Apuntes pedagógicos

La filosofía. Una escuela de la libertad

En 2011, la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, participó junto con la UNESCO, en la edición y publicación del libro La Filosofía, una escuela de la libertad. La lectura de esta obra, nos permite una reflexión que sienta bases para transformar el pensamiento que tenemos respecto a la filosofía y su relación con nuestro quehacer social cotidiano. Me parece relevante entonces, apuntar algunas de las ideas del contenido de este libro, más aun en los tiempos actuales donde parece olvidado el desarrollo del pensamiento en el currículum oficial.

La filosofía, una escuela de la libertad es un lema elocuente que podría resumir la esencia de esta obra. Y es por ello por lo que se decidió utilizarlo como título para este estudio de la UNESCO sobre la situación de la enseñanza de la filosofía en el mundo, que se corresponde por completo con la Estrategia Intersectorial sobre la Filosofía de la UNESCO, aprobada en 2005 por el Consejo Ejecutivo de la Organización. La misión esencial de la UNESCO, que está al servicio de la solidaridad intelectual y moral de la humanidad, consiste en abarcar y promover el conjunto de los saberes. En una sociedad del conocimiento abierta, inclusiva y pluralista, la filosofía ocupa plenamente su lugar. Y su enseñanza, junto a la de las otras ciencias humanas y sociales, sigue ocupando un lugar central en nuestra labor.

Esta obra versa no solo sobre la situación actual de lo que se hace, o de lo que no se hace, en materia de enseñanza de la filosofía hoy en día. Va mucho más allá, ya que establece un marco de lectura inteligible y proporciona al mismo tiempo pistas y nuevas orientaciones. Constituye, por lo tanto, una auténtica herramienta práctica y prospectiva, documentada y actualizada, en la que cada cual podrá encontrar materia para reflexionar.

¿Qué puede ser la enseñanza de la filosofía, sino la de la libertad y de la razón crítica? En efecto, la filosofía implica el ejercicio de la libertad gracias a la reflexión. Se trata, por ende, de juzgar sobre la base de la razón y no de expresar meras opiniones, no solo de saber sino también de comprender el sentido y los principios del saber, de actuar para desarrollar el sentido crítico, baluarte por excelencia contra toda forma de pasión doctrinaria. Dichas finalidades exigen tiempo, fijarse en uno mismo, en los otros lenguajes y en otras culturas. Se trata de un tiempo largo, que requiere una instrucción esclarecida y una puesta en perspectiva rigurosa de conceptos e ideas. La filosofía como método, actitud y pedagogía permite así desarrollar competencias en cada individuo que le permiten cuestionar, comparar y conceptualizar. (Koïchiro Matsuura, Director general de la UNESCO, 2011)

El pensamiento filosófico es una herramienta que ha acompañado al ser humano desde su aparición en la tierra y ha sido el elemento central para que este evolucionara y transformara su entorno hasta llegar a lo que hoy es nuestro planeta y todos sus desarrollos. El pensamiento filosófico permea a todos los seres humanos e influye en sus actividades cotidianas al margen de que estos lo sepan o lo ignoren. El pensamiento filosófico ha sido y es el camino hacia una calidad de vida caracterizada por la plenitud y la satisfacción.

Disciplina clave de las ciencias humanas, la filosofía se encuentra en el cruce de caminos del devenir de los individuos. Porque más allá de un saber, se trata de un «saber ser». De la misma manera que hay un arte de saber, también hay un arte de enseñar. Por ello, la UNESCO se propone hoy difundir este estudio que se articula en tres tiempos: recabar los aportes de los estudios anteriores en la materia, describir la enseñanza que se practica hoy en día y esbozar perspectivas para el futuro.

La trama de este estudio se apoya en un postulado esencial: la UNESCO no pretende defender ningún método u orientación filosófica, salvo el de la cultura de la paz. La iniciativa de este estudio, decidida por los Estados miembros y la Secretaría de la UNESCO se inscribe en un leitmotiv permanente: la promoción de la filosofía y el fomento de su enseñanza, como lo atestigua la Estrategia Intersectorial sobre la Filosofía de la UNESCO. Dicha estrategia tiene tres ejes principales: i) La filosofía frente a los problemas del mundo: diálogo, análisis e interrogantes sobre la sociedad contemporánea; ii) La enseñanza de la filosofía en el mundo: fomentar la reflexión crítica y el pensamiento independiente; iii) La promoción de la investigación y del pensamiento filosóficos.

En dicha estrategia, la enseñanza de la filosofía ocupa el lugar central de la fructífera acción de la UNESCO en el campo de la filosofía. La primera actividad que exige ese eje es, precisamente, la elaboración de un estudio sobre la situación actual de la enseñanza de la filosofía en el mundo. Se trata de una condición indispensable para cualquier actividad futura en este campo, ya que una reflexión documentada y esclarecida es la mejor garantía que se puede tener para emprender una acción inteligente y focalizada. (Pierre Sané Subdirector General para las Ciencias Sociales y Humanas, UNESCO, 2011)

torresama@yahoo.com.mx