Voz Ciudadana

Alto al acoso sexual en el transporte público en Pachuca

“tranquila señorita, -agarrándole su hombro y luego una pierna-, al tiempo que ella contesto “Oiga que le pasa” y entonces le dice: “no se enoje señorita usted está muy bonita como para venir enojada”

Queda claro que aún nos falta mucho como sociedad y gobierno, en la construcción de entornos libres de violencia contra las mujeres.

Este es el caso de una joven universitaria (cuyo nombre se omite por seguridad) quien fue víctima de acoso sexual en Pachuca Hidalgo, de parte de un taxista.

Los hechos ocurrieron este martes, día en que la lluvia caía con intensidad, situación que orillo a que la víctima (joven universitaria) tuviera que tomar un taxi, con la confianza, tranquilidad y seguridad de que la llevaría a su destino.

Sin embargo, lo que pareciera ser un traslado más, se convirtió en un momento de horror, cuando Noé Pérez Vergara de 50 años, chofer del taxi (tipo Tsuru) con número 9302, la comenzó a hostigar y acosar sexualmente.

Todo comenzó cuando el chofer observo que la joven estaba inquieta por la lluvia diciéndole: “tranquila señorita, -agarrándole su hombro y luego una pierna-, al tiempo que ella contesto “Oiga que le pasa” y entonces le dice: “no se enoje señorita usted está muy bonita como para venir enojada”, “que boquita tan más bonita tiene, así toda rojita me dan ganas de mordérsela y besársela”, de nueva cuenta la víctima le recrimino, al tiempo que el chofer decía “no se enoje se lo digo con todo respeto además el afortunado es el novio ¿no?”

Mirándola de manera lasciva y lujuriosa, le decía estas palabras acosadoras, y cuando ella  le pidió que la dejara en la siguiente parada, la molestia del chofer fue evidente, ya que la dejo donde había charcos, además de realizarle un cobro excesivo.

Mientras el taxista la acosaba, ella marco a un familiar para que hiciera el favor de ir por ella. Cuando éste la recoge, ella le cuenta lo sucedido, por lo que inmediatamente le da alcance al taxi para anotar su número de placa y realizar la denuncia respectiva. De pronto apareció la patrulla 00-741 de la policía estatal, quienes le restaron importancia al asunto, pese a que el taxista para entonces tenía de pasaje a otra jovencita.

Cuando por fin la patrulla decide hacerle un alto al taxista, el chofer del taxi exclamo que todo era por 20 pesos (ya que había cobrado 50 pesos por tres kilómetros), sin embargo la víctima lo había señalado como el acosador, ante ello el policía respondió “no le creo señorita”, agregando “no se puede hacer nada”.  

Hasta que vieron la reacción de la víctima y el familiar quienes ya estaba llamando a un abogado, fue que uno de los policías dijo: “si quieren vamos a la Coordinación Estatal de Seguridad, pero  eso sí, no va pasar nada, ya que lo que ha hecho el taxista ocurre todos los días, no es algo nuevo”.

Con esa respuesta demostraban su falta de preparación ante los casos de violencia contra las mujeres, cuya expresión es una clara muestra de una cultura misógina y machista, la cual debe sancionarse, y arrancar del constructo social.

 Con este caso debemos enfatizar que el acoso sexual, no es algo normal, es tan solo un botón de muestra, de la violencia que viven las mujeres, por su condición de género.

Grave sería no reconocer las dificultades que enfrentan las mujeres víctimas del acoso sexual, quienes no pocas veces al momento de denunciar, son revictimizadas, ya sea porque no se les cree, ya sea por la falta de pruebas o tan solo porque una cultura misógina, lo considera como algo cotidiano.

Si bien se debe sancionar a quienes violentan a las mujeres, así como a los elementos policiacos que no están preparados para brindar protección y seguridad a las víctimas, también se debe reconocer el actuar de quienes asumen su compromiso y responsabilidad por la protección de las víctimas, como fue la oportuna intervención de personal de la Procuraduría General del Estado de Hidalgo, quienes se trasladaron directamente al lugar de los hechos, para garantizar la integridad de la víctima.

 Por ello la Voz Ciudadana demanda al Congreso Local trabajar en favor de las mujeres, y las dote de garantías legales, tipificando como delito el acoso sexual.

 “Por una vida libre de violencia contra las mujeres, acoso sexual al código penal en Hidalgo”.

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano