Apuntes pedagógicos

Educación para todos: informe 2000-2015

La Convención sobre los Derechos del Niño, de 1989, y la Declaración Mundial sobre Educación para Todos (EPT), Jomtien (Tailandia), de 1990, reafirmaron que la educación es un derecho humano y consagraron un nuevo marco de cooperación internacional. Sin embargo, la realidad no ha respondido a las expectativas. Los avances logrados en el decenio de 1990 en la esfera de la educación se consideraron insuficientes, en particular en los países más alejados del cumplimiento de algunas metas educativas fundamentales. Ante ello, la comunidad internacional se reunió en Dakar (Senegal) en abril de 2000 para establecer un programa de progreso en la esfera de la educación hasta 2015.

La iniciativa Educación para Todos (EPT) es un compromiso mundial para dar educación básica de calidad a todos los niños, jóvenes y adultos. En 2000, en el Foro Mundial sobre la Educación que se celebró en Dakar (Senegal), 164 gobiernos concertaron el Marco de Acción de Dakar - Educación para Todos: cumplir nuestroscompromisos comunes, poniendo en marcha un ambicioso programa orientado a la consecución de seis vastos objetivos educativos que debían alcanzarse antes de 2015. Los objetivos son:

Objetivo 1 – Atención y educación de la primera infancia:Extender y mejorar la protección y educación integrales de la primera infancia, especialmente para los niños más vulnerables y desfavorecidos.

Objetivo 2 – Enseñanza primaria universal: Velar por que antes del año 2015 todos los niños, y sobre todo las niñas y los niños que se encuentran en situaciones difíciles, tengan acceso a una enseñanza primaria gratuita y obligatoria de buena calidad y la terminen.

Objetivo 3 – Competencias de jóvenes y adultos: Velar por que las necesidades de aprendizaje de todos los jóvenes y adultos se satisfagan mediante un acceso equitativo a un aprendizaje adecuado y a programas de preparación para la vida activa.

Objetivo 4 – Alfabetización de los adultos:Aumentar de aquí al año 2015 el número de adultos alfabetizados en un 50%, en particular tratándose de mujeres, y facilitar a todos los adultos un acceso equitativo a la educación básica y la educación permanente.

Objetivo 5 – Igualdad de género: Suprimir las disparidades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria de aquí al año 2005 y lograr antes del año 2015 la igualdad entre los géneros en relación con la educación, en particular garantizando a las jóvenes un acceso pleno y equitativo a una educación básica de buena calidad, así como un buen rendimiento.

Objetivo 6 – Calidad de la educación: Mejorar todos los aspectos cualitativos de la educación, garantizando los parámetros más elevados, para conseguir resultados de aprendizaje reconocidos y mensurables, especialmente en lectura, escritura, aritmética y competencias prácticas.

Los gobiernos, los organismos de desarrollo, la sociedad civil y el sector privado están colaborando para cumplir con los objetivos de la EPT. En el Marco de Acción de Dakar se le asignó a la UNESCO la tarea de coordinar la acción de estos copartícipes, en colaboración con los otros cuatro organismos que auspiciaron el Foro de Dakar (el PNUD, el UNFPA, el UNICEF y el Banco Mundial).   En concordancia con ello, la UNESCO empezó a elaborar los informes de seguimiento de la EPTen el mundo para supervisar los avances, señalar las deficiencias persistentes y formular recomendaciones con miras a la agenda mundial para el desarrollo sostenible después de 2015. A continuación apunto algunas cuestiones que recientemente se presentaron en el Informe “La Educación para Todos 200-2015. Logros y desafíos”.

El Prólogo señala que todavía hay 58 millones de niños sin escolarizar y otros 100 millones que no terminan la primaria. La desigualdad educativa ha aumentado, y los más pobres  cargan con las consecuencias. La probabilidad de no ir a la escuela es cuatro veces mayor entre los niños más pobres del mundo que entre los más ricos, y cinco veces mayor la de no terminar la enseñanza primaria. Los conflictos siguen siendo enormes barreras para la educación, y la ya elevada proporción de niños sin escolarizar que vive en zonas de conflicto va en aumento. Globalmente, la mala calidad de aprendizaje en la enseñanza primaria hace que todavía millones de niños dejen la escuela sin haber adquirido lo básico. Además, la educación es insuficientemente financiada. Muchos gobiernos han incrementado el gasto educativo, pero pocos han dado prioridad a la educación en los presupuestos nacionales y la mayoría le asigna menos del 20% recomendado para subsanar los déficits de financiación. Algo similar ocurre con los donantes que, tras impulsar en principio los presupuestos de ayuda, han reducido desde 2010 su apoyo a la educación y no han dado la suficiente prioridad a países necesitados. (UNESCO, 2015) La Directora de la UNESCO, Irina Bokova, declaró que “En todo el mundo se han registrado avances impresionantes hacia la consecución de la Educación para Todos, y a pesar de que no se hayan alcanzado todos sus objetivos en el año límite establecido, 2015, sí se ha logrado que ingresen en la escuela primaria muchos más millones de niños que los que se habrían escolarizado si hubieran persistido las tendencias predominantes en el decenio de 1990. Sin embargo, el programa de la EPT dista mucho de haberse alcanzado. Para que la universalización de la educación llegue a ser una realidad, es necesario adoptar estrategias específicas y financiarlas adecuadamente para dar prioridad a los niños más pobres, y más concretamente a las niñas, mejorar la calidad de la enseñanza y reducir las diferencias en el grado de alfabetización”.

torresama@yahoo.com.mx