Voz Ciudadana

Reforma y gasto electoral en México: el costo de la democracia

En Hidalgo se ha establecido una mesa política en la cual están discutiendo los cambios que se deberán de realizar, y es precisamente el gasto electoral uno de los temas que han postergado, siendo necesaria su discusión inmediata.

Con la reforma constitucional en materia política electoral, se creó la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, así como la Ley  General de Partidos Políticos. Bajo estas nuevas reglas del juego electoral,  se llevarán a cabo los siguientes procesos electorales federales.

Los cuales -como ya he mencionado en anteriores columnas-, tienen como objetivo fortalecer la democracia. Sin embargo uno de los puntos más sensibles para la ciudadanía tiene que ver con el dinero público que se les otorga a los partidos políticos, que si bien son considerados entidades de interés público, y por lo tanto el Estado Mexicano deberá garantizar su funcionamiento, lo cierto es que la percepción social no considera propicio, ni ético, el alto costo electoral, que de acuerdo al presupuesto aprobado para el Instituto Electoral Electoral (INE) -antes IFE, es de 7 mil millones, 789mil, 858 pesos, a los cuales habría que agregarle una ampliación de presupuesto, toda vez que derivado de la reforma electoral el INE tendría algunas otras facultades y responsabilidades, lo que implicaría mayores gastos los cuales ascienden a 230 millones,648 mil,349 pesos.

Pero además, a esta cantidad debemos sumar el gasto público destinado a los partidos políticos, que para este 2014 es un monto superior a los 4 mil millones, 044 mil, 119 pesos.

Lo que significa que en total hablamos de más de 12 mil millones, 064 mil, 626 pesos, ello sin considerar que este año no hay elecciones federales, ya que en año electoral los partidos reciben recursos extraordinarios. Aunado a lo anterior habría que considerar otros gastos del sistema electoral, como es el presupuesto destinado al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y la FEPADE.

Tan solo para ejemplificar, miremos el presupuesto 2014 de las siguientes instituciones de educación superior: Universidad Autónoma Metropolitana, 5 mil millones773 mil pesos; Universidad Pedagógica Nacional, 761 millones, 199 mil pesos; Colegio de México, 544 millones, 662 mil pesos; Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, 848 millones; Universidad Abierta y a Distancia de México, 273 millones, 886 mil pesos.

Considerando estos ejemplos, ni todas las universidades mencionadas superan los 8 mil millones de pesos, presupuesto muy lejano al destinado al INE y a los partidos. Otro ejemplo sería el dinero destinado al Instituto Politécnico Nacional que asciende a 13 mil millones, 522 mil pesos

Sin embargo hay una diferencia importante para la sociedad, ya que estamos hablando de instituciones de educación superior, las cuales forman profesionistas, generan investigación y son las grandes formadoras de la sociedad.

Proceso de Reforma Política en Hidalgo

Como resultado de los cambios a nivel nacional, los 31 estados y el Distrito Federal, también deberán armonizar sus leyes electorales para estar acordes a los cambios constitucionales.

En Hidalgo se ha establecido una mesa política en la cual están discutiendo los cambios que se deberán de realizar, y es precisamente el gasto electoral uno de los temas que han postergado, siendo necesaria su discusión inmediata.

El tema no solo es discutir cuanto les entregaría el estado de Hidalgo a los partidos (los cuales se sumarían a los recursos que entrega la federación, a través del INE), el tema toral debe ser fortalecer los mecanismos de transparencia, rendición de cuentas y fiscalización a los partidos políticos.

En el caso de la transparencia, se deberán crear los mecanismos y/o castigos necesarios, para que los pilares de la democracia (los partidos), sean los más comprometidos con brindar la información de manera clara y permanente sobre los gastos que realizan.

Por ley y por obligación con la democracia, los partidos deben tener en sus sitios de internet de manera permanente y desglosada los gastos que realizan y su comprobación respectiva, así como entregar toda información que solicite la ciudadanía.

En cuanto a la fiscalización deberán crearse los mecanismos adecuados, para que sea el INE y no el organismo local, quien pueda revisar las cuentas de los partidos y en caso de irregularidades, que el castigo sea la pérdida del registro.

De esta manera iremos construyendo una mejor democracia basada en el compromiso de los partidos con la ciudadanía, y no un compromiso con los dineros públicos.

Menos recursos públicos y más transparencia, serán fundamentales para que se dinamice el sistema electoral y de partidos en México.

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano