las redes sociales deben servir para fortalecer las relaciones afectivas y no para afectarlas, como sucede, ya que se pierden los espacios personales, porque en apariencia se está más disponible, sin embargo el hecho de poder estar en contacto mediante el “Face”, el “Whats” o el “Chat”, no significa que haya mejor comunicación; una relación de pareja se construye mediante el diálogo y la negociación en términos de igualdad,y cuando hay abusos, se presentan celos excesivos o la prohibición de ciertas comunicaciones, o la limitación de las amistades.

Cómo prevenir la violencia en el noviazgo

A veces la violencia pasa desapercibida pero se puede identificar cuando la pareja intenta controlar tu forma de vestir, hablar, pensar; te critica constantemente; exagera tus defectos; o cuando todo el tiempo quiere estar contigo, saber lo que haces y con quién;  trata de controlar o manipular tu vida; te prohíbe o amenaza en lo referente a las amistades, trabajo, escuela o costumbres, y te culpa de todo lo malo que le sucede y además te convence de que es así.

 Hay algunas acciones básicas  para evitar ser violentado o violentada, lo más importante es tener claro que mucha de la violencia en la pareja esta disfrazada del falso amor romántico, como el caso de: “te llamo a cada rato, no para vigilarte, sino porque te cuido y te extraño”; o “te celo porque te quiero”;  o mediante acciones que buscan manipular o chantajear a la pareja, como el extremo de: “si me dejas me muero”.

 Recuerden que cada quien es responsable de sus acciones y de sus sentimientos, no podemos depositar nuestro bienestar en otra persona, si uno quiere una buena relación, las dos personas deben estar fortalecidas.

 Cuando se perciba o presenten acciones de violencia, hay que buscar apoyo, de preferencia profesional, en toda relación de pareja se debe aprender a resolver los conflictos mediante el dialogo y negociación, “qué quieres tú, qué quiero yo”; debemos construir relaciones igualitarias en la toma de decisiones, hay que respetar la diferencia.

En los momentos de ira y enojo debemos controlar positivamente las emociones y evitar decir algo hiriente, porque la ira no es justificación para hacerlo; no debemos responder a las presiones o provocaciones de la pareja, recuerda cada quien decide sobre su vida, sobre su cuerpo y asume la responsabilidad de ello; y algo fundamental los celos no son bonitos, y no son expresiones de amor.

 Este 14 de febrero, más allá de cenas románticas o cualquier otro estereotipo social, lo más importante es construir una relación de pareja libre de presiones, libre de stalkeadores, libre de violencia.

“Por una sociedad libre de discriminación y violencia”

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano