Voz Ciudadana

En Hidalgo los feminicidios hablan, mientras la autoridad calla

Los recientes feminicidios en el municipio de Cuautepec Hidalgo, son un claro ejemplo que no basta con una ley para erradicar la violencia contra las mujeres.

Es lamentable y condenable lo que está ocurriendo en Hidalgo, nos hemos convertido en un ejemplo de los falsos estereotipos de género, que han derivado en abusos, ya sistemáticos contra las mujeres.

Ha sido un año duro y difícil para quienes creemos en que se pueden construir mejores sociedades, rompiendo con los viejos, falsos y anquilosados estereotipos de género. Recordemos que “el machismo mata”, y hoy queda claro que esta dinámica negativa continua su curso y no se ha detenido.

En Hidalgo tan solo en este año van al menos 17 feminicidios, todo ello a pesar de contar con un Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres o la modificación al Código Penal que tipifica el feminicidio con penas de hasta de 60 años a quienes lo comentan.

El problema sigue siendo el mismo, la Procuración de Justicia, si no hay culpables no hay penas, no hay castigos y no hay reparación del daño. Pueden crearse penas de hasta 100 años, que aplicados a nadie, son nada.

En columnas anteriores mencionaba que la Ley no lo es todo, que si bien era importante la tipificación del feminicidio, también lo es una efectiva procuración de justicia, la cual debe estar basada en un respeto a los derechos humanos, es decir que no haya detenciones arbitrarias o torturas; así como una justicia pronta y expedita.

Y para ello se necesita una mayor sensibilidad sobre el tema, de parte de las autoridades, funcionarios, así como de quienes están al frente del Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo.

De nada sirve una Ley si no va acompañada de un cambio cultural, y de un involucramiento de la sociedad. En el caso de Cuautepec, no basta y de hecho es limitativo pensar que tan solo con detectar puntos de venta de droga o descartar la presencia de algún asesino serial, se está avanzando. Y no es así, porque insisto, la violencia hacia las mujeres, cuyo extremo es el feminicidio, es un problema cultural que debe ser erradicado.

¿Y el presidente municipal de Cuautepec?

En un evento público realizado en Pachuca, le pregunte al Presidente municipal de Cuautepec, sobre la grave situación que estaba ocurriendo en el municipio que “el gobierna” y su respuesta fue corta y preocupante, “las cosas están mejor pero hay preocupación”.

Razones existen de sobra para mostrar preocupación, pero no sólo para él, sino para todas las y los habitantes de Cuautepec, de la región y del Estado. Pertenezcamos o no a ese municipio, la perdida de una vida, en este caso de una mujer víctima de un asesinato, presumiblemente por su condición de mujer, nos debe alertar y motivar a exigir y luchar por la erradicación de este grave problema que es la violencia de género, cuyo extremo puede terminar con la vida de algunas mujeres.

Un feminicidio nos involucra a todas y todos, en especial a las autoridades. Por ello, lo primero que debemos de enfatizar es que no podemos seguir produciendo y reproduciendo la violencia hacia las mujeres, sea desde la familia, entre las y los amigos, en el trabajo o en la escuela.

Debemos trabajar juntos sociedad civil y gobierno en la construcción de espacios libres de violencia. No es momento de bajar los brazos, no es momento de ceder ante la delincuencia ni ante la ineficacia de las autoridades, para atender y resolver esta grave problemática.

Es momento de exigir, de construir redes comunitarias en defensa de nuestra seguridad pública.

Hay quienes hablan de psicosis, hay quienes buscan sembrar el miedo, como la mejor arma para controlar a un gobierno y mantener alejada a la sociedad de los asuntos públicos.

No es momento de establecer toques de queda, es momento de recuperar los espacios públicos, de establecer mecanismos de vigilancia efectiva, de garantizar la seguridad de las personas, no podemos caer en un Estado de excepción.

Hoy la Voz Ciudadana exige la reparación del daño para las familias de las víctimas de feminicidios. Es momento de demostrar voluntad política para el esclarecimiento de los hechos, es momento de demostrar que en Hidalgo si hay justicia para las víctimas y hay castigos para quienes se atreven a corromper y violentar a las mujeres.

“Por una sociedad libre de discriminación y de violencia”

“Todas y todos somos Cuautepec”

“Solidaridad con las familias de las víctimas de feminicidios”

“Ni una muerta más”

“No más feminicidios”.

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano