Voz Ciudadana

México es otro después de Ayotzinapa

La conciencia histórica de nuestro país ha cambiado después de lo ocurrido el 26 de septiembre del año pasado. Han transcurrido seis meses, y aun nos duele lo ocurrido, y ni siquiera podemos imaginar el dolor de las madres, los padres y de sus hermanas y hermanos, de nuestros 43 jóvenes estudiantes desaparecidos.

Ellos son las principales víctimas de la desaparición forzada, su dolor es nuestro dolor, y como activistas de derechos humanos, nuestro deber es y será acompañar todo acto que atente contra los derechos humanos, y trabajar para evitar que estos lamentables episodios ocurran de nuevo. Por ello no podemos bajar los brazos, ni callar cuando alguien violente los derechos humanos o cometa actos de discriminación.

Nuestra aspiración debe ser en todo momento, la construcción de una sociedad que en la realidad (no solo en lo legal), nos miremos y nos tratemos como iguales, más allá de nuestras diferencias, ideológicas, políticas o económicas.

Antes de ser de izquierda o de derecha; rico o pobre; católico, protestante o agnóstico; moreno, blanco o afrodescendiente; gobernante, funcionario o ciudadano, etc. Antes y en todo momento, somos personas y debemos tratar y ser tratados con dignidad e igualdad.

Actualmente el Grupo Interdisciplinario de Expertos y Expertas Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, son quienes están revisando el caso, y ya han remitido algunas recomendaciones y peticiones: el más importante es continuar con la búsqueda de los estudiantes desaparecidos; dos, que el caso sea tratado como un caso de desaparición forzada; tres, asegurar la preservación de la evidencia; cuatro, que el gobierno otorgue asistencia médica a las personas afectadas por este crimen, incluyendo a familiares de las víctimas y a Aldo Gutiérrez, el estudiante que continúa en coma por las lesiones sufridas durante el ataque de septiembre; y cinco, garantizar que el GIEI tenga acceso a toda la información que necesite, incluyendo una copia digital del expediente judicial, y una entrevista con los militares del 27º batallón del Ejército (en Iguala, Guerrero), así como ampliar el uso de imágenes satelitales registradas en las noches del 26 y 27 de septiembre, y sobre todo instar al Congreso mexicano para que se apruebe de manera inmediata la legislación sobre desaparición forzada, la cual debe para ser efectiva, debe estar basada en los estándares de derecho internacional de los derechos humanos.

El implementar las recomendaciones establecidas por el GIEI, es una fuerte señal de compromiso colectivo por la verdad, la justicia y el respeto de los derechos humanos.

Ayotzinapa y el Derecho a la Verdad

Este 24 de marzo se conmemoró el Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas.

Con esta fecha se busca promover la memoria de las víctimas de violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos y la importancia del derecho a la verdad y la justicia, así como rendir tributo a quienes han dedicado su vida a la lucha por promover y proteger los derechos humanos de todos y a quienes la han perdido en ese empeño.

El derecho a la verdad surge como una respuesta frente a la falta de esclarecimiento, investigación, juzgamiento y sanción de los casos de graves violaciones de derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario por parte de los Estados. 

Este mecanismo obliga a que los Estados proporcionen toda la información a las víctimas, a sus familiares y a la sociedad en su conjunto sobre las circunstancias en que se han cometido las violaciones graves a los derechos humanos.

El saber la verdad ayuda a las víctimas y a sus familiares a tratar de poner un punto final, recuperar la dignidad y aliviar en cierta manera el dolor por las pérdidas sufridas.

Y a la sociedad le permite promover una verdadera rendición de cuentas respecto de las violaciones cometidas a los derechos humanos.

Si Discriminan, que Renuncien: el caso de Martha Briones aún está pendiente.

Este espacio se manifiesta en contra de todos los dichos y actos que promuevan un trato desfavorable o de desprecio inmerecido a determinada persona o grupo. La discriminación debe combatirse de inmediato, con acciones contundentes y un actuar inmediato, y no debe tolerarse la discriminación emanada del servicio público: Si Discriminan, que Renuncien.

Es momento de dar pasos firmes en contra de los actos de discriminación, sobre todo de quienes se encuentran dentro del servicio público, por ello la Voz Ciudadana exhorta al Consejo Consultivo Ciudadano de Hidalgo y a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, para ser reales portavoces de las problemáticas sociales y de defensa real de los derechos humanos.

Nadie puede estar por encima de la ley, ni atentar contra la dignidad de las personas.

“Por una sociedad libre de discriminación y violencia”

 

Twitter: @alfreduam

alfreduam@yahoo.com.mx

FB: Alfredo Alcala Montaño

www.alfredoalcala.mex.tl