Voz Ciudadana

En la lucha constante por la NO Discriminación en México e Hidalgo

En nuestro país las mujeres aún son objeto de discriminación en todos los espacios sociales, iniciando con la familia donde muchas veces se encuentran bajo climas de violencia, y que decir en el trabajo, en los hospitales, y sobre todo en las religiones.

Hay diferentes factores que agravan la desigualdad en cualquier parte del mundo, como son algunas políticas económicas ortodoxas y liberalizadoras; la lejanía o cercanía de la clase política, con la ciudadanía; así como el grado en que una sociedad está informada y organizada. Por ello, en la lucha constante por la NO discriminación, debemos seguir trabajando para disminuir la brecha de desigualdad existente, la cual tiende a favorecer múltiples formas de discriminación.

Los males discriminatorios en México.

Como bien apuntan algunos autores como Salazar Carrión, en México afortunadamente “no se han desarrollado ideologías, movimientos o partidos abiertamente favorables a discriminaciones sustentadas en factores raciales, étnicos, religiosos, sexuales o de clase”, sin embargo, existen prejuicios, actitudes y prácticas claramente discriminatorias, que se viven y repiten en la vida cotidiana.

En nuestro país las mujeres aún son objeto de discriminación en todos los espacios sociales, iniciando con la familia donde muchas veces se encuentran bajo climas de violencia, y que decir en el trabajo, en los hospitales, y sobre todo en las religiones. Por ejemplo, en su momento se criminalizó y crítico, la interrupción legal del embarazo para el Distrito Federal, donde las voces más conservadoras y quienes buscan mantener un patriarcado social, no reconocen el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, ni siquiera en casos de violación o en situaciones donde su vida se encuentre de por medio.

Por otro lado encontramos la discriminación por origen étnico, dirigido principalmente hacia los más de 6 millones 695 mil personas hablantes de alguna lengua indígena en México, quienes en su mayoría se encuentran en una situación de marginación, aislamiento, explotación, opresión y pobreza. Y ni que decir de la discriminación por preferencias sexuales, existiendo graves prejuicios.

Otro gran problema lo encontramos en la discriminación hacia las y los migrantes, hoy todo un tema que debe abordarse con seriedad, para que todo tratado de libre comercio de mercancías, también favorezcan el libre tránsito de personas.

Nadie debe asumir las desigualdades ingentes que desgarran y degradan a cualquier sociedad, como si se tratara de una fatalidad natural, la desigualdad debe y puede revertirse.

IMSS reconoce los derechos de los matrimonios del mismo sexo.

Es importante mencionar que los derechos humanos son progresivos, y son muestra de una sociedad que va madurando. En otras columnas he mencionado que las leyes no bastan, que lo importante es que estás sean conocidas y reconocidas por la sociedad y por quienes nos gobiernan y representan.

Por ello debemos reconocer al Gobierno Federal, ya que con motivo de la sentencia dictada por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el pasado 29 de enero de 2014, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que los matrimonios formados por personas del mismo sexo serán sujetos de afiliación al régimen ordinario del Seguro Social.

Esta determinación es acorde con la interpretación realizada por la Suprema Corte a la Ley del Seguro Social, en el sentido de que aun cuando la ley hace diferencias en razón de género, debe entenderse que también protege a dichos matrimonios, lo cual respeta el principio pro persona, establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Pasta de Conchos, “en Memoria”

Ayer se cumplieron ocho años de la explosión en la Mina Pasta de Conchos, en la que fallecieron 65 trabajadores mineros. Hoy la Voz Ciudadana les recuerda, y conmemora, porque están presentes, y son símbolo de una clase trabajadora que expone su vida, día a día por una paga que muchas veces resulta insuficiente. El trágico suceso expuso ante la opinión pública, las peligrosas condiciones en las que la mayoría de trabajadores mineros trabajan.

Hoy, aún queda una lucha que encabezan las familias de los mineros fallecidos, ya que a pesar del tiempo, aún siguen sus cuerpos sepultados en la mina, además sigue pendiente la reparación del daño, ya que aún los responsables del accidente no rinden cuentas, ni han otorgado una justa compensación a las familias.

 “Por una sociedad libre de discriminación y de violencia”

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano