Voz Ciudadana

Construyendo la democracia paso a paso en Hidalgo: debates sí

El pasado domingo se llevó a cabo el primer debate en Hidalgo, organizado por un organismo electoral, fue un día histórico, para el Consejo Distrital 06 y para la construcción de la democracia en nuestra entidad.

Si bien hubo actores políticos, sociales y hasta del sector empresarial que descalificaron o minimizaron el debate, lo cierto es que una democracia exige debate, en la cual la ciudadanía pueda conocer a quienes irán a debatir propuestas, a debatir ideas en la cámara de diputados.

Es decir, los debates no solo permiten enviar un mensaje a la ciudadanía a través de la televisión, radio o internet, permiten además conocer a las y los candidatos de manera libre, sin ediciones, sin cortapisas.

Si bien es respetable el acudir o no a un debate, lo cierto es que esta dinámica deberá cambiar en pocos años, y deberá darse no como una obligación legal, el acudir o no a un debate, deberá darse como una obligación democrática.

Lo cierto es que las y los consejeros del Distrito 06 y todo el personal del INE que participo, hemos marcado un precedente en la historia democrática de la entidad, porque se demostró que si podemos organizar un ejercicio de vital importancia en todo proceso electoral, porque además el formato permitió que fluyeran las ideas de cada participante, un formato imparcial, objetivo, pensado para generar una vía de comunicación entre quienes aspiran a ocupar un cargo público, y entre quienes aspiramos a construir una mejor sociedad y una mejor clase política.

Observación del Proceso Electoral Federal 2015, en zonas de riesgo porviolencia

A nivel nacional Alianza Cívica ha impulsado un proyecto que permitirá ubicar, detectar y documentar factores que impidan fomentar la participación electoral, para que la ciudadanía emita su voto de manera secreta, libre, informada y razonada, en contextos de inseguridad y de violencia.

La Voz Ciudadana se suma a la necesidad de seguir impulsando proyectos que tienen como objetivo contribuir al fortalecimiento de los estándares internacionales sobre el ejercicio pleno de los derechos políticos y sociales de las y los mexicanos.

Importancia de la observación electoral

De acuerdo con la Constitución y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, el voto es libre y secreto y están prohibidas las formas de presión y coerción. Sin embargo, de acuerdo con ejercicios de observación electoral realizados por Alianza Cívica, aún persisten varias acciones y prácticas mediante las cuales diversas fuerzas políticas buscan inducir y/o condicionar el voto de los ciudadanos, llegando a utilizar formas ilegítimas o ilegales de operación, en particular, mediante el condicionamiento de programas, obras o beneficios sociales, lo cual está tipificado como delito electoral en el Código Penal Federal.

En México, se han realizado diversos estudios que han establecido definiciones concretas con respecto al clientelismo político, así como en torno a las acciones de compra y coacción del voto. El clientelismo nos remite a la deformación del principio institucional –la relación de fidelidades y reconocimientos para el respaldo de las acciones políticas–, en una exclusiva relación intrínseca en la que la política se reduce a un principio donde lo que priva es el interés particular (el del político-individuo o el del ciudadano-individuo) antes que el interés público.

Esta práctica trascurre principalmente por dos vías: 1) la compra, que incluye el ofrecimiento de ciertos servicios o beneficios a cambio del voto, y 2) la coacción, que implica desde amenazas, condicionamiento de apoyos y servicios, hasta violencia en las casillas electorales y el robo de boletas.

De acuerdo al informe de observación electoral de Alianza Cívica en 2009. Se detectó una correlación entre beneficiarios de programas sociales y exposición a prácticas de compra y coacción lo cual demostraba el abuso de los partidos, hacia la ciudadanía más vulnerable.

Esto nos deja ver que una gran parte de la sociedad desconoce sus derechos; y hay quienes conociendo sus derechos, no denuncian la compra y coacción del voto, debido a que sus intereses como pueden ser: bienes, programas, servicios, apoyos, etc., pueden ser afectados en caso de realizar una denuncia; y lo más grave ocurre cuando la compra y coacción del voto se ha convierte en el único vínculo entre las y los ciudadanos y sus representantes.

Hay quienes ven en la compra del voto, recursos o servicios “extra” tanto para ellos como para sus familias, por lo que difícilmente lo consideran como algo ilícito.

Es por ello que toda actividad tendiente a construir ciudadanía, a mejorar el entorno y calidad de la democracia en nuestro país son bienvenidos, este esfuerzo de Alianza Cívica es una muestra que la democracia la construimos todas y todos.

“NO al voto nulo, SÍ al voto Libre, Informado y Razonado”

“Por una sociedad libre de discriminación y violencia”

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano