Opinión

Autonomía universitaria a conveniencia gubernamental (Última parte)

El mencionado Consejo de Honor tuvo una existencia efímera, pues fue eliminado en la Ley Orgánica en la Universidad, de 1961, que dio cabida a todas las propuestas de reforma universitaria: libertad de pensamiento, organización y administración.[46]

En lugar del Consejo de Honor habría un Consejo de Gobierno, presidido por el rector; en lugar del Consejo Universitario, un Consejo Técnico, cuyos miembros serían representantes de los catedráticos, de los alumnos, de las autoridades de las Facultades, Escuelas e Institutos.[47]

LA "AUTONOMÍA PLENA"

En 1963 se aprueba una nueva Ley Orgánica de la UAP, que estaría vigente hasta 1991, y donde se reconoce la "autonomía universitaria plena" en estos términos:

"Art.2. Para la realización de sus fines la universidad tendrá la más amplia autonomía y libertad para organizar su propio gobierno, dentro de los lineamientos establecidos por la presente ley"

Además, se refería a la libertad de cátedra y de investigación científica:

"Art. 3. La educación que imparta la universidad tenderá a desarrollar integralmente las facultades del estudiante y fomentará en él, a la vez, el amor a la patria y a la humanidad, así como la conciencia de solidaridad en la democracia, en la justicia y en la libertad. La universidad examinará todas las corrientes del pensamiento científico, los hechos históricos y las doctrinas sociales con la rigurosa objetividad que corresponde a sus fines académicos. Los principios de libertad de cátedra y de libre investigación normarán las actividades universitarias, su violación en provecho de la propaganda política o religiosa, así como la comisión de actos contrarios al respeto que entre sí se deben los miembros de la comunidad universitaria serán sancionados en los términos del estatuto".[48]

La obtención de la autonomía en 1956 "no cambió la estructura de la vieja universidad, no hubo cambios de la noche a la mañana, se heredaron todos los vicios de la vieja universidad", sino que fue necesario un proceso para crear el proyecto de una nueva universidad, con la reforma universitaria de 1961, que la institución requería "para estar acorde al aumento de población que se presentó a partir de la segunda mitad del siglo XX, así como las nuevas posturas ideológicas en materia educativa".[49]

Hoy en día, la autonomía universitaria implica principalmente una libertad académica y de gestión, lo que quiere decir que los planes de estudio ya no son establecidos por el Estado, sino que es la misma Universidad la que define sus carreras y sus programas, así como también todo su proceso administrativo.[50]