Apuntes pedagógicos

La formación del docente de educación indígena

La formación para llegar a ser docente de educación indígena, por lo escaso del tiempo, no incluye el desarrollo de habilidades pedagógicas fundamentales. Por muchos años, se mantuvo el mecanismo para la formación docente en educación indígena, de ofrecer un curso de seis meses para acceder a la docencia con plaza. El estado de Hidalgo, no fue la excepción. Actualmente es de conocimiento en el ámbito educativo, que el ingreso a la docencia está regulado por la Ley General del Servicio profesional Docente.

En relación a la formación, Ferry (1990), nos dice que es un proceso de desarrollo individual tendiente a "adquirir o perfeccionar capacidades de sentir, de actuar de imaginar, de comprender, de aprender, de utilizar el cuerpo". Con ello se entiende entonces que la formación es inherente al proceso de desarrollo del ser humano. Por su parte, Carrizales (1987) sostiene que la formación se presenta dividida en ámbitos de formación personal y en ámbitos de formación profesional, y que la formación docente es producto de esos dos ámbitos; en ella además participan los diversos programas que se organizan con la intención de formar profesores, en los que influye la misma cotidianeidad institucional en que está inmersa, los ámbitos(familiar, sindical, medios de comunicación), además del pasado como fijación y el provenir como modelo.

Para Martínez Zendejas (1988), la formación de los docentes es un proceso permanente que abarca desde la preparación en las escuelas primarias y se consolida, paulatinamente, a través de las acciones de superación y actualización. Se entiende por actualización el proceso de perfeccionamiento que responde a las necesidades actuales del hecho educativo, mediante el cual el personal en servicio se informa y orienta sobre innovaciones educativas.

De acuerdo con lo anterior, se entiende entonces que la formación no es producto únicamente de la escuela, sino que es resultado de procesos educativos que se desarrollan en otros ámbitos de interacción social (familia, iglesia, vecindario, trabajo, por el impacto de los medios de comunicación, y los grupos de amigos, entre otros) pero también se reconoce que la formación y capacitación profesional tiene una característica muy particular por ser desarrollada en un ámbito institucional (la escuela), cuya función específica es la educación escolarizada, así mismo, que la formación profesional docente tiene lugar en instituciones formadoras. Instituciones que para el caso de los docentes de educación indígena en México, están representadas en el ámbito de la educación pública por escuelas normales, unidades UPN ó Centros de Maestro. Con esto se puede decir, que los docentes han sido producto de una formación escolarizada; misma que, en cierta forma, les ha proporcionado entre otras cosas elementos acerca de formas de comportamiento, hábitos y conocimientos diversos, lo cual se refleja en su práctica.

El proceso de formación profesional para el caso de los docentes indígenas además de contemplar los elementos pedagógicos, psicológicos entre otros, que requiere todo docente para su ejercicio, es necesario considerar las especificidades culturales y lingüísticas, pues son estas las que va a demandar su práctica docente. De allí, la necesidad de una formación docente específica que permita acceder e interpretar la realidad de la situación histórica, económica, social y cultural, entre otros aspectos, en que se encuentran las poblaciones y los escolares indígenas; asimismo, que conceda al docente los elementos suficientes para buscar alternativas de solución a los problemas que enfrenta la educación indígena.

En este sentido, los antecedentes de la formación de los docentes indígenas, ha sido a través de diversas instituciones, entre las que se cuentan las encargadas de llevar a cabo cursos de capacitación impartidos al personal que aspira a ingresar a la docencia indígena, y las instituciones de nivel superior, tales como la Dirección General de Capacitación y Mejoramiento Profesional del Magisterio(DGCYMPM), que en un principio ofreció educación normal a todos aquellos docentes que sólo contaban con estudios de secundaria; la Universidad Pedagógica Nacional, que ha proporcionado formación profesional a los docentes que laboran en el medio indígena, tanto a nivel Licenciatura, como en Posgrado; y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social(CIESAS), ofreciendo la Maestría en Lenguas Indoamericanas. (Escudero Solis, 2010)

Las ideas expuestas, permiten entender la complejidad del proceso formativo que siguen los docentes indígenas, como algo que comprende desde su ingreso a la escuela primaria hasta los estudios que continúa realizando a lo largo de su vida.

torresama@yahoo.com.mx