Voz Ciudadana

Ni una más, alto a los feminicidios en Cuautepec Hidalgo

Vida digna y libre Para su familia no bastan los discursos ni las buenas intenciones, lo que necesitan es la reparación del daño, exigen y exigimos JUSTICIA.

Es muy triste recibir un mensaje al celular de una amiga mencionando “otra más”, ahora fue una joven estudiante, Norma Edith Pérez Ortega, de 19 años quien salió de su casa como todos los días entre semana para acudir a la escuela, sin embargo, una persona, un hombre, la violento sexualmente y luego le quito la vida, no hay duda, ella fue víctima de un homicidio por condición de género fue víctima de feminicidio, UNA MÁS.

Para su familia no bastan los discursos ni las buenas intenciones, lo que necesitan es la reparación del daño, exigen y exigimos JUSTICIA.

Ahora el escenario de este nuevo feminicidio fue Texcaltepec y tristemente, de nueva cuenta fue en  Cuautepec Hidalgo.

El tema de la seguridad para las mujeres sigue siendo preocupante en este municipio, ya que las mujeres son violentadas hasta la muerte en su propio entorno. En este caso la pregunta sigue siendo, cuales son las medidas inmediatas para evitar que se sigan presentando estos indignantes casos.

Otra vez Cuautepec, Ya Basta, NI UNA MÁS

Todo lugar, todo gobierno y toda sociedad, debe crear los instrumentos efectivos, que garanticen que toda persona tenga derecho a la seguridad, pero sobre todo se debe de garantizar que ninguna mujer será violentada por su condición de género.

Es lamentable que el caso de Norma Edith Pérez Ortega, no se aun hecho aislado, ya que tan solo en estos días también se presentó el indignante hallazgo de una mujer sin vida en Apan Hidalgo, quien había sido reportada como desaparecida.

Los recientes feminicidios no son un fenómeno aislado, son hechos recurrentes, para ello basta recordar los lamentables hechos ocurridos el año pasado primero en Tula Hidalgo donde se estimaron al menos 11 casos de feminicidios, después siguió Cuautepec Hidalgo. Basta recordar con profundo dolor e indignación los casos de Vanesa Hernández y Ericka Ivette López, quienes fueron víctimas de feminicidio en octubre del año pasado en este último municipio.

Cabe mencionar que tras los hechos de violencia feminicida, la población de la región ya no salía a la calle después de las 9 de la noche, de hecho cerraban los comercios a la misma hora. Después de cinco meses la población volvía a retomar su vida cotidiana, y ya trataba de salir más tarde sin miedo de ser víctima de la violencia, y de nueva cuenta se presentó un feminicidio.

Pero de Cuautepec, sobre todo no olvidamos el caso que indigna y desgarra aun, y me refiero al sucedido en abril del 2009, cuando una niña indígena de 14 años fue víctima de una violación tumultuaria. Cuyo caso recorrió el país, sobre todo porque ella no solo fue víctima de violación sexual y física, también sufrió de violencia institucional.

Organización social en Cuautepec

Queda claro que hoy la sociedad de Cuautepec debe organizarse para exigir no solo la reparación del daño de las víctimas de feminicidios, sino además, luchar por que se garantice el derecho a la seguridad, y sobre todo que se generen las condiciones de una VIDA DIGNA Y LIBRE DE VIOLENCIA PARA LAS MUJERES.

Es momento de que la sociedad se organice para que se logre restablecer la seguridad en su municipio y en sus comunidades. Deben de instalarse comités de vigilancia para trabajar de la mano con la autoridad, y denunciar todo acto de corrupción y negligencia; se debe de colocar cámaras de video vigilancia y alarmas ciudadanas, pero sobre todo, se debe mejorar el alumbrado público, no puede quedarse una sola calle a obscuras.

En este momento no basta con buscar y detener a unos presuntos culpables, se debe trabajar para evitar los feminicidios, se debe trabajar por la vida digna y libre de violencia de las mujeres.

El desafuero del Presidente Municipal de Tepehuacan Hidalgo.

Debemos recordar que hace apenas tres meses recorrió el país la noticia que el Presidente Municipal de Tepehuacan de Guerrero golpeo a  su esposa, situación que derivó en una denuncia formal de parte de la víctima, pero sobre todo genero la indignación de la sociedad y de un sector de la clase política, incluyendo de su propio partido.

Por lo que su desafuero puede ser una buena señal de que ningún acto o conducta que violente a las mujeres, quedara impune.

“Por una sociedad libre de discriminación y de violencia”.

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano