Voz Ciudadana

Candidaturas Independientes: Hidalgo antibronco, antes del bronco

Recientemente algunos estados a través de sus congresos locales, han endurecido las reglas para evitar el surgimiento de candidaturas independientes. A estas reformas se le conocen como “leyes antibronco”, en referencia a Jaime Rodríguez alias “El Bronco”, actual gobernador electo de Nuevo León, personaje que gano en las pasadas elecciones sin el apoyo de un partido político, siendo el triunfo más emblemático de las candidaturas independientes.

Por esta razón varios estados como Chihuahua, Veracruz, Sinaloa y Tamaulipas aprobaron dichas reformas cuyo objetivo es limitar y reducir las posibilidades para que la ciudadanía sin partido pueda si quiera alcanzar su registro, poniendo como primer requisito contar con el apoyo del 3% de la lista nominal.

Mención aparte es que las bajo las actuales reglas del juego electoral no se fomenta la competencia entre partidos, mucho menos entre partidos y una candidatura independiente.

Cuando una democracia moderna debe tener como premisa máxima, el otorgar más poder a la ciudadanía, no limitarle el ejercicio de sus derechos político electorales.

La Voz Ciudadana se manifiesta por favorecer la participación de la sociedad en los asuntos públicos, lo que implica el derecho a votar y ser votado, bajo condiciones equitativas.

Una sociedad moderna y democrática debe favorecer la inclusión de la mayoría de sus integrantes en los procesos de toma decisiones, ello implica crear los mecanismos necesarios para impulsar y promover la participación ciudadana, así como la participación política.

Una ciudadanía activa y comprometida es un freno de mano de los abusos y excesos del poder, y mediante los procesos electorales, se favorece la rotación de las elites políticas, ingrediente insustituible en un sistema político democrático.

Las alternancias políticas son producto de sistemas electorales y de partidos competitivos, en los cuales a través del voto libre y universal, la sociedad puede castigar a los malos representantes o gobernantes, así como premiar a quien lo hace bien.

Candidatos de partido VS Candidatos independientes

Uno de los principales argumentos de los partidos contra las candidaturas independientes, es que no hay quien se haga responsable por su actuar, esto significa que en caso de cometer un exceso del uso del poder, no habrá un partido de por medio que les pueda poner un freno.

Sin embargo en la historia reciente en México, los partidos políticos no han asumido los costos políticos por el actuar de sus representantes o gobernantes. Por el contrario, en cuanto surge algún escándalo por un actuar incorrecto (por decir lo menos), la reacción inmediata y casi unánime de todos los partidos es “deslindarse”.

Es decir no asumen sus responsabilidad de las personas que llevaron al poder político, dejando a la sociedad en el naufragio, ya que además ellos mismo no han favorecido la inclusión de mecanismos de democracia directa, como es la revocación de mandato, lo que implicaría que no tenemos que esperar a concluir un mandato para remover a quien no lo hace bien.

Los partidos se muestran preocupados por la falta de “frenos políticos” hacia los gobernantes y representantes independientes, sin embargo los “candidatos de partido” tampoco los tienen.

De ahí la importancia de las candidaturas independientes, que si bien no son una panacea de la democracia, si pueden convertirse en un contrapeso necesario para el sistema de partidos.

Otro argumento es la preocupación por el posible financiamiento ilícito hacia las candidaturas independientes, sin embargo el tema de fondo es mejorar el sistema de fiscalización hacia los propios partidos.

Una acción inmediata es reducir el financiamiento público a los partidos políticos (recordando que tan solo para este año entre todos los partidos se repartieron más de 5,356 millones 771,247 pesos) y aumentar los esquemas de fiscalización y rendición de cuentas, aquí si se necesita endurecer las reglas del juego.

Código Electoral para el Estado de Hidalgo

Mientras algunas entidades están buscando la manera de limitar las Candidaturas Independientes, en Hidalgo ya estaban limitadas.

El ejemplo más sencillo se encuentra en los requisitos para ser candidato independiente a la gubernatura, cuyo primer requisito es contar con el apoyo de más de 3% de la lista nominal estatal, lo que significa 300% más de los que se pide para ser candidato a la presidencia de la República, cuyo requisito es el 1% de la lista nominal nacional.

El mismo 3% se pide para la elección de diputado local y presidente municipal, que en relación a una diputación federal es el 2%. Y es alto si consideramos que el requisito para conformar un partido político nacional o local, el mínimo requerido es el .26% de la respectiva lista nominal.

Es decir se pide más de 11 veces lo requerido para ser candidato independiente, en relación a la conformación de un partido político local. Por ello en Hidalgo el Código Electoral en Hidalgo, ya era Anti-Bronco, antes del Bronco.

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano