Voz Ciudadana

Otra más de discriminación #LadyHuejutla ¿Y la CDHEH?

Hay quienes buscan justificar la discriminación, al grado de minimizarla o invisibilizarla, pero el problema ahí esta y es evidente que no es algo “normal”, y claro está que en Hidalgo es un problema estructural.

 El caso Verónica Rodríguez mal llamada #LadyHuejutla, es el caso de una estudiante de medicina de la UAEH, quien realizaba su servicio social en el Hospital Regional de la Huasteca Hidalguense, y que en su cuenta de Facebook escribió: “jaja que felicidad estar en la civilización y no escuchar a nadie hablando náhuatl”…“Soy feliz lejos de los aborígenes de Chililico”.

 Presente debemos tener que nuestra mayor riqueza natural, se encuentra en la población indígena, que aún conserva sus tradiciones, sus costumbres, sus raíces, nuestras raíces. Sin embargo, las condiciones de explotación y miseria contrastan con la riqueza que albergan. Su lejanía respecto de la capital del estado ha preservado la marginación y el rezago social. Su inclusión al desarrollo social y la NO discriminación es una deuda permanente.

 Ante la conducta de la universitaria la Secretaria de Salud de Hidalgo le dio de baja definitiva de su servicio social, una acción positiva que bien debería realizarse con cualquier funcionario o funcionaria que incurra en acciones similares, mientras tanto aún se desconoce la sanción de la UAEH.

 Este caso demuestra la necesidad de trabajar en la erradicación de toda forma de discriminación, la cual se presenta más allá de la formación académica, posición económica o política. Una sociedad que Discrimina, es una sociedad que no se desarrolla.

 La discriminación debe combatirse de inmediato, con acciones contundentes y un actuar inmediato, sobre todo de la propia Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH), que ante casos conocidos como #LadyCaasim, #LadyCiudadana, su trabajo ha sido cuestionado por no actuar a tiempo, y por no mostrar un interés real en la lucha diaria en favor de la NO Discriminación.

 Debemos recordar que de acuerdo a la Ley de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (LDHEH), es facultad de la CDHEH fortalecer no solo la defensa y protección de los derechos humanos, si no también el combate a la discriminación, ya que se consideran son el eje sobre el que gira cualquier sistema democrático.

 Dicha ley tiene como objetivo “promover y defender, de manera integral, los derechos humanos de las y los hidalguenses y combatir de manera eficaz todos los actos de discriminación”, cosa que aún no se da.

 Una de las razones es la falta de implementación de un verdadero programa integral que vele por el respeto a los derechos humanos y la no discriminación, el cual debe estar vinculado -no solo en el papel- en  la totalidad de la planeación del Estado, a través de sus programas y políticas públicas, y sobre todo que “debería” ser la CDHEH quien diera un seguimiento puntual en su cumplimiento (la cual no significa estar en cada acto o ceremonia protocolaria), para ello la ley le otorgo plena autonomía a la CDHEH, para que en el desempeño de sus atribuciones, en el ejercicio de su autonomía y del presupuesto anual, no reciba instrucciones de institución o servidor público alguno.

 Además la misma ley le pide que el personal de la CDHEH se capacite de forma permanente para que realmente pueda cumplir con sus tareas, como un verdadero organismo autónomo.

 Hidalgo requiere de una CDHEH activa y propositiva, que trabaje en prevenir la discriminación y en promover sanciones contundentes cuando se presenten actos discriminatorios: #CeroDiscriminación #CeroImpunidad.

Participar más allá de lo electoral #Elecciones2015

Estamos a tres meses de que se realicen las elecciones para diputados federales, y el interés de las y los electores no rebasa el 40% de acuerdo a diversas encuestas, es decir, solo 4 de cada 10 personas votaría.

 Si bien la democracia no terminara de facto con la marginación y explotación, ni con la creciente desigualdad, lo cierto es que a través de los procesos democráticos se pueden generar efectivos contrapesos de poder, castigar a quien lo hizo mal y premiar a quien lo hizo bien.

 Lo bueno o lo malo en materia política, económica y social, tiene nombre y apellido PARTIDOS POLÍTICOS, es a ellos a quienes debemos pedirles cuentas, exigirles más.

 La pluralidad política debe ser construida desde la sociedad, utilizando como herramienta nuestro voto.

 De esta manera podremos construir efectivos contrapesos al poder, ya que se podrá estar o no de acuerdo con los partidos existentes, pero en este momento son quienes están tomando las decisiones más importantes, sobre todo en la generación de nuevas leyes o la modificación de otras.

 Es importante conocer y reconocer a quienes postulen a candidatas y candidatos con un perfil más ciudadano, hoy más que nunca se necesitan nuevas opciones y nuevos actores políticos, que se comprometan por las causas sociales, cuya carta de presentación sea su trabajo con la sociedad, con los derechos humanos y contra la no discriminación.

“Por una sociedad libre de discriminación y violencia”.

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano