Apuntes pedagógicos

Intervención e investigación educativa

Ardoino (1993) distingue dos sentidos de la palabra intervención. Un sentido amplio y general y un sentido técnico y más preciso. El sentido general del término se trata, por ejemplo, al referido a cuando tomo la palabra y entonces realizo una intervención. En el sentido técnico y más preciso del término, la intervención es un proceso que pretende determinados efectos y que obedece por ello a una metodología. Quiere decir que la intervención como un método va a plantearse siempre en aquello que podemos ubicar o enmarcar como microsocial. Intervenir en latín quiere decir, venir entre, es decir, que la persona del exterior viene a la organización por ayudar a solucionar un conjunto de problemas, tensiones, dificultades.

La intervención tiene propósitos praxiológicos, es decir, podemos definir los propósitos praxiológicos como una perspectiva de mejoramiento, como una búsqueda de optimización de la acción y de aportar datos para contribuir a la toma de decisiones en el ámbito educativo.

La intervención es una acción sobre otro, con intención de promover mejora, optimización o perfeccionamiento. Corriente pedagógica actual que reacciona frente a las propuestas no directivas, de laissez faire, espontaneísmo, etc. Reclamando la necesidad de normativa, ayuda y acciones, basándose en la exigencia antropológica de hacerse, desde la radical personalidad, la correcta y singular personalidad.

La intervención educativa es la acción intencional para la realización de acciones que conducen al logro del desarrollo integral del educando. La intervención educativa tiene carácter teleológico: existe un sujeto agente (educando-educador) existe el lenguaje propositivo (se realiza una acción para lograr algo), se actúa en orden a lograr un acontecimiento futuro (la meta) y los acontecimientos se vinculan intencionalmente. La intervención educativa se realiza mediante procesos de autoeducación y heteroeducación, ya sean estos formales, no formales o informales. La intervención educativa exige respetar la condición de agente en el educando. La acción (cambio de estado que un sujeto hace que acaezca) del educador debe dar lugar a una acción del educando (que no tiene que ser intencionalmente educativa) y no sólo a un acontecimiento (cambios de estado que acaecen a un sujeto en una ocasión), tal como corresponde al análisis de procesos formales, no formales e informales de intervención (Touriñán, 1996).

Ligado a la noción de intervención se encuentra la noción de investigación, algunos autores (Segovia Pérez,1997) sugiere que dentro las innovaciones pertinentes en la época actual se encuentra la introducción de los profesores en el ejercicio de técnicas de investigación educativas, como medio de reciclaje profundo.

Así la investigación, como indagación sistemática, planeada y autocrítica lleva consigo la paciencia y curiosidad del investigador, ésta última siempre peligrosa, acota Stenhouse (1987), porque conduce a la innovación intelectual que lleva consigo una presión en pro del cambio social. En la educación, la investigación educativa es la que precisamente se lleva a cabo dentro del proyecto educativo y enriquecedora de la empresa educativa, es decir, se vincula con la práctica educativa.

Stenhouse (1987) plantea que la investigación es una indagación sistemática y autocrítica. Como indagación se halla basada en la curiosidad y en un deseo de comprender; pero se trata de una curiosidad estable, no fugaz, sistemática en el sentido de hallarse respaldada por una estrategia. Considera a la investigación en educación, la investigación realizada dentro del proyecto educativo y enriquecedora de la empresa educativa. La investigación es educativa en el grado en que puede relacionarse con la práctica de la educación.

Ardoino (1993) menciona que lo que caracteriza a la investigación es su intencionalidad para la producción de conocimientos. Desde esta perspectiva precisa que la noción de investigación se vincula con su intencionalidad, que es la producción de conocimiento nuevo y la intervención, a diferencia de la investigación antes definida, es realizada por una persona del exterior y vienen a la institución a contribuir en la solución de problemas, tensiones o dificultades, busca optimizar la función de la organización. Agrega, que en la intervención se trabajan y se entienden las implicaciones que tienen los otros, los "partenaire" (compañeros).

La investigación posibilita, considerar en un sentido holístico, los diferentes procesos que se mueven en la educación, como son, la enseñanza, el currículum. La evaluación, el desarrollo profesional, etc., en tanto que en su desarrollo se articulan entre sí. Así, la investigación educativa tiene el propósito de que el sujeto investigador se apropie de los métodos específicos de la actividad científico-investigativa que le permitan una comprensión y/o solución de los problemas educacionales reales en su entorno o la escuela donde realiza su actividad investigativa y/o donde ejerce su labor profesional.

torresama@yahoo.com.mx