Voz Ciudadana

No a la censura, sí a la libertad de expresión

El pasado 3 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, fecha que nos recuerda la importancia, para toda sociedad democrática, que se puede ejercer libremente el periodismo. Un lugar que tenga limitada, restringida, censurada o amordazada su libertad de prensa, terminará siendo gobernada por tiranos, autoritarios o dictadores.

Esto se daría, al limitar a la sociedad de otro derecho, el derecho a la información, y la libertad de expresión.

En todo país, siempre existirán diferencias sociales y conflictos, pero el ignorar o callar a la prensa, es una manera de limitar y maniatar a la ciudadanía, quien no podrá tener diferentes posturas sobre una problemática, y no podrá construir su propio criterio, teniendo solo una visión limitada y sesgada sobre las problemáticas sociales.

Cuando se limita de alguna forma la libertad de prensa, se busca incidir sobre la opinión pública, y de esa manera tratar de cambiar las ideas y juicios, que puede tener una persona o grupo de personas sobre una acción o un personaje.

LIBERTAD DE PRENSA

La libertad de prensa es fundamental por su papel central y específico, para un derecho humano clave: la libertad de expresión. La prensa, ya sea escrita o digital, tiene un papel esencial al informar sobre los diferentes temas relevantes para toda la ciudadanía, así como abrir, generar e incidir en el debate público. Gracias a la prensa, nos enteramos de lo que ocurre en todo el mundo, de las acciones buenas o malas, de un actor político, por ejemplo.

Su papel es importante, en una democracia o en un sistema autoritario, para informar sobre los acontecimientos. Gracias a la prensa, nos hemos enterado de todo tipo de situaciones, ya sea de crisis, actos de corrupción, delincuencia organizada, catástrofes, etc.

Sobre todo, la prensa, ha sido un gran aliado de la sociedad civil, un actor clave para fomentar una ciudadanía activa y participativa, investigando, proponiendo, alzando la voz, señalando todo acto de injusticia, cuyo mensaje se difunde o viraliza, gracias al trabajo de las y los periodistas. Por ello de manera permanente, se debe garantizar que su trabajo lo realicen con absoluta libertad.

Y evitar, que esa libertad se vea amenazada, ya sea a través de: censuras directas, como pueden ser mediante leyes restrictivas, que violenten los tratados internacionales; presión desde la autoridad para que no publican algunos temas; violencia directa e impunidad, contra los medios de comunicación, o hacia las y los periodistas; violencia digital (ciber venganza, ciber acoso); la denominada auto-censura, que significa que una persona no puede manifestar sus ideas abiertamente, por medio a las represalias o consecuencias. Renunciar a la libertad personal de expresar libremente nuestras ideas, es renunciar a vivir con dignidad.

Le toca al Estado mexicano seguir trabajando para que la libertad de prensa sea garantizada y profundizada; y le toca a los diferentes medios, evitar limitar o inhibir la libertad de las y los reporteros.

Parte toral de la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa es la celebración de los principios fundamentales de la libertad. Esta fecha permite que se pueda evaluar a la prensa a nivel mundial, proteger y defender a los medios de comunicación de los ataques u actos violentos, para sesgar y limitar su imparcialidad.

Esta fecha además permite que se reconozca la importancia de contar con una prensa libre, y sobre todo, que se les rinda homenaje a las y los periodistas que han perdido la vida en el ejercicio de su profesión.

El Día Mundial de la Libertad de Prensa fue proclamado en 1993, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, siguiendo la Recomendación adoptada durante la 26ª sesión de la Conferencia General de la UNESCO en 1991.

También instaurada para que la ciudadanía se informe acerca de las violaciones a la libertad de prensa, así como recordarles que en muchos países del mundo las publicaciones son censuradas, algunas suspendidas o anuladas; y por otro lado las y los periodistas, editores etc. son atacados, acosados, detenidos, y lo más grave son los casos de periodistas asesinados y asesinadas.

Hoy, en medio de un panorama mundial incierto, se deben desarrollar iniciativas en favor de la libertad de prensa, para evaluar de manera constante y permanente, el estado de la libertad de prensa en todo el mundo.

El llamado, sigue siendo, para que toda autoridad respete su compromiso con la libertad de prensa, aunado a fortalecer los lazos entre las y los compañeros de los medios de comunicación, sobre todo para realizar un trabajo ético y profesional, y nunca ceder ante la censura.

Desde este espacio, reconozco a quienes todos los días, arriesgan su trabajo y hasta su vida, en favor de libertad de prensa, y contribuir a la construcción de una sociedad informada. Quienes muchas veces realizan su trabajo con bajos salarios, en medio de amenazas y presiones laborales, pero al final, siguen trabajando con pasión, desafiando, no pocas veces al mismo sistema político.

Gracias a todas las y los periodistas, y a su lucha diaria, por ejercer la libertad de prensa.

“Por una sociedad libre de discriminación y violencia”

Twitter: @alfreduam
alfreduam@yahoo.com.mx
FB: Alfredo Alcala Montaño
www.alfredoalcala.mex.tl