Apuntes pedagógicos

Investigación-acción en educación

En toda investigación, desde el enfoque metodológico que se desarrolle, sea cuantitativo o cualitativo, debe considerar dos elementos básicos en la actividad para el logro de sus objetivos, a veces orientados hacia la solución de un problema. El primero de ellos es recoger toda la información necesaria y suficiente para alcanzar esos objetivos, o solucionar ese problema. El segundo, consiste en estructurar esa información en un todo coherente y lógico, es decir, ideando una estructura lógica, un modelo o una teoría que integre esa información.

De manera particular, el enfoque cualitativo de investigación es, por su propia naturaleza, dialéctico y sistémico, lo que implica un posicionamiento epistemológico que le dará sentido al enfoque y procedimiento metodológico. En este sentido, la estructuración del marco epistemológico dará claridad y rumbo a la investigación.

En este marco de ideas, las teorías de la acción indican la importancia de las perspectivas comunes, como prerrequisitos de las actividades compartidas en el proceso de la investigación. Moser (1978) nos dice que “elconocimiento práctico no es el objetivo de la investigación acción sino el comienzo”. El “descubrimiento” se transforma en la base del proceso de concientización, en el sentido de hacer que alguien sea consciente de algo. La concientización es una idea central y meta en la investigación – acción, tanto en la producción de conocimientos como en las experiencias concretas de acción.

La investigación-acción es la metodología indicada cuando el investigador no sólo quiere conocer una determinada realidad o un problema específico de un grupo, sino que desea también resolverlo. En este caso, los sujetos investigados participan como coinvestigadores en todas las fases del proceso: planteamiento del problema, recolección de la información, interpretación de la misma, planeación y ejecución de la acción concreta para la solución del problema, evaluación posterior sobre lo realizado, etc. El fin principal de estas investigaciones no es algo exógeno a las mismas, sino que está orientado hacia la concientización, desarrollo y emancipación de los grupos estudiados y hacia la solución de sus problemas.

La investigación acción, es un término acuñado y desarrollado por Kurt Lewin en varías de sus investigaciones (Lewin, 1973), actualmente, es utilizado con diversos enfoques y perspectivas, depende de la problemática a abordar.

La investigación-acción es una forma de entender la enseñanza, no sólo de investigar sobre ella. La investigación – acción supone entender la enseñanza como un proceso de investigación, un proceso de continua búsqueda. Conlleva entender el oficio docente, integrando la reflexión y el trabajo intelectual en el análisis de las experiencias que se realizan, como un elemento esencial de lo que constituye la propia actividad educativa. Los problemas guían la acción, pero lo fundamental en la investigación–acción es la exploración reflexiva que el profesional hace de su práctica, no tanto por su contribución a la resolución de problemas, como por su capacidad para que cada profesional reflexione sobre su propia práctica, la planifique y sea capaz de introducir mejoras progresivas. En general, la investigación – acción constituye una vía de reflexiones sistemática sobre la práctica con el fin de optimizar los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Lewin al igual que John Elliot, L. Stenhouse, Stephen Kemmis y Wilfred Carr consideran que la investigación-acción no puede entenderse como un proceso de transformación de las prácticas individuales del profesorado, sino como un proceso de cambio social que se emprende colectivamente y que implica una metodología orientada hacia el cambio educativo que se caracteriza entre otras cuestiones por ser un proceso que:

• Se construye desde y para la práctica,

• pretende mejorar la práctica a través de su trasformación, al mismo tiempo que procura comprenderla,

• demanda la participación de los sujetos en la mejora de sus propias prácticas,

• exige una actuación grupal por la que los sujetos implicados colaboran coordinadamente en todas las fases del proceso de investigación,

• implica la realización de análisis crítico de las situaciones y

• se configura como una espiral de ciclos de planificación, acción, observación y reflexión.

Finalmente, la investigación-acción debe reunir al menos tres condiciones necesarias para su desarrollo:

• Plantearla como una práctica social, susceptible de mejoramiento.

• Que se desarrolle en un ciclo en espiral de planeamiento, acción, observación y reflexión de manera crítica e interrelacionada.

• Implicar a los responsables de la práctica en todos y cada uno de los momentos de la actividad.

torresama@yahoo.com.mx