Voz Ciudadana

Alto a la Mutilación Genital Femenina

Hoy 6 de febrero es considerado por la Organización de las Naciones Unidas, el “Día Internacional de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina (MGF)”, ya que alrededor del mundo, miles de niñas y mujeres son violentadas en sus derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometido a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida.

En columnas anteriores he mencionado el avance internacional en materia de derechos humanos, sin embargo hay muchas resistencias, que permitan a las mujeres y niñas vivir en condiciones de igualdad y sobre todo, libres de discriminación y de violencia. Por ello la presencia en pleno siglo XXI de la MGF, es en sí misma, una lamentable muestra de las condiciones reales de desigualdad entre hombres y mujeres, la cual está marcada por una historia de larga data.

De acuerdo a datos de la Unicef, al menos 70 millones de niñas y mujeres actualmente han sido sometidas a la MGF en África y el Yemen. Además, las cifras están aumentando en Europa, Australia, Canadá y los Estados Unidos, principalmente entre los inmigrante procedentes de África y Asia sudoccidental.

El termino Mutilación Genital Femenina es la expresión oficial utilizada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) para referirse a esta práctica, también se le conoce como “Ablación de clítoris“, “Infibulación” y “escisión”, y son aquellos procedimientos en los que se elimina cualquier tejido de los genitales femeninos, particularmente del clítoris, siendo el motivo principal  la eliminación del placer sexual en las mujeres, ya sea por una creencia religiosa, cultural o cualquiera otra no médica.

Una de las principales consecuencias de la de la MGF, es la pérdida casi total de sensibilidad así como un fuerte trauma psicológico, siendo lo más grave que miles de niñas y mujeres mueren desangradas o por infección, ya que esta lamentable practica se realiza en condiciones insalubres, prácticamente de manera rudimentaria, utilizando como instrumentos “quirúrgicos”: cristales, cuchillos, navajas de afeitar, entre otros objetos.

Además es una causa de infertilidad, infecciones crónicas, relaciones sexuales dolorosas, y provoca complicaciones durante el embarazo y el parto.

Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina

No cabe ninguna justificación religiosa, cultural, de desarrollo o de salud, para mutilar a una niña o a una mujer.

Esta práctica solo es una muestra más de la desigualdad entre los sexos está muy arraigada, y constituye una forma extrema de discriminación de la mujer.

Es momento de que todos los países alcen la voz y actúen para poner un freno de inmediato a esta práctica milenaria, que de acuerdo a la UNICEF, se podría acabar en una sola generación.

Por ello desde el 20 de diciembre de 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una Resolución para exhortar a los Estados, a la sociedad civil y a todas las partes implicadas a promover e impulsar este 6 de febrero como el Día Internacional de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina, y a aprovechar la ocasión para mejorar las campañas de sensibilización y tomar medidas concretas contra la mutilación genital femenina.

Datos y cifras, de acuerdo a la OMS y a la ONU

· Se estima que al menos tres millones de mujeres y niñas al año corren el riesgo de ser víctimas de la MGF.

· Unas 140 millones de mujeres y niñas sufren en la actualidad las consecuencias de la MGF.

· Se calcula que en África hay 92 millones de mujeres y niñas de más de 10 años que han sido objeto de MGF.

· LA MGF no aporta ningún beneficio a la salud de las mujeres y niñas.

· En la mayoría de los casos se practican en la infancia, en algún momento entre la lactancia y los 15 años.

Causas culturales, religiosas y sociales

Las principales causas de la MGF consisten en un conjunto de factores religiosos, sociales y culturales, las cuales tienden a perpetuarse por la presión social para adaptarse y para continuar con lo que se hace tradicionalmente.

Sin embargo, hay que ser enfáticos que la MGF está fuertemente motivada por anquilosadas y caducas creencias, que buscan evitar que la mujer sienta placer para garantizar lo que consideran  virginidad prematrimonial y la fidelidad matrimonial, ya que la MGF también reduce la libido femenina.

La MGF constituye una grave violación de los derechos de las mujeres y niñas. Es una práctica discriminatoria que vulnera el derecho a la igualdad de oportunidades, a la salud, a la lucha contra la violencia, el daño, el maltrato, la tortura los tratos crueles inhumanos y degradantes; el derecho a la protección frente a prácticas tradicionales peligrosas y el derecho a decidir sobre su cuerpo. Estos derechos están protegidos por el Derecho internacional.

“La mujer decide, la sociedad respeta y el Estado garantiza”

 “Por una sociedad libre de discriminación, xenofobia, intolerancia y violencia”

http://twitter.com/alfreduam

www.alfredoalcala.mex.tl

www.facebook.com/alfredo.alcalamontano