Apuntes pedagógicos

El trabajo didáctico por proyectos

Un proyecto de trabajo didáctico lo podemos entender como un dispositivo de enseñanza que expresa una estrategia  previamente pensada y planificada que a su vez considera acciones y actividades articuladas para lograr un objetivo de aprendizaje. Una característica esencial es la flexibilidad de sus estrategias, las cuales integran los contenidos de manera articulada y dan sentido al aprendizaje; favorecen el intercambio entre iguales y brindan la oportunidad de encarar ciertas

responsabilidades en su realización. En un proyecto de trabajo didáctico todos participan a partir de lo que saben hacer, pero también a partir de lo que necesitan aprender. Lo anterior es algo que el docente debe tener presente apara que la participación se constituya en desafíos y aprendizajes para los alumnos.

Cada proyecto de trabajo didáctico es una propuesta de trabajo en sí misma; tiene una duración diferente. Por lo que los proyectos se organizan dependiendo de las actividades, lugar, espacio, uso y aprovechamiento de materiales, el tiempo de duración lo determinada la complejidad de las actividades que integre. Al igual que otros tipos de proyecto, su implementación, comprende cuatro momentos: diagnóstico, planeación, realización y evaluación (SEP, 1995)

"Diagnóstico"

Este momento constituye el punto de partida para ubicar la planeación, realización y evaluación de los proyectos. Con el diagnóstico se busca detectar, conocer y analizar las condiciones sociales en donde se desarrolla el niño, así como los elementos más significativos de la cultura de su grupo para pertenencia. Por lo que esta búsqueda de la realidad, acerca al maestro el conocimiento de los intereses, preferencia, ámbitos de socialización, espacios de reunión, actividades y manifestaciones lúdicas de los niños, entre otras.  Esta tarea implica la realización de actividades previas al inicio del curso escolar: visitas a los padres de familia, observación de juegos del niño, detección de problemas que afectan el sano desarrollo de la niñez, etc., así como de una investigación constante y sistemática para enriquecer cada proyecto, a fin de que éstos sean congruentes  a una educación culturalmente apropiada. Este diagnóstico podrá apoyar y apoyarse en la evaluación inicial individual.

"Planeación"

Esta es la etapa para la organización de las actividades y juegos que llevarán a dar soluciones a un problema o necesidad que resulte notoria a significativa para los alumnos. Orientará también, la forma de participación, tanto colectiva como individual del grupo. Durante la planeación, alumnos y maestro deciden sobre lo que quieren hacer, cómo quieren hacerlo, cuántas cosas se harán, quiénes y cómo van a participar, qué materiales se utilizarán y dónde se realizarán las actividades que se proponen.  En la planeación, se observarán tres momentos: el surgimiento, la elección y la planeación general del proyecto.

¿Cómo surge el proyecto?: Hemos mencionado que los proyectos retornan las experiencias que los niños viven en su cotidianidad. Para ello, se debe partir de la manifestación libre del grupo en cuanto a lo que le gustaría hacer en espacio escolar.

¿Cómo se elige el Proyecto?: Una vez que el maestro ha registrado las aportaciones de los niños, será necesario que a partir del fin que persigue el grupo, se defina una acción general que reúna el interés colectivo.

La Planeación General del Proyecto: Al seleccionar el proyecto, se inicia la planeación general del mismo. Los niños orientados y guiados por el maestro, deciden y toman acuerdos en relación a: ¿Qué vamos a hacer?, ¿Cuánto queremos alcanzar?, ¿Cómo lo haremos?, ¿Dónde lo haremos?, ¿Cuándo lo haremos?, ¿Qué necesitamos?, ¿Cómo lo conseguiremos?, ¿Qué hará el grupo? y ¿Qué hará cada niño?

Realización o Desarrollo del Proyecto.

Es otra etapa del proyecto en la que se pondrán en práctica todas aquellas actividades y juegos que han sido propuestos, los cuales tendrán relación entre sí y llevarán al niño a vivenciar los procesos de aprendizaje en todos los ámbitos de su desarrollo. 

Evaluación

Esta etapa comprende una autoevaluación grupal al final de cada proyecto y una evaluación general del mismo. Para llevar a cabo la Autoevaluación Grupal, es necesaria la participación tanto de los niños como del maestro, la cual se realiza en el momento de la culminación del proyecto, constituyendo un espacio de análisis y reflexión de las actividades realizadas en su desarrollo. El maestro también opinará sobre el trabajo realizado, sin etiquetar si estuvo bien o mal, tratando de que el niño reflexione sobre la participación de todos en el trabajo, apoyándose en preguntas como: qué hicimos, cómo lo hicimos, por qué lo hicimos, quienes participamos, qué nos gustó más y por qué, qué problemas encontramos al realizar las actividades, de qué otra forma podría haberse hecho, qué material utilizamos, entre otras posibles preguntas.

torresama@yahoo.com.mx