Apuntes pedagógicos

Aproximación al conflicto docente

A propósito de la situación actual en torno a la reforma educativa y la mesa de diálogo instalada entre la Secretaría de gobernación y la Coordinadora nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), producto de la resistencia y demanda permanente de la derogación de la reforma por parte de estos últimos, por un lado, y del oportunismo político de la SEP y el SNTE, para instalar una mesa paralela de acuerdos de complicidad, me parece importante compartir algunas ideas escritas hace poco más de diez años, pero que guardan vigencia en el contexto actual. Parto de reconocer que la presencia y participación de las organizaciones docentes, de carácter sindical,  en la construcción de las agendas de política educativa y social, ha constituido uno de los retos más relevantes que enfrentan las sociedades latinoamericanas hoy en día para posicionarse en el marco de propuestas alternativas que apunten a la integralidad de los procesos.

En su oportunidad Pablo Gentili y Daniel Suárez (2004), por una parte, y Mariano Palamidessi (2003), por otra, abordan la situación que han vivido los sindicatos y organizaciones docentes de Latinoamérica, en su papel de actores políticos, principalmente en el contexto de las reformas educativas de los últimos años. Gentili y Suárez parten de reconocer que el conflicto en el terreno educativo ha venido ocupando un lugar central en el campo de la conflictividad social en Latinoamérica, principalmente en la arena política de negociaciones con los gobiernos de cada nación. Para ello, desarrollan algunas ideas clave:

1.La aproximación teórica al concepto de conflicto, les permite recuperar a Bourdieu y su definición de campo. En este sentido consideran al conflicto como proceso constitutivoen que los agentes o actores luchan para imponer o lograr consenso social y político respecto a su propia visión de la educación. Además de considerarlo en su complejidad y dinámica natural, multicausales, que desarrollan sujetos individuales y/o colectivos históricamente determinados.

2.El escenario sociopolítico que caracterizo la implantación de las reformas educativas y la actuación de los sujetos en las arenas de negociación.

3.Las implicaciones que ha representado el modelo de globalización neoliberal, las políticas de ajustes estructurales y la racionalización instrumental excesiva en la lógica de los procesos educativos.

4.Los límites y posibilidades que enfrentan los distintos actores en las arenas de conflicto

5.Las transformaciones amenazantes generadas a partir del impulso a las reformas educativas, que tienen que ver con la profesionalización, la situación salarial, la descentralización y el currículum.

6.La noción de conflicto que ponen a discusión, tiene un carácter procesual y dialéctico, con la intención de comprender el sentido de la conflictividad social.

Este es el marco de argumentación que les permite desarrollar un análisis de la acción sindical en América Latina, principalmente apuntando a las implicaciones y movilización de los docentes en el proceso de reforma educativa. En ello se reconoce a las organizaciones sindicales de los docentes como los principales protagonistas, y a los gobiernos como los antagonistas centrales.

Palamidessi (2003), plantea como foco de atención, la actuación de las organizaciones docentes en el escenario de reforma educativa y reestructuración política vivida por algunos países de Latinoamérica en los últimos años. Como primer elemento, hace un reconocimiento del contexto de implementación de las reformas educativas, donde la heterogeneización de la situación laboral y el aumento de la economía informal, ocupan un lugar importante. Condiciones como la anterior, derivaron en el reposicionamiento de los actores en las esferas de poder, donde los sindicatos se ubicaron como interlocutores con el gobierno, pero también como elementos corporativos que monopolizaron el mercado de trabajo a favor de minorías.

Un segundo elemento de análisis que propone es el referido a las organizaciones sindicales de docentes, sus núcleos de conflicto y los procesos de interlocución con el gobierno. Por otra parte, identifica los núcleos de conflicto entre los actores estatales y las organizaciones docentes en tres ámbitos: económico-corporativo, político-corporativo y político-ideológico. En ellos, la discusión central está en los procesos de descentralización y privatización educativa; ausencia de las organizaciones docentes en los procesos de consulta; resistencia a avalar cambios regulatorios y; desacuerdo en la introducción de sistemas de evaluación. En conjunto expresan, la escasa participación de las organizaciones docentes en la construcción y desarrollo de reformas educativas. Otro punto importante, lo constituye las formas en que se relacionan las organizaciones docentes con el poder político-estatal. El terreno de la interacción se caracteriza por la movilización (oposición o resistencia) y la contención (cooperación o subordinación). En ello, se destaca el papel que como interlocutores válidos y legítimos asumen las organizaciones docentes en la concertación con los gobiernos con la finalidad de reducir los niveles de conflictividad social. Finalmente, un tercer elemento, apunta a las posibilidades de diálogo y concertación que pueden desarrollar los sindicatos docentes y los gobiernos.

torresama@yahoo.com.mx