Voz Ciudadana

Denostar y discriminar, algo que se debe erradicar, caso #LadyCaasim


Muchas veces ante un sentimiento de inconformidad, molestia, enojo, ira, etc, se recurre a una acción que lastima la cohesión social, es decir la denostación, verbo que es utilizado para humillar y/o discriminar.

Por definición, denostar es injuriar gravemente, dañar o menoscabar; también la denostación se utiliza para humillar, ridiculizar o deshonrar a una persona o un grupo de personas.

Al denostar a una persona o a un colectivo como es un movimiento social, no buscamos soluciones a un problema, más bien lo agravamos, generando reacciones que llevan a posiciones radicales.

De ello se desprende que La Voz Ciudadana se manifiesta en contra de toda denostación, cuyo objetivo sea el ridiculizar o discriminar a alguien, ya sea por su manera de ser, de pensar o de vivir.

Ciertamente a todas y todos nos duele y  lamentamos la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, pero ello no debe orillarnos a una violencia física ni verbal, a realizar conductas que de manera deliberada busquen hacer algún daño, sea físico, emocional o psicológico.

#LadyCaasim

Lo anterior es en relación a las diversas reacciones que ha generado en redes sociales, las denostaciones que han realizado algunas personas en Hidalgo, contra las movilizaciones y manifestaciones realizadas por la desaparición de los normalistas.

El primer caso es el de Ana Alidey Durán Velázquez, cuyo Hashtag se denominó #LadyCaasim -por ser hija de hija de la líder sindical de la Comisión de Agua Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (Caasim)-, quien tras la quema de la puerta de Palacio Nacional posteó en su cuenta de Facebook una fotografía del hecho en la que comentó: “luego por que los queman... NACOS”.

Este es un claro ejemplo de como una acción violenta, como fue la quema de las puertas del palacio nacional, provoco un acto de violencia verbal, lo que bien podemos denominar una espiral de violencia.

Otros casos de violencia  escrita y denostación es el caso de la ex diputada federal suplente, Roció Marili Olguín Cuevas, posteo: “A veces creo que yo soy Ayotzinapa, pero mete gol el chicharito y se me pasa!!! No sé si reír o llorar ......mátenlos para que no se reproduzcan!!!”; y recientemente Daniel Juárez Medina, director del Cobaeh plantel Acoxcatlán, menciono que la desaparición de los 43 normalistas es culpa “de los padres irresponsables, que permiten que sus hijos “estudiantes” roben autobuses, alteren el orden público, y se expongan a perder la vida en manos de delincuentes”.

Por otro lado, debemos mencionar, que también dentro de algunas movilizaciones han denostado a diversos actores políticos, a través de algunos memes, pancartas o consignas, lo que mantiene y genera la espiral de la violencia.

Si bien expresarnos libremente, y alzar la voz para manifestar alguna demanda e inconformidad es un derecho, también debemos ser responsables de no recurrir a la denostación, como vía para difundir una idea o un movimiento social.

Acto de racismo en Tlaxcala

La Voz Ciudadana, lamenta el acto de discriminación y racismo del que fue objeto una mujer comerciante proveniente de Nigeria, quien fue golpeada e insultada sólo por su color de piel,

Los hechos ocurrieron hace unos días en la feria de Tlaxcala, cuya victima Amina Kepe de 60 años de edad, quien es refugiada en México fue agredida física y verbalmente en el interior del recinto ferial por  dos mujeres arremetieron a golpes contra la africana quien, por accidente, derribó la lona de un local con el que linda su negocio. El acto racial le provocó heridas en el rostro y una lesión en su muñeca derecha.

Por ello este espacio demanda que sea investigado y reparado el daño a Amina Kepe, y que su caso sirva como otro ejemplo de lo importante que es trabajar en favor de una cultura de la no discriminación.

“Por una sociedad libre de Discriminación, denostación  y violencia”

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano